La organización plantea cambiarlo por ‘Todo por la democracia’

Ataque ‘progre’ a la Guardia Civil y Ejército: una asociación cercana al Gobierno pretende fulminar el «Todo por la Patria» de los cuarteles

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica afirma que el lema parece una consigna del régimen alemán

Ataque 'progre' a la Guardia Civil y Ejército: una asociación cercana al Gobierno pretende fulminar el "Todo por la Patria" de los cuarteles

Los cuarteles del Ejército y la Guardia Civil están bajo un ‘ataque progre’.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), cercana al PSOE y Podemos, exigió eliminar uno de los símbolos más reconocidos de los cuarteles de toda España, la frase de ‘Todo por la Patria’.

Una petición que fue transmitida al socialista Pedro Sánchez, argumentando que fue “una imposición de los golpistas del 18 de julio de 1936 y que con él trataban de justificar sus violaciones de Derechos Humanos”.

Incluso, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica va un paso más allá y ve claros signos de “nazismo” en el símbolo del Ejército y la Guardia Civil.

“La Alemania nazi utilizó un lema que también justificaba su uso terrible de la violencia, la persecución y los asesinatos en masa que fue ‘Todo por tu seguridad’ (Für Ihre sicherheit)”, indican en un comunicado.

Según consta en la polémica solicitud registrada en Presidencia del Gobierno, el colectivo memorialista señala que “el 14 de enero de 1942 el Boletín Oficial del Estado publicó una orden, firmada por el general golpista, Germán Gil Yuste, en la que se ordenaba colocar en todos los edificios militares el lema ‘Todo por la Patria’ y que se hiciera ‘con grandes letras doradas, bien visible, para que pueda ser leído a distancia’”.

La Asociación afín al PSOE y Podemos añade que el citada orden también establecía que “los cuarteles son los templos de la policía y es preciso rendir ferviente culto al propio tiempo que al heroísmo, a la justicia, al honor y la disciplina, a sus mártires y a sus glorias pretéritas, para que todo buen español que penetre en un cuartel sienta fuertemente exaltado su patriotismo”.

Con sus argumentos, la Asociación exige la sustitución del lema porque “hay grupos sociales que son capaces de hacer su idea de la patria compatible con el fascismo, con la dictadura y con la falta de protección de los Derechos Humanos. Es esa la razón por la que solicitamos un cambio para que se sustituya el lema ‘Todo por la Patria’, por otro que diga ‘Todo por la democracia’”.

La propuesta fue duramente criticada por la diputada de VOX, Macarena Olona, quien transmitió su rechazo en las redes sociales.

«La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (afín al PSOE-PODEMOS) considera ‘nazi’ el lema ‘Todo por la Patria’ de la @guardiacivil
y exige que se sustituya por ‘Todo por la Democracia’. ¿Se puede ser más inútiles?»

Moldear los cuerpos de seguridad

El Gobierno del PSOE-Podemos, así como sus ‘camaradas’, están buscando moldear las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a su beneficio.

Además de las fulminantes ‘purgas’ de Fernando Grande-Marlaska en la Guardia Civil y la Policía Nacional, también están las recientes irregularidades denunciadas por Jupol (de utilizar la Policía Nacional para resguardar la vivienda personal de Pablo Iglesias) o el uso de los agentes para “minimizar las críticas al Gobierno”.

Un plan que ahora va escalando hasta los cuarteles, siendo las Fuerzas Armadas el gran cuerpo que busca controlar la izquierda sectaria para aumentar sus cuotas de poder como en las dictaduras bolivarianas. De ahí, que tanto les entorpezca la figura de Felipe VI.

Motín en el Ejército

Cuatro asociaciones militares denuncia que los soldados se sienten “ninguneados y engañados” por el Gobierno y, en concreto, por el Ministerio de Defensa.

Tras las tensiones con la Guardia Civil y la Policía Nacional, ahora el Gobierno del PSOE-Podemos debe enfrentarse al descontento dentro de las Fuerzas Armadas. En especial, con las “paupérrimas retribuciones” que reciben.

Una situación que quieren zanjar cuanto antes y tras demostrar, una vez más, su valía en el estado de alarma y durante la ‘Operación Balmis’.

En este sentido, se han trasladado sus peticiones hasta el Defensor del Pueblo a través de un comunicado firmado por: la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO), la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) y la Unión de Militares de Tropa (UMT).

Una cruzada que busca poner el punto final a “unas retribuciones manifiestamente”, pero también a “una carrera militar sin expectativas, y unos derechos diezmados que impiden la ciudadanía plena”.

Una situación que, según denuncian, “dejan a los hombres y mujeres militares en una deshonrosa situación profesional y les sumen en la ignominia como servidores públicos”.

Para justificar su indignación, las asociaciones militares citan al Observatorio de la Vida Militar, que ratificó sus demandas en su informe del año 2016 y agregan que «la ministra de Defensa ha reconocido que es muy consciente de la necesidad de revisar las retribuciones de los militares».

“A la organización interna hay que añadir el caótico sistema de formación, las horas extraordinarias, las jornadas prolongadas, la movilidad geográfica, la realización de las guardias, etc. Que apenas tienen compensación en descansos y, mucho menos, mediante las retribuciones”, matizan desde AUME.

Las asociaciones militares advierten que llevarán sus peticiones hasta las calles si es necesario, por lo que nos descartan nuevas protestas contra el Gobierno de Pedro Sánchez. Una situación que generaría un descontento pleno del PSOE y Podemos entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído