La fuerte posición de la Fiscalía Provincial de Barcelona dejó contra la pared a los separatistas catalanes

¡Otra vez a casa!: El Juzgado deja a Junqueras y resto de golpistas del 1-O sin semilibertad

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 5 catalán aceptó suspender el tercer grado de Jordi Sànchez, Oriol Junqueras, Jordi Cuixart, Raül Romeva y Joaquim Forn, mientras que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 deberá posicionarse sobre el recurso de Carme Forcadell

¡Otra vez a casa!: El Juzgado deja a Junqueras y resto de golpistas del 1-O sin semilibertad
Los golpistas del 1-O.

Poco les duró la fiesta a los golpistas catalanes.

Un Juzgado de Cataluña ha decidido suspender el tercer grado de cinco de los presos por 1-O y devolverlos a la cárcel.

Tras la presentación de un recurso por parte de la Fiscalía Provincial de Barcelona este mismo martes 28 de julio de 2020, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 5 catalán aceptó suspender el régimen de semilibertad y que además se tramitara con efectos suspensivos inmediatos.

La decisión afecta al expresidente de la ANC, Jordi Sànchez; al líder de ERC, Oriol Junqueras que fue muy bien tratado en en el Centro Penitenciario de Madrid V, en Soto del Real–; al presidente de Òmnium, Jordi Cuixart; y a los exconsellers Raül Romeva y Joaquim Forn.

Mientras que en el caso de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, se debe esperar a que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 se posicione sobre el recurso.

Pero tampoco es para tomarse muy en serio el asunto, el poder depende de quien depende «y ya está». En caso de que se suspenda el tercer grado, los presos recuperan «la situación penitenciaria que tenían antes», según explicaron fuentes jurídicas.

Todos estaban en segundo grado, por lo que podrán seguir utilizando el argumento del voluntariado o trabajo establecido en el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario y este mismo miércoles salir de prisión durante el día.

La Fiscalía contra el tercer grado de Junqueras

La Fiscalía Provincial de Barcelona se manifestó con contundencia contra la decisión que mandó de paseo a los golpistas, en el escrito se pronunció directamente por el caso de Oriol Junqueras, recordando que el tercer grado «en fases tan iniciales» era un modo de «alterar la decisión condenatoria de la sentencia y su efectivo cumplimiento»

Pero además de esto, el mismo escrito recordaba que el líder de ERC no había cumplido ni un cuarto de la condena a la que fue sentenciado, por lo que dicha salida reflejaba un proceder «inusual» que dejaba además una «total sensación de impunidad, tanto en el interno como en la sociedad«.

Por ello, el fiscal también recordó la jurisprudencia del Tribunal Constitucional que establece que en la clasificación de «la duración de la pena» y la gravedad del delito son elementos importantes de la condena y no solo la reeducación del interno.

Para el fiscal, si Junqueras y el resto de presos del procés disfrutan de semilibertad, tendrán «escasísimas posibilidades de tratamiento» y, de esa manera se estará «vaciando en gran medida el contenido de la pena impuesta por el Tribunal sentenciador».

Un problema creado por Sánchez

Para nadie es un secreto que ha sido el propio Pedro Sánchez el que ha creado el problema, la negociación para sacar adelante la «mesa de negociación», y fue la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, la encargada de plantear los favores a Junqueras y compañía.

Así lo desveló ABC el pasado mes de febrero, la ministra de la Presidencia propuso a los políticos presos la excarcelación si eso suponía el final del ‘conflicto’».

«El Govern reveló ayer que Carmen Calvo propuso el retorno de los huidos de la Justicia y la excarcelación de los condenados si eso suponía el final del «conflicto». Desde el punto de vista de las formas, una vicepresidenta habló por todo el Parlamento y por todo el Poder Judicial, como si España estuviese en un régimen autoritario, lo cual refleja el talante del Gobierno de Sánchez»

Por ello, en las formas y en el fondo, Sánchez se llevó todo por delante y el pasado 2 de julio, las juntas de tratamiento de las cárceles catalanas propusieron el tercer grado penitenciario que se terminó concretando a favor de los nueve líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo por impulsar el 1-O.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído