DEL DIARIO DE PRISA SE ESPERABA UN EDITORIAL PROPIO DE UN MEDIO PALMERO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Soledad Gallego-Díaz (El País) halla en Francisco Marhuenda (La Razón) al tonto útil para salvar juntos la cara del inepto Pedro Sánchez

Soledad Gallego-Díaz (El País) halla en Francisco Marhuenda (La Razón) al tonto útil para salvar juntos la cara del inepto Pedro Sánchez
Soledad Gallego-Díaz y Francisco Marhuenda.

Toda España en vilo el 13 de marzo de 2020 a ver qué decretaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y este salió para anunciar lo del estado de alarma…pero que se concretará tras el Consejo de Ministros extraordinario de este 14 de marzo de 2020.

La chapuza del inquilino de La Moncloa venía ya a poner la guinda de lo que ha sido un auténtico despropósito de su gabinete, al que solo le importaba alentar las marchas feminazis del 8 de marzo pese a tener la constancia cuatro días antes, el 4 de marzo de 2020, de que la situación con el coronavirus estaba más que desbocada.

Pues aún así Pedro Sánchez ha conseguido que dos medios nacionales escritos, El País, que entra en los pronósticos como palmero oficial del sanchismo, y La Razón, le laven y le salven la cara.

Está muy bonito ese cuento de que todos los partidos tienen que arrimar el hombro y ayudar al presidente del Gobierno con esta crisis sanitaria. Sí, eso es de cajón. Pero, ¿y las críticas por hacer un anuncio en diferido? Pues esas ya para otro día, al menos en esos dos medios.

Arrancando por el rotativo de PRISA, el de Soledad Gallego-Díaz, este viene a decir en su artículo editorial que es momento de la unión y de que los partidos políticos tendrán que elegir cuál es su posición en esta crisis y pide que no se critique al Gobierno:

El éxito en el control de la pandemia y de sus efectos sanitarios, sociales y económicos debe ser de todos porque también sería de todos un fracaso que no cabe siquiera contemplar. España superará, sin duda, los efectos del coronavirus. Pero la profundidad y la duración de sus huellas dependerá de la capacidad para movilizar todas las fuerzas, y también de la rapidez con la que se haga.

A partir de este momento, las medidas que adopte el Gobierno bajo el estado de alarma no se pueden juzgar por su popularidad o su impopularidad, sino por su necesidad y por el rigor en su aplicación, corresponda a la Administración que corresponda. Entre sumar o restar a esta tarea, los partidos políticos y sus líderes tienen que elegir dónde se colocan.

Por su parte, La Razón de Francisco Marhuenda exige a los partidos políticos y a todo el tejido social cerrar filas con el Ejecutivo de Pedro Sánchez, aunque reconoce de pasada que no fue una medida afortunada alentar las manifestaciones del 8 de marzo:

Es la hora de cerrar filas con el Ejecutivo y corresponde a los líderes políticos, como ha hecho impecablemente el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, apoyar sin reservas el decreto y su probable prórroga. No es tiempo de críticas y de demanda de responsabilidades, que ya vendrán, en la confianza de que las autoridades harán el mejor uso posible de ese mecanismo de excepción y de que cualquier exceso estará sometido al reproche parlamentario.

Por supuesto, el Estado de Alarma no es, por sí mismo, una especie de bálsamo de Fierabrás que acabe con la infección. De hecho, las perspectivas sobre la expansión de coronavirus no son buenas y la OMS ya ha advertido que Europa, con España como uno de los países más afectados, se ha convertido en el nuevo foco de la pandemia.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído