cada mochuelo a su oliva

¡Qué manía!

¡Qué manía!
Funcionarios, gente ciudadanos, electores. PD

Me da igual que las mujeres
Sean al alba luz o bruma,
O en el mar ola o espuma;
Pero en la cama seres
Que hacen a pelo y a pluma,
Eso ya me repatea;
Yo bailo con la más fea,
Igual que con la más guapa,
Y no, aunque lo diga el Papa,
Con gente de esa ralea;
*
Si al cuerpo vicio le damos
Y al alma el olvido,
Es cual sembrar en ejido…
Y añado: por donde andamos
El camino hemos perdido,
O el camino hemos tomado
Que no va a ningún lado,
Que es casi decir lo mismo
Que nos vamos al abismo…
Con la Iglesia hemos topado,
*
Que el eros llama infierno
Y cielo la castidad:
Presta a ésta lealtad
Y a aquel lo manda al cuerno,
Con amor y sin piedad,
Por ser en una virtud
Y un atraco a la salud
En el otro … En metáforas:
En un caso anchas ágoras
De bienestar, … y ataúd
*
En el otro, para el día
Real, y no en teoría
Que más o menos tardía,
Nuestro tren entre en la vía
De la muerte, que ser pía
Puede ser como impía;
Como mi menda se fía
De la fe que todavía
Tengo, … ¡que Dios me sonría
También tengo esa manía!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído