¡…SU TÍA!

¡...SU TÍA!

 

En agosto, frío en rostro,

Suave, fresco y agradable un año,

Tal y como el calostro,

Y otro como el apóstro-

fe de los Políticos, que es extraño

Que no lo suelten sin que hagan daño;

 

El rocío con que al alba

Nos saluda agosto, al caer el día

Muchas veces no nos salva

De tener como una malva

El cuerpo, pues Eolo lo atavía

Con las llamaradas de alguna sequía;

 

Abundante muchas veces

La cosecha, y otras queda muy menguada;

Distintas el mar de peces

Y las aves el cielo; preces

El labrador para una buena jornada,

Y los Políticos … ¡a no hacer nada!;

 

Es cuando están de grano

A rebosar las trojes, y los lagares

De racimos, que el verano,

Con el sudor del aldeano,

Convierte en pan y vino en sus hogares,

Y el de los Políticos en manjares;

 

Eso de la igualdad ni antes,

Ni ahora, ni nunca, ya nadie se fía,

Por muchas y muchos piantes

Que lo pregonen, mangantes

De esta verdad … Mientras no llegue el día

Que no haya políticos y votantes,

Lo de la igualdad …  ¡se lo va a creer su tía!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído