ANÁLISIS

El ex juez Garzón intenta anular pruebas y apartar a los fiscales del ‘caso Villarejo’

El ex juez Garzón intenta anular pruebas y apartar a los fiscales del 'caso Villarejo'
Dolores Delgado, Baltasar Garzón y el excomisario Villarejo. EP

Una vergüenza más. Revela el periodista Fernando Lázaro este 1 de octubre de 2018 en ‘El Mundo’ que Baltasar Garzón ha puesto en marcha una estrategia procesal en el caso Villarejo que tiene una doble finalidad (Ni España ni los españoles se merecen a Pedro Sánchez y este Gobierno de mierda).

El principal objetivo de quien fuera magistrado de la Audiencia Nacional es anular del procedimiento todas las grabaciones del ex comisario. Y, en segunda derivada, apartar de la instrucción a los dos fiscales anticorrupción que están dirigiendo las pesquisas (‘La comilona del Rianxo’: momentos gore en el festín de la ministra con Villarejo).

La cascada de grabaciones que están saliendo a la luz relacionadas con el ahora apestado policía José Manuel Villarejo está provocando un terremoto mediático y político de consecuencias impredecibles (Villarejo se jactó delante de la ministra Delgado de haber «preparado» el ‘caso Gürtel’ con Garzón y el policía de confianza de Rubalcaba).

El ex comisario permanece desde hace 11 meses en prisión provisional, investigado por toda una trama de actividades pringosas, entre las que se citan desde el blanqueo a la extorsión (El actual ‘número 2’ del Ministerio de Defensa dio dinero «en bolsas de El Corte Inglés» al comisario Villarejo por espiar a Aznar ).

Es muy improbable que haya sido él o su entrono quien ha puesto en circulación la últyima andanada de grabaciones, pero nadie duda de que intentará usar el material explosivo que constituyen los audios en su poder para tratar de chantajear a las más altas instituciones, como hizo hace un par de meses con los audios de Corinna y el exteléfónico Villaloga sobre el Rey Juan Carlos.

Dicho esto, España no puede estar permanentemente en vilo por las presuntas presiones de alguien tan siniestro como Villarejo, pero tampoco cabe adoptar una actitud victimista como hace el Gobierno socialista cuando le salpican directamente revelaciones espinosas inadmisibles en democracia.

Se están poniendo sobre el tapete complicidades tan embarazosas en hechos tan graves que urge una gran investigación a fondo para desentrañar toda la verdad en este inmenso lodazal y que se depuren tantas responsabilidades como sea necesario.

Un Estado no puede estar inerme ante asuntos del calado que se están denunciando. Y casos como el de la ministra Delgado no se capean con el enrocamiento hasta que escampe.

Para que ni Villarejo ni nadie puedan chantajear al Estado es necesario que al frente no haya dirigentes con un historial pasado tan expuesto a tales presiones. Urge una limpieza a fondo para salir de este lodazal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído