CONGRESO D ELOS DIPUTADOS

Los diputados golpistas catalanes cobrarán 18.000 € del sufrido contribuyente español, a pesar de estar suspendidos

Los diputados golpistas catalanes cobrarán 18.000 € del sufrido contribuyente español, a pesar de estar suspendidos

Se confirma que en España no cabe un tonto más (De escarnio en escarnio hasta el oprobio final: Batet retrasa hasta después del 26-M la suspensión de los golpistas ).

No es ´facil encontrar en el Planeta Tierra otro estado que financie con prodigalidad a los facineroso que intentan destruirlo (Tortilla, jamón y vino tinto: el ‘desayuno español’ con el que Ana Pastor agasajó a los golpistas).

Los cinco ‘golpistas’ catalanes que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo por intentar dar un golpe de Estado y permancen presos en Soto del Real -Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez, además del senador Raül Romeva- costarán a las arcas públicas más de 20.000 euros, pese a su suspensión (Twitter masacra a Gabriel Rufián por ponerse como el bicho del pantano por la suspensión de los políticos golpistas ).

La suspensión, confirmada este 24 de mayo de 2019 por la Mesa del Congreso, tendrá carácter retroactivo, sí, pero se aplicará únicamente desde este pasado martes, 21 de mayo, que es cuando los políticos juzgados por el ‘procés’ tomaron posesión de sus actas en sus respectivas Cámaras.

Según las normas, los parlamentarios cobran desde el día siguiente a las elecciones generales en las que fueron elegidos, es decir, desde el pasado 28 de abril. Por tanto, pese a que no tengan ya la condición de diputados -y en consecuencia, pierdan sus derechos y prerrogativas- sí podrán cobrar por el tiempo transcurrido entre esa fecha y el pasado 21 de mayo. Es decir, 22 días.

Los diputados reciben este 2019 una asignación constitucional idéntica, fijada en 2.981,86 euros al mes. A ello hay que añadir los 1.921,20 euros que cobran al haber sido elegidos por una circunscripción distinta a la de Madrid, una cantidad que, además, está exenta de tributación y que la Cámara justifica como una «ayuda o indemnización» que es «indispensable para el cumplimiento de su función» como diputado.

Por tanto, su salario en este tiempo ha sido de 4.903 euros mensuales. Es decir, 163,43 euros diarios, lo que supone 3.595,46 euros para cada uno de los diputados.

En el caso del Senado, la asignación es prácticamente idéntica: 2.981,90 euros mensuales como sueldo base, además de una indemnización de 1.919,63 euros. Es decir, Romeva tendría derecho a 4.901,53 euros al mes, 163,38 al día. Desde las elecciones del 28-A, la suma es de 3.594,45 euros.

En total, por tanto, los cinco golpistas suspendidos costarán a las arcas públicas un total de 17.975 euros por haber sido electos para el Congreso y el Senado y pese a estar suspendidos.

Los diputados y senadores tienen derecho a cobrar su sueldo desde el día siguiente a las elecciones, siempre y cuando no estén cobrando salario de otra institución.

Pese a que los dirigentes independentistas fueron elegidos en su día como diputados del Parlament, se encontraban suspendidos después de que, el pasado julio, el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, los procesase por rebelión. En consecuencia, tenían derecho a percibir sus sueldos de Congreso y Senado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído