La cámara del teléfono

Fotografía: unos cuantos trucos que debes probar con tu móvil

La luz es el componente principal

Fotografía: unos cuantos trucos que debes probar con tu móvil

Hoy compartimos una vídeo tutorial que seguro te será de gran ayuda.

El vídeo te explica paso a paso lo que debes hacer para conseguir tu fin, de una forma sencilla, clara y directa.

Este vídeo es el resultado de información compilada en la red, que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

1 Medición de luz

La luz es el componente principal de una fotografía. Todas las herramientas que ofrecen las cámaras fotográficas tienen como misión administrar la cantidad de luz que llega hasta el sensor para obtener la imagen que represente del modo que queramos una determinada escena.

2 Encuadre con elementos de la naturaleza

El encuadre es uno de los componentes esenciales de la fotografía. Consiste «en la captura de la realidad exterior eligiendo y organizando los elementos que formarán parte de la composición del contenido de la imagen, es decir, aquello que el fotógrafo sitúa dentro de la fotografía y la porción de escena que elige captar».

Rebajas

En ocasiones, podemos usar elementos de la naturaleza para ayudarnos en esta tarea, de modo que el sujeto principal de la imagen esté «confinado» por elementos tales como ramas de árboles.

3 Panorámica

El modo panorámico de las cámaras móviles es un recurso de gran utilidad si ofrece una buena calidad. Terminales como el Galaxy S7 de Samsung o el LG G5 ofrecen decenas de megapíxeles en sus panoramas. Otros terminales no son tan buenos en este punto.

4 Pasar a blanco y negro

En ocasiones, cuando se hacen fotos con el móvil en escenarios con poca luz, el resultado no ofrece un buen colorido. Cuando falta la luz, aumenta la sensibilidad ISO y se degrada la información de color.

Pasando a blanco y negro la imagen usando un editor como Snapseed, podemos «salvar» la imagen, al eliminar la parte más degradada de la imagen: su color.

Podemos jugar con el contraste o la nitidez para conseguir resultados más llamativos si cabe. Además, esta táctica se puede usar también en cualquier foto para acentuar su dramatismo en escenas con cielos con nubes, por ejemplo.

5 Usa elementos de la calle para componer la foto

En la calle podemos encontrar elementos que nos ayuden a componer una foto de un modo simpático, llamativo o simplemente visual. Los grafitties, por ejemplo, pueden ayudarnos en esta tarea, así como edificios, mobiliario urbano, etcétera.

6 Barrido

La técnica del barrido se usa para conseguir un efecto de desenfoque de movimiento. Es decir, que el sujeto que se mueve esté bien enfocado, y que el fondo en segundo plano esté desenfocado.

Esto se logra usando una velocidad de obturación relativamente lenta, como 1/20s y haciendo la foto mientras «acompañamos» al sujeto con nuestra cámara en su desplazamiento. En esta imagen es justo lo que hicimos usando un Samsung Galaxy S6 Edge+.

Requiere algo de práctica, pero el resultado será interesante. No necesariamente tiene que estar enfocado todo el sujeto, aunque sí una parte representativa, como el rostro, una pierna, mano, etcétera.

7 Transformación geométrica

A veces, hacemos fotos en las que los elementos aparecen girados o alejados de la verticalidad. Por ejemplo, una fachada, al hacer la foto, aparecerá inclinada. Podemos dejarla así, pero usando programas como Snapseed podemos hacer uso de la opción «Transformar» para corregir la perspectiva.

Es posible que haya que repetir la transformación varias veces para conseguir enderezar la foto completamente, pero el resultado puede ser espectacular.

8 Usa los espejos

Los espejos son herramientas que podemos usar para hacer fotos «diferentes». Además de ser una forma de salir en la foto en ausencia de una mano que nos haga el favor de retratarnos, es un modo de salir justo como queremos y, de paso, jugar con la composición y el encuadre.

9 Ráfagas y GIF animados

Podemos usar las ráfagas para hacer secuencias de imágenes, de modo que capturemos un instante concreto dentro de una acción. Pero también podemos aprovechar las ráfagas de fotos para hacer GIF animados a partir de ellas.

Es más, podemos hacer fotos a intervalos de tiempo regulares, asegurándonos de que no movemos el smartphone, para conseguir secuencias más elaboradas.

Luego, un método sencillo de hacer la animación es a partir del asistente de Google Fotos, en el que hay un apartado para confeccionar animaciones a partir de las imágenes que elijamos como secuencia.

El resultado se podrá guardar luego como GIF animado localmente.

10 Modo manual: mantener la ISO baja

Uno de los problemas de las cámaras de los móviles es la degradación de la calidad al aumentar la ISO. En los dispositivos con modos manuales, podemos definir la sensibilidad a nuestro gusto, aunque al mismo tiempo se reducirá la velocidad de exposición.

De todos modos, podemos jugar con cierto margen antes de que la foto salga movida, por lo podremos ajustar el valor de la ISO a 400 o por debajo en la mayoría de las situaciones.

11 Modo manual: exposición larga e ISO baja

Usando el modo manual y una exposición larga, podremos conseguir fotos nocturnas solventes. Por ejemplo, en este skyline de Hong Kong, usamos una ISO de 200, apoyando el móvil mientras hacíamos la captura de 0,8 segundos.

De este modo, el ruido es comedido y se consigue un nivel de detalle aceptable incluso en fotos con poca luz pero con zonas iluminadas.

12 Contraluces

Una forma de dar dramatismo a las fotos es usando contraluces. Para conseguirlos, el truco es medir la luz en la parte iluminada del cielo, el fuego o el elemento brillante de la escena.

De este modo, podremos «recortar» siluetas contra el fondo brillante, tanto de personas como de edificios, elementos vegetales como árboles, etcétera. En el proceso de edición es posible acentuar el contraste, las zonas brillantes y las oscuras para exagerar el resultado.

13 Modo de enfoque manual: gotas de agua

Usando el enfoque manual, es posible hacer fotos en las que los objetos en primer plano estén enfocados y los del fondo no. Es el caso de las gotas de agua en una ventana.

También se puede hacer un enfoque automático pulsando en las gotas para que la cámara enfoque en ellas, pero no siempre será fácil lograrlo. La cámara acaba por enfocar en el fondo muchas veces, así que usando el modo manual conseguiremos ser más ágiles.

14 Efecto maqueta

Un efecto que es fácil de realizar, pero no siempre se sabe cómo, es el efecto «maqueta», en el que conseguimos que las personas o los objetos de la imagen parezcan metidos en una maqueta en miniatura.

Este efecto se consigue usando el desenfoque selectivo en programas de edición como Snapseed. Definiendo una franja de enfoque estrecha y desenfocando el resto, conseguiremos que la foto parezca de una miniatura.

15 Composición: ventanas

Un elemento que da mucho juego en una foto es la ventana. Su luz es fantástica para hacer retratos o para iluminar espacios. Para manejarla, hay que jugar con una exposición que se acomode a la luz que incide en el sujeto que queremos fotografíar.

De este modo, conseguiremos que se vea lo que hay tras el cristal, y al mismo tiempo captaremos la luz que ilumina nuestro sujeto.

16 Composición: simetrías

La simetría es una herramienta de composición muy potente. Pero para aprovecharla hay que ser cuidadosos con el encuadre para conseguir que la simetría sea perfecta. Recortar la foto con un editor ayuda para lograr que la simetría sea lo más precisa posible.

17 Aprovecha el macro

Las cámaras de los móviles suelen tener un buen macro, aunque no siempre lo aprovechamos. Es interesante forzarnos un poco en usarlo: se consiguen resultados interesantes.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído