Fazio presenta en Valladolid “Contracorriente… hacia la libertad”

Por José María Arévalo

 (Mariano Fazio, en el centro, junto a Jesús Fonseca y Fermín Herrero)

“Contracorriente… hacia la libertad”, el nuevo libro de don Mariano Fazio, vicario auxiliar de la Prelatura del Opus Dei, fue presentado el pasado día 2 en nuestra ciudad, invitado por el periodista Jesús Fonseca, en el patio del Palacio Real de Valladolid. Aunque el evento coincidió con el final del partido de octavos de España-Suiza, el patio se llenó y muchos pudimos seguir la conferencia por youtube. Justo cuando empezaba la intervención de don Mariano, tras unas palabras de Fonseca y una presentación bastante larga pero muy interesante de Fermín Herrero -Premio Castilla y León de las Letras- ganaba España a los penaltis, lo que comentó favorablemente y muy divertido el conferenciante, que es argentino y nacionalizado también italiano, que había aprovechado el saludo inicial para agradecer la concurrencia en momento deportivo tan señalado.

El acto, moderado por el periodista Jesús Fonseca, fue acompañado por un violonchelo que ofreció a los asistentes lo mejor del barroco británico.

El poeta y periodista Jesús Fonseca, destacaba que “Fazio sabe decir, sin ofender o excluir _ y de forma muy cervantina_ , hacia donde caminamos como sociedad y como individuos y el coste humano de transitar por atajos. La naturalidad de la fe; la vida como una aventura fecunda, frente a nihilismos de todo tipo, medulan la obra de este escritor”.

“Si algo queda claro en estas páginas, es hasta qué punto la corriente cultural dominante, lo políticamente correcto, somete nuestra libertad interior a exigencias despóticas que nos imponen las pequeñas y grandes cosas del vivir no como en realidad son, sino como conviene que sean”, indicaba Fonseca.

El libro –señaló Fonseca- está centrado en tres autores ingleses de referencia: Newman, Chesterton y Tomás Moro. Fazio ha escrito decenas de obras de pensamiento y, sobre todo, de historia, fruto de su serena inteligencia. Se trata de un hombre anclado en la esperanza, que huye de todo lo que sea negativismo y nihilismo.

Fazio (Buenos Aires, 1960) cuenta con una extensa producción bibliográfica. La línea conductora de sus escritos es el análisis de las relaciones entre la modernidad y cristianismo, dando especial importancia al proceso de secularización. El autor del libro es profesor de Historia de las ideas contemporáneas en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz (Roma), miembro correspondiente de la Academia Nacional de la Historia de Ecuador, miembro de la Sociedad Chestertoniana Argentina y miembro de número de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina, además de profesor honorario de las universidades de Huánuco (Perú) y del Espíritu Santo (Guayaquil). Sacerdote, historiador y escritor, Fazio ha publicado más de veinte libros sobre sociedad moderna y procesos de secularización.

Presentación de Fermín Herrero

Durante su presentación, Herrero – discípulo de José Jiménez Lozano y Premio Castilla y León de las Letras- señalaba que Fazio “ha emprendido una verdadera cruzada en pos de la rehumanización del pensamiento occidental a partir de eslabones perdidos, o al menos postergados por el existencialismo y otras filosofías e ideologías dominantes”.

El poeta soriano destacaba que Fazio “se ha echado a las espaldas esa tarea rehumanizadora desde las raíces cristianas de nuestra civilización” y que su labor “es tan más importante por cuanto en España, en el ámbito del español, no existe una tradición de literatura arraigada, de ascendencia cristina”, y destacaba sus certeras reflexiones de cómo “se desarrolla la trama de la historia real de la humanidad: esa que se basa en el designio providencial de Dios y en la correspondencia de la libertad humana a esos planes amorosos de Dios”.

La conferencia

Los tres autores a los que se refiere Fazio en su libro fueron ingleses. Uno sufrió martirio por su defensa de la fe católica y los otros dos se convirtieron a ella. Los tres amaron a su patria y sufrieron la persecución, discriminación o calumnias por parte del poder político o de la tradición cultural dominante. Por eso, los tres navegaron contracorriente porque entendieron que lo más digno en el hombre, lo que le hace feliz, es ser leal a lo que en una conciencia bien formada se presenta como la verdad. Una verdad que no oprime o limita, sino todo lo contrario.

Aborda, pues, el libro una temática profundamente inglesa, pero a su vez tiene un alcance universal. Los tres autores estudiados —Moro, Newman y Chesterton— son ingleses hasta los tuétanos. Uno sufrió martirio por su defensa de la fe católica; los otros dos se convirtieron a ella. Hoy podríamos afirmar que la corriente cultural dominante implica en muchos casos ir contracorriente. Pero contracorriente hacia la libertad.

Don Mariano Fazio explica cómo la historia del catolicismo en Inglaterra puede ser un gran ejemplo hoy: «Siempre ha sido minoritario y ha tenido que sobrevivir a prejuicios históricos. En el mundo occidental los católicos somos una minoría y creo que no se trata solo de sobrevivir, sino de transmitir el mensaje de verdad, belleza y esperanza. Por eso mirar a ese catolicismo minoritario y que ha tenido representantes de alto nivel, me parece que puede ayudar a todos».

(Don Mariano Fazio)

La libertad es clave para la existencia humana

Respecto al título del libro, el vicario explica que «la libertad es clave para la existencia humana. Cualquier persona está hecha para amar y no podemos amar sin ser libres. A veces se ha asociado la libertad a corrientes contrarias al catolicismo. Como demuestran Moro, Newman y Chesterton es demostrar que la libertad es una de las mayores manifestaciones de la fe católica. Moro es libre cuando está encarcelado. Newman se libera de sus prejuicios y Chesterton nos transmite esa alegría de ser católico».

Tomás Moro dio su vida por sus ideales y el martirio -aunque pueda no ser de sangre- está presente en este libro: «Quien quiera ser un cristiano coherente necesariamente tiene que sufrir. Es algo propio de la vida cristiana, tenemos que pasar por la cruz. Newman sufrió tantas incomprensiones por sus hermanos anglicanos y también en la Iglesia Católica. Chesterton se lo tomaba menos a la tremenda y gozaba incluso cuando le atacaban».

El libro ya se había editado en Argentina en 2012 y aparece ahora de nuevo con algunas adiciones y mejoras correctivas.

Conciencia y libertad

Es cierto – comenta José Francisco Serrano Oceja en la red- que el título del libro destaca la cuestión de la libertad. Pero junto a este concepto el gran protagonista del libro es la conciencia. Se podría haber titulado, además de Contracorriente…, de la conciencia a la libertad, o la libertad que nace de la conciencia. De Tomás Moro ya lo dijo Juan Pablo II cuando le declaró patrono de los políticos. Nos habla de la inalienable dignidad de la conciencia. A partir de ahí, nuestro autor hace una serie de interesantes reflexiones sobre la cuestión de la vocación de los cristianos en la sociedad actual, otro de sus grandes temas.

Creo que no es necesario que recuerde nada de la relación entre Newman y la conciencia. “La conciencia –escribe el santo siguiendo a santo Tomás- no es una especie de egoísmo previsor ni un deseo de ser coherente con uno mismo: es un mensajero de Dios, que tanto en la naturaleza como en la gracia nos habla desde detrás de un velo y nos enseña y rige mediante sus representantes”.

Tiempo para callar y tiempo para hablar

Son importantes las reflexiones que don Mariano Fazio hace a propósito de la lucha de san John Henry Newman contra el clericalismo de su tiempo y la necesidad de la autonomía de los cristianos laicos no solo en el mundo. “Hay un tiempo para callar, y hay un tiempo para hablar”. El tiempo de hablar ha llegado.

Y quien habló con ironía, lógica y sentido común fue G. K. Chesterton. He aquí una conseguida semblanza del escritor inglés que nos enseñó, entre otras cosas, que atacar a la razón es de mala teología.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído