Los lunes, revista de  prensa y red

“El ártico se descongela, la política se incendia”, de Óscar Vara, “Una década de caos en la Junta por el cierre irregular de 95 entes y 792 despidos ordenados por el PSOE”, de Silvia Moreno, y “Brigadas Internacionales con Perspectiva de Género! ¡Todas a Kabul!”, de Federico Jiménez Losantos

(Viñeta de Nieto en ABC el pasado día 24)

EL ÁRTICO SE DESCONGELA, LA POLÍTICA SE INCENDIA 

Artículo de Óscar Vara publicado en El Debate de Hoy  el pasado día 24

El renovado interés por el Ártico es un reflejo de esta actitud. Si el polo se descongela, se abren nuevas posibilidades para la navegación marítima internacional y para la explotación de los múltiples recursos naturales que existen debajo del hielo. Rusia ha tomado la delantera.

El refrán castellano lo advierte: no hay mal que por bien no venga. Y es la actitud en la que viven las potencias que en la historia han sido: los cambios ofrecen, asimismo, oportunidades. El renovado interés por el Ártico es un reflejo de esta actitud. Si el polo se descongela, se abren nuevas posibilidades para la navegación marítima internacional y para la explotación de los múltiples recursos naturales que existen debajo del hielo.

La evidencia científica parece no dejar mucha duda sobre este deshielo que afecta tanto a la extensión como al espesor de la corteza helada polar. Esto sugieren los datos de las últimas dos décadas. De tal forma, que la tasa registrada de calentamiento de esta región del mundo es más rápida que la que se está registrando para todo el planeta tierra. La «amplificación ártica» es responsable de este cambio acelerado. Este fenómeno se produce porque la luz que antes se reflejaba sobre el hielo, ahora es absorbida por la obscuridad del océano, calentándolo. Si las nubes cubrieran el Ártico, como lo han venido haciendo durante los veranos, el calentamiento no se produciría, pero el deshielo provoca la reducción de la nubosidad en esta época del año y su incremento en invierno. La cooperación de estos factores se traduce en una reducción del llamado albedo de verano, es decir, del porcentaje de radiación que refleja la superficie del Ártico.

Esto significa que a más calentamiento, más probabilidad de que queden abiertas dos rutas marítimas en la región. La primera, el Paso del Noroeste, que no tiene mucha importancia geopolítica, aunque tendría la utilidad de unir el norte de China, principalmente Shanghái, con el noroeste de los Estados Unidos, es decir, con Nueva Inglaterra. Pero hoy en día dista mucho de ser una ruta comercialmente viable. La segunda, la trascendente, es la Ruta del Norte, sueño húmedo de todos los países que pueden estar implicados en esta región y que, históricamente, iba desde Múrmansk hasta Provideniya, con 2.600 millas marítimas de longitud y que, de abrirse, reduciría la reduciría la longitud del viaje entre el puerto de Ulsan en Corea del sur hasta el puerto de Rotterdam en Holanda, en nada 4000 millas náuticas.

Pero hay que contener el entusiasmo: estos mares ofrecen aún enormes dificultades. Los icebergs a la deriva y su cambiante espesor siguen siendo un reto para los rompehielos (incluidos los nucleares) y, también, para las aseguradoras porque incrementan notablemente la incertidumbre y los costes. También porque falta la infraestructura: boyas que alerten de los peligros, puertos para reabastecer a los barcos de combustible, comunicación entre la costa y los barcos e, incluso, marinos con experiencia polar.

Rusia mantiene el 60% del armamento nuclear en la Armada del norte, alrededor de la península de Kola, lo que asegura su capacidad de segundo ataque nuclear

Pero es que el mayor atractivo de este cambio no está en la superficie sino más abajo. El círculo Ártico representa el 6% de la superficie de la tierra: un área de más de 21 millones de kilómetros cuadrados de los cuales 8 millones son tierra firme y 7 millones de kilómetros cuadrados están en una plataforma continental con una profundidad de menos de 500 metros. Un informe del Instituto geológico de los Estados Unidos del año 2008, que ha sido revisitado en tiempos recientes sin cambiar sus predicciones, estimaba que estos campos de ultramar del Ártico descansa el 70% del petróleo aún no descubierto en el mundo, además del 30% de las reservas mundiales de gas natural, es decir, 1,7 billones de metros cúbicos y 44.000 millones de barriles de gas natural líquido.

El problema es que no está muy claro de quién es semejante tesoro. Habitualmente definimos el círculo Ártico como aquella región al norte del paralelo que está a una latitud aproximada de 66º y 34 minutos norte, de tal forma, que el sol está por encima del horizonte durante 24 horas continuadas al menos una vez al año, y por debajo de ese horizonte también, al menos, una vez al año. Pero pueden concebirse otras definiciones. Por ejemplo, la que introduce toda la región del mar de Bering dentro del círculo Ártico. O las que enfatizan, alternativamente, la temperatura media, la extensión del permafrost, la extensión del hielo en el océano o las fronteras administrativas y jurisdiccionales. Sí, la definición es convencional.

El Ártico nunca estuvo tan expuesto

Así las cosas, distintos países intentan rascar alguna ventaja en estas diferencias. En principio, uno limitaría los candidatos a los países que tienen costa con el océano Ártico: Estados Unidos Canadá, Rusia, Noruega y Dinamarca a través de Groenlandia. Sus relaciones se articulan a través del Consejo Ártico, creado en 1996, que incluye a Finlandia, Suecia e Islandia, pero, también, a 6 organizaciones que representan a pueblos indígenas que tienen estatus de participantes permanentes, a otros 13 países no árticos (incluida España) y a diversas organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales que actúan como observadores.

De hecho, China se considera país próximo al círculo polar Ártico (como la India). Al fin y al cabo, ¿no son los tesoros del Ártico propiedad del mundo? Petróleo, gas, tierras raras, uranio, zinc, hierro…son argumentos muy serios para intentar involucrarse en la región, cosa que China está haciendo a través de inversiones en los países escandinavos, muy preferentemente en Finlandia.

Pero es Rusia quién se lo ha tomado más en serio (los Estados Unidos no solo no firmaron la UNCLOS, Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, sino que no tienen rompehielos en número significativo). Por ahora, reclaman una región que se extiende entre las crestas de Lomonósov y de Mendeléyev: una zona de 1,2 millones de kilómetros cuadrados que Rusia afirma que son extensiones de la plataforma continental siberiana. Además, hay que recordar Rusia mantiene el 60% del armamento nuclear en la Armada del norte, alrededor de la península de Kola, lo que asegura su capacidad de segundo ataque nuclear. Si bien no está en una trayectoria de colisión con el resto de las potencias, principalmente porque necesita la inversión extranjera para desarrollar sus proyectos de explotación del gas y del petróleo.

De estar vivo, Julio Verne ya no diría que el Polo Norte no había sido explotado porque aún no había sido descubierto. No solo ha sido descubierto, sino que el Ártico nunca estuvo tan expuesto.

Artículo en: https://eldebatedehoy.es/noticia/internacional/24/08/2021/el-artico-se-descongela/

UNA DÉCADA DE CAOS EN LA JUNTA POR EL CIERRE IRREGULAR DE 95 ENTES Y 792 DESPIDOS ORDENADOS POR EL PSOE

Artículo de Silvia Moreno publicado en el El Mundo pasado día 23

El Gobierno andaluz del PP y Ciudadanos parece decidido a iniciar la prometida reforma del entramado de entes públicos, agencias y fundaciones que heredó del PSOE, tras conocer los resultados de las 54 auditorías al sector instrumental, difundidas a finales de julio. De momento, entre los planes del Gobierno, presidido por Juanma Moreno, no parece que estén los despidos más o menos generalizados de los 28.981 trabajadores adscritos a los 92 entes auditados.

En el horizonte está el caos desencadenado en la Junta por el PSOE cuando liquidó un centenar de entes (los 95 consorcios denominados Unidades Territoriales de Empleo, Desarrollo Local y Tecnológico, Utedlt). Cerró estos organismos y despidió a las 792 personas que trabajaban en ellos: 95 directores y 697 técnicos o agentes locales de promoción y empleo (Alpe). El proceso fue tan irregular que provocó incluso la imputación por fraude de subvenciones, malversación y prevaricación del entonces consejero y gerente del SAE, el socialista Antonio Ávila, y una treintena de personas más. El caso fue finalmente archivado.

La liquidación de estos entes Utedlt y los despidos comenzaron hace más de una década, en 2010, en la etapa de José Antonio Griñán como presidente del Ejecutivo andaluz. Pero, a pesar del tiempo transcurrido, los efectos del terremoto iniciado tras la extinción de estos entes y del despido de sus trabajadores todavía se notan en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), como destaca la auditoría de este ente, consultada por EL MUNDO. Hubo despidos, pero el SAE tuvo que readmitirlos e indemnizarlos años después porque ganaron los pleitos que llevaron a los tribunales.

«La integración en el SAE» del personal procedente de las Utedlt y otros entes como la Faffe «ha sido un proceso muy complejo y que no podemos decir afirmar que esté concluido» porque a día de hoy «continuamos resolviendo las incidencias pendientes originadas en los procesos de integración (sentencias, reclamaciones, pagos o facturas no incluidas en la integración) en la medida en la que nuestro marco normativo y los recursos disponibles lo permiten», dice el director gerente del SAE, Miguel Ángel Terrero, en las alegaciones remitidas a los auditores encargados de analizar esta agencia. Esta auditoría se difundió a principios de agosto.

Y es que los despidos de las plantillas de los Utedlt y otros colectivos le han costado al Gobierno andaluz unos 80 millones de euros, como admitió el vicepresidente del Gobierno andaluz y líder de Cs en Andalucía, Juan Marín. Esta suma millonaria es la factura que la Administración ha debido pagar en indemnizaciones y otros conceptos a los trabajadores que fueron despedidos, recurrieron a los tribunales y los jueces les dieron la razón.

Por eso, los despidos generalizados parecen, de momento, aparcados. De hecho, en la presentación de las auditorías, el consejero de Hacienda, Juan Bravo, eludió hablar de despidos porque en breve será necesario más personal para la gestión de los fondos europeos que debe asumir la Junta. Además, según Bravo, el 50% de los empleados públicos andaluces se jubilará antes de 2030, lo que permitirá que parte de este personal salga de forma natural de la plantilla autonómica.

LAS IRREGULARIDADES

Pero, ¿qué pasó tras el cierre de las Utedlt y el despido de su plantilla impulsado por el gobierno del PSOE? Las auditoría del SAE, elaborada por Price Waterhouse Coopers (PwC), incluye un pormenorizado relato sobre un proceso plagado de irregularidades que se volvió en contra de la Administración, al tener que dar marcha atrás a sus decisiones, readmitir a los trabajadores e indemnizarlos.

Los consorcios Utedlt quedaron extinguidos por acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta el 27 de julio de 2010, pese a que inicialmente se iban a integrar en el SAE, en virtud de la Ley de Reordenación del Sector Público de 2011, más conocida como ley del enchufismo. Esa, es, precisamente, una de las claves que explica las sentencias que dieron la razón a los despedidos.

El Tribunal Supremo, en un fallo del 17 de febrero de 2014, estuvo de acuerdo con los empleados despedidos de las Utedlt, que habían planteado que existía una normativa autonómica, la Ley de Reordenación, que recogía la obligación del SAE de subrogarse en sus contratos. Por lo tanto, la Junta obró fraudulentamente al despedirlos y disolver los consorcios.

Esta actuación de la Junta «habría vulnerado los principios de buena fe contractual y la doctrina de los actos propios», alegaron los trabajadores, como recuerda la auditoría.

El Supremo aceptó la existencia de «fraude» en la conducta de los consorcios de la Junta y determinó la «nulidad» de los despidos, el derecho de los trabajadores afectados a la reincorporación a su puesto y la condena solidaria de quienes habían participado en el «fraude de ley», que fueron la Consejería de Innovación, Ciencia y Empleo, el SAE, cada consorcio y los ayuntamientos que los conformaban. Como los consorcios ya estaban liquidados, fue la Junta la que tuvo que asumir la sentencia.

A partir de ese fallo del Supremo, se produjeron decenas de resoluciones judiciales en cascada, en las que se les daba la razón a los trabajadores. Por ello, fueron readmitidos a partir de los años 2015, 2016, 2017 y 2018 en un proceso lleno de conflictividad. Como el Gobierno de Susana Díaz se resistía a dar cumplimiento a las sentencias, se produjeron infinidad de protestas de este colectivo ante la sede de la Presidencia de la Junta, en el Palacio de San Telmo, y a las puertas de la sede del PSOE andaluz, como la organizada en marzo de 2015.

LA INVESTIGACIÓN PENAL

La extinción de los consorcios Utedlt no sólo tuvo la vertiente judicial por los despidos. También hubo investigaciones penales en juzgados de instrucción de toda Andalucía, que finalmente fueron archivadas.

Esas pesquisas se abrieron por las denuncias de la Fiscalía sobre este asunto, que derivan de un demoledor informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía, que alertó de que la Junta había repartido «sin control» 57,3 millones de euros entre los 95 consorcios Utedlt entre 2010 y 2012, durante la etapa de Manuel Recio y Antonio Ávila al frente de la Consejería de Empleo.

Los 57,3 millones sirvieron para pagar los «costes salariales, incentivos e indemnizaciones por la extinción de contratos» de la plantilla de las 95 Utedlt.

Hubo otra investigación en un juzgado de Sevilla centrada en el ex consejero Ávila y una treintena de personas. La Fiscalía apreció indicios de malversación y prevaricación en el reparto de subvenciones excepcionales por valor de 5.846.298 euros entre los trabajadores del centenar de Utedlt para abonarles la indemnización por finalización del contrato.

Estas ayudas de 5,8 millones las firmó Antonio Ávila, que llegó a estar investigado por este asunto por la Fiscalía Superior de Andalucía por su condición de aforado. Al archivar el caso, el juez entendió que había evidentes «incumplimientos», pero «aún teniendo trascendencia en el ámbito administrativo, carecen de relevancia penal». El caso evidenció una «falta de control efectivo sobre la gestión desarrollada», pero ello no significa que «haya existido una mala gestión o una gestión fraudulenta», dice el auto de archivo de mayo de 2017.

Artículo en: https://www.elmundo.es/andalucia/2021/08/23/61221e09e4d4d87a3c8b4608.html

BRIGADAS INTERNACIONALES CON PERSPECTIVA DE GÉNERO! ¡TODAS A KABUL!  Artículo de Federico Jiménez Losantos publicado en Libertad Digital el pasado día 22

Al fin se ha presentado la ocasión para que las profesionales de la liberación de la mujer justifiquen el sueldo y el cargo. Kabul debería ser la tumba del heteropatriarcado. Unas Brigadas Internacionales como las que organizó Moscú a través de la Komintern para intervenir en la guerra civil española, pero con perspectiva de género -porque no basta el género: es necesaria esa perspectiva, como para aprender matemáticas- las que deben liberar a dieciocho millones de mujeres afganas, a las que los talibanes, en el Poder tras la cobarde deserción de los USA y Occidente, piensan someter a las Veintinueve Prohibiciones de la versión pasthún de la sharía islámica.

Las 29 prohibiciones a las mujeres afganas

La RAWA, siglas de la Asociación Revolucionaria de las Mujeres de Afganistán, ha hecho la lista de 29 prohibiciones, basada en la experiencia de los seis años de régimen talibán hasta la intervención militar de los USA y sus aliados en 2001

  1. Las mujeres no podrán trabajar fuera de los hogares. Algunas doctoras y enfermeras podrán atender a mujeres y niñas.
  2. Las mujeres tienen prohibido salir de casa para cualquier actividad siempre que no vayan acompañados de su mahram, hombre de parentesco cercan0, como padre, hermano o marido.
  3. No pueden cerrar tratos con comerciantes masculinos.
  4. No pueden ser atendidas por sanitarios varones.
  5. No pueden ir a escuelas, universidades u otra institución educativa.
  6. No pueden mostrar ninguna parte de su cuerpo en público. Deben llevar un velo largo que les cubra incluso el rostro (burka).
  7. Todas las que no vistan según las reglas establecidas o no vayan acompañadas de su mahramserán insultadas, azotadas y apaleadas.
  8. Las que muestren sus tobillos serán azotadas en público.
  9. Las acusadas de tener relaciones sexuales fuera del matrimonio serán lapidadas.
  10. Se prohíben los cosméticos. En el ‘reino del terror’ talibán de 1996 a 2001 se amputaban los dedos que llevaran las uñas pintadas.
  11. Prohibido hablar o dar la mano a varones, salvo su mahram.
  12. Prohibido reír en público. Ningún extraño debe oír la voz de una mujer.
  13. Prohibidos los zapatos de tacón, ya que pueden producir sonido al caminar (un varón no puede oír los pasos de una mujer).
  14. Ninguna podrá ir en taxi sin la compañía de su mahram.
  15. No pueden aparecer en la radio, la televisión o en reuniones públicas de cualquier tipo.
  16. Prohibido cualquier tipo de deporte o ir a centros deportivos.
  17. Prohibido ir en bicicleta o en motocicleta.
  18. Está prohibido que lleven ropas de colores vistosos, ya que los talibanes dicen que son «colores sexualmente atractivos».
  19. Prohibido reunirse en festividades con propósitos recreativos.
  20. Prohibido lavar la ropa en los ríos o plazas públicas.
  21. Ninguna calle, plaza o avenida llevará nombre de mujer.
  22. Prohibido asomarse a balcones o ventanas de su casa. No deben ser vistas.
  23. Para evitar que cualquier extraño vea a una mujer,

las ventanas serán opacas.

  1. Los sastres no pueden tomar medidas a las mujeres ni elaborar ropa femenina.
  2. Las mujeres tiene prohibido el uso de baños públicos.
  3. Hay medios de transporte para hombres y otros para mujeres.
  4. Prohibidos los pantalones acampanados, incluso bajo el burka.
  5. Prohibido fotografiar o filmar a mujeres.
  6. Prohibido publicar imágenes de mujeres en revistas y libros. Tampoco pueden colgarse imágenes de mujeres en casas y tiendas.

Las mujeres afganas sólo son iguales a los hombres en tener prohibidos el cine, la televisión, cualquier tipo de vídeo y la música.

Irene Montero finge obediencia

Naturalmente, este régimen de esclavitud, tortura y sumisión de las mujeres afganas -peor, aunque no muy distinto del que sufren las mujeres en otros países islámicos-, no puede ser admitido por grandes luchadoras contra el heteropatriarcado y el machismo, entre las que destaca la ministra de Igualdad, Irene Montero. Es seguro que, desde la clandestinidad, prepara la lucha armada a través de esas Brigadas Internacionales con Perspectiva de Género (BIPG) que lucharán hasta la liberación de esos dieciocho millones de mujeres. ¡Qué gran hazaña, digna de pasar con letras de oro a los libros de Historia, la de estas brigadas de mujeres, sólo mujeres, liberando a millones de hermanas!

Es tal la fama de luchadoras de las feministas profesionales españolas, empezando por el Ministerio de la Mujer, que si Montero hubiera anunciado la puesta en marcha de sus Brigadas los talibanes estarían ya en guardia y andarían artillando las fronteras de los cinco países desde los que se puede acceder a Afganistán. Pero alertar al enemigo habría sido un error letal, tan grosero que resulta increíble en mujeres de probado talento y tanta experiencia, pese a su juventud.

Así que lo que ha hecho la ministra de Igualdad ha sido insultar en apariencia a los norteamericanos -y norteamericanas– diciendo que bajo su yugo también se vulneraban los derechos de las afganas. O sea, que en Kabul no pasa nada nuevo y no hay que caer en la islamofobia. Naturalmente, es falso lo que ha dicho Montero en su ya célebre tuit. Tan falso y tan abyecto, si se piensa en los miles de mujeres muertas luchando contra los talibanes, que sólo puede ser un truco.

Sí, Irene está preparando con Beatriz Gimeno y demás amazonas del Instituto de la Mujer esas columnas de acero que triunfarán donde tantos imperios han fracasado. Y lo hace en silencio, a costa de que la llamen rata insensible, como a Kamala Harris, Ocasio Cortez, Nancy Pelosi o las divas del #metoo, que han respaldado con su silencio la traición de Biden de los dieciocho millones de afganas, demostrando que el feminismo que predican y del que viven es una herramienta de dominación social, un negocio falsario, una estafa moral e intelectual.

¡Cómo se estará riendo Montoro en los sótanos de su Ministerio, mientras prepara misiles o habla por secráfono con Greta Thumberg, del llamado Manifiesto Cuqui en apoyo a las mujeres afganas para el que han recogido firmas las periodistas veteranas del diario «El País»!

Teresa prefiere el alfanje

Teresa Rodríguez estará haciendo lo mismo en alguna cueva del Sacromonte. Porque decir que las mujeres en Afganistán -repásense las 29 prohibiciones- están tan discriminadas como en Andalucía, que en todas partes se odia a la mujer, es demasiado estúpido para ser cierto, para no pensar que esa idiotez esconde algo. Y lo único que puede esconder es que, en vez de armas modernas, como las que está apilando Montero para sus BIPG, ande afilando alfanjes, para degollar talibanes al modo antiguo, que es más andalusí. «Sola y borracha, en Kabul como en mi casa» dice el himno de las Brigadas Internacionales con Perspectiva de Género. Pronto veremos sus hazañas en la Sexta.

Artículo en:

https://www.libertaddigital.com/opinion/federico-jimenez-losantos/brigadas-internacionales-con-perspectiva-de-genero-todas-a-kabul-6811206/

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído