Una de las razones de la invasión podría ser el clima inusualmente cálido para esta época del año, lo que obstaculiza la caza para estos depredadores

Medio centenar de osos polares hambrientos invaden una aldea de Rusia

Varios especialistas aseguran que estos fenómenos se dan por la falta de comida como consecuencia de que esa zona del Lejano Oriente de Rusia tiene un clima inusualmente cálido para esta época del año. El hielo fino no deja a los animales salir a cazar al mar, ya que los osos buscan la comida en las costas. Al menos 56 osos polares, entre los que se encuentran muchas hembras con sus cachorros, se ven obligados a comer cadáveres de morsas y buscar los alimentos en una aldea de la región de Chukotka (Rusia), reporta el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Se ha advertido a los residentes que extremen la precaución a la hora de desechar los restos de alimentos. Los voluntarios recorren el pueblo Ryrkaipi varias veces al día para evitar que las personas se encuentren con los depredadores, según recoge rt y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

De momento, todos los eventos públicos se han suspendido en la localidad. Los niños serán transportados a la guardería y el colegio en autobús.

Los osos polares forman parte del Libro Rojo de Especies Amenazadas Internacional y del Libro Rojo de Rusia. Debido a su posición vulnerable, la caza de estos plantígrados está completamente prohibida en Rusia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído