Aunque no se le practicó una prueba de alcoholemia, se sospecha que el aparente estado de embriaguez del animal se debió a los restos de 'Glühwein' (vino caliente) que bebió de los vasos desechados

Este mapache se pilla un ‘colocón de muerte’ en un mercado navideño en Alemania

Ya de retorno, el animal apenas podía mover las patitas en sus intentos de desplazarse por el centro de la ciudad; durante el paseo se detuvo para jugar con el calzado de una transeúnte y se quedó dormido en los peldaños de un portal. La Policía local confirmó que el mapache estaba «obviamente intoxicado», pero admitió que no se le practicó la prueba de alcoholemia. El espíritu festivo se apoderó no solo de los residentes de Érfurt (Turingia, Alemania), sino también de un mapache que decidió dar una vuelta por el mercado navideño local el pasado sábado y, según medios alemanes, bebió de más, aprovechándose de los restos de vino caliente que quedaban en los vasos usados.

El paseo del animal resultó ser el último de su vida. Al principio fue atendido por los bomberos, que acudieron al lugar con un transportín, pero finalmente fue entregado a un cazador local que acabó con su vida de un tiro.

Las autoridades locales explicaron que los mapaches se consideran en la Unión Europea una especie invasora, pues representa un peligro para la fauna local, como serpientes y aves, y puede portar severas enfermedades infecciosas.

Su apareamiento y reproducción están fuera de la ley y, debido a la regulación europea, incluso si los bomberos lo hubieran entregado a un refugio de animales, habrían tenido que matarlo, según recoge rt y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Según las autoridades de Érfurt, cuyas declaraciones recogió Bild, el mapache borracho no presentaba signos de enfermedades y es concebible que hubiese disfrutado de sus últimos tragos, aunque también es probable que además del alcohol haya consumido veneno para ratas.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído