Anamasteyoga

¿Sabías que la enfermedad de manos, pies y boca es contagiosa? ¡Así se trata!

¿Sabías que la enfermedad de manos, pies y boca es contagiosa? ¡Así se trata!
Niño YT

Palabras que sanan el alma: «Las raíces de toda bondad se encuentran en el suelo de apreciación» Dalai Lama

La enfermedad de manos, pies y boca (HFMD, por sus siglas en inglés) es una afección contagiosa causada por diferentes virus. Es común en los bebés y los niños menores de 5 años porque ellos todavía no tienen inmunidad (protección) contra los virus que causan la enfermedad. Sin embargo, los niños mayores y los adultos también pueden contraerla. En los Estados Unidos es más común que las personas contraigan la enfermedad de manos, pies y boca en la primavera, el verano y el otoño.

La enfermedad de manos, pies y boca por lo general no es grave y casi todas las personas se recuperan en un plazo de 7 a 10 días sin tratamiento médico. Las personas infectadas podrían, rara vez, presentar una meningitis viral y necesitar ser hospitalizadas por algunos días. Las complicaciones aún menos comunes incluyen parálisis similar a la de la poliomielitis y encefalitis (inflamación del cerebro) que podría ser mortal, según cg.

La enfermedad de manos, pies y boca es más contagiosa durante la primera semana de la enfermedad. No obstante, a veces puede seguir siendo contagiosa durante varias semanas después de que hayan desaparecido los síntomas. Algunas personas, especialmente los adultos, podrían no presentar ningún síntoma; sin embargo, todavía pueden transmitir los virus a otras personas.

Solo se pueden tratar los síntomas de la enfermedad de manos, pies y boca
No hay un tratamiento específico para la enfermedad de manos, pies y boca. La fiebre y el dolor se pueden controlar con medicamentos de venta sin receta, como acetaminofeno o ibuprofeno, que reducen la fiebre y alivian el dolor. Es importante que las personas con esta enfermedad beban abundantes líquidos para prevenir la pérdida de líquidos corporales o deshidratación.

Lávese las manos y ayude a que los niños se las laven para ayudar a evitar enfermarse.
Tome medidas para reducir sus probabilidades de enfermarse
Usted puede reducir el riesgo de infectarse con los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca al tomar unas medidas sencillas:

Lávese frecuentemente las manos con agua y jabón durante 20 segundos, especialmente después de cambiar pañales, y ayude a los niños pequeños a hacer lo mismo.
Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca si no se ha lavado las manos.
Evite el contacto cercano, como al dar besos o abrazos, o compartir los vasos y los cubiertos con las personas que tengan la enfermedad.
Evite el contacto cercano, como al dar besos o abrazos, o compartir los vasos y los cubiertos con las personas que tengan la enfermedad.
Desinfecte las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia, como los juguetes y las manijas de las puertas, especialmente si alguien está enfermo.
En la actualidad no existe una vacuna en los Estados Unidos que proteja contra los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído