Espuma y resaca

Espuma y resaca

Sobre ‘La espuma de los días’, una novela francesa de culto sesentayochista, se nos ofrece un disparate,  bastante desagradable en las formas y caótico en el fondo, una especie de antiteatro experimental que convencerá a los satisfechos con fáciles provocaciones de culo y taco.

El escritor Boris Vian (1920-1959) murió mientras asistía al estreno de otra de sus novelas, “Escupiré sobre vuestras tumbas”. Tenía treinta y nueve años y dejaba 10 novelas, 3 relatos, 7 obras de teatro, 5 libros de poesía, 2 óperas y multitud de artículos y ensayos. Fue ingeniero antes de escritor. Formo parte de la bohemia parisina de finales de los 40 y frecuentó a Sartre y Simone de Beauvoir, a Duke Ellington y a Miles Davis. Su vida fue uno de sus mejores relatos. En los años 60 se puso de moda.

‘La espuma de los días’ se publicó en 1947 y es una trágica historia de amor enfocada con humor surrealista, un universo poético en torno al amor, la enfermedad y la muerte. El protagonista Colin tiene dinero pero nadie que le quiera; su amigo Chick gana poco pero se liga a la guapa Alise. Colin por fin conoce a Cloé tras una fiesta. Se casa con ella y regala parte de su dinero a Chick para que se case con Alise. Cloé enferma: le crece un nenúfar en el pulmón. Como Chick ama más a Partre (Jean Paul Sartre) que a Alise, ésta mata al filósofo y quema las librerías cercanas a su casa, pero muere entre llamas. Mientras tanto, la policía mata a Chick por no pagar los impuestos. Cloé muere y Colin piensa en el suicidio…

La novela fue llevada al cine por Michel Gondry en 2014 y ahora, María Velasco (Burgos, 1984), una dramaturga establecida en Francia, curtida en salas alternativas y festivales internacionales, aprovechando que este año se cumplen sesenta años de su fallecimiento realiza esta ‘apropiación personal, basada en la poesía, la danza y el movimiento, de la novela más leída por la adolescencia francesa… Habiendo adquirido los derechos de explotación de la novela se ha elaborado un texto inédito y original que dialoga con otras obras de Vian (cuentos, poemas y letras de canciones), pero también elabora un discurso sobre la sociedad actual’. Enmienda lo que le parece, cambia lo que quiere y suprime dos personajes. Y como a menudo ocurre con la publicidad previa de los espectáculos, el resultado es absolutamente decepcionante y las grandes expectativas teóricas se hacen añicos en la práctica.

Imitadora de Angélica Liddell (1966) y Rodrigo García (1966) ha convertido la novela de Vian en una retahila de monólogos de enciclopedia digital y diccionario de sinónimos que retuerce el argumento original hasta hacerlo casi incomprensible y lo sube a escena de forma caótica, tremendamente fea y desangelada.

De los cuatro actores, tres han trabajado repetidamente con Angélica Liddell en el pasado: Miguel Ángel Altet hace un personaje patético, acartonado; Lola Jiménez desarrolla una actividad física rayana en el histerismo; y Fabián Augusto Gómez Bohórquez vuelve a aquel perfil grotesco que le convirtió en colaborador habitual habitual de la madrina de esta cordada teatral que podríamos definir como expresionismo repelente o estéticismo de la repugnancia, que puesta en el candelero por el primer Almodóvar ha terminado siendo la españolada de turno en los países de nuestro entorno: ‘son actores-creadores, que además de haber trabajado a las órdenes de algunos de los autores más prestigiados internacionalmente (Rodrigo García o Angélica Liddell) cuentan con una trayectoria propia como performers y una poética personal que ha sido incorporada a propuesta’. Dicho en otras palabras, kamikazes de rompe y rasga capaces de revolcarse en la mierda, despelotarse con insistencia alevosa y recitar farragosas retahilas de paridas mentales, todo ello sin descomponer el gesto de pretenciosa superioridad sobre el común de los mortales. Junto a ellos, Natalie Pinot es una esfinge que despliega su buen francés y sus dotes de canto.

Vian fue un joven intelectual existencialista, partícipe de aquella corriente angustiada por el ser y el devenir, por el sentido de la vida y la maldición de la muerte, pleno de trascendencia y rebosante de lirismo, un discurso que ha quedado anticuado en el contexto del todo vale y nada importa, del hiperrelativismo posmoderno. Velasco lo actualiza trivializándolo, en un balbuceo de exabruptos que carece de interés intelectual, emocional o sentimental, que es gratuita pose y provocación manida. La original espuma de los días es una historia casi romántica, hasta ingenua, pero auténtica. El sucedáneo, echado a rodar en el Festival Escena Abierta en enero pasado, no tiene por donde cogerse, vacuo producto de las muchas complicidades que crean aureolas de moda y espejismos de fama. ‘Es más bien una apropiación. Soñé el proyecto y pagué los derechos para adaptarla a medias con una amiga, que se convirtió la coproductora, así, por una decisión tomada un día de cervezas. Ha quedado muy poco del original’ reconoce María Velasco, que dentro de unos meses estrena Taxi Girl en el Centro Dramático Nacional y una adaptación de la ópera Farinelli de Tomás Bretón en versión concierto en el Teatro de la Zarzuela. Ojalá podamos entonces emitir opinión más favorable a su trabajo. De momento parece querer  ser de mayor otra angélica, -velasco por gonzález-, sin percartarse de que es un camino agotado y efímero. Debiera encontrar el suyo propio, que ya tiene 35 tacos.

VALORACIÓN DEL ESPECTÁCULO (del 1 al 10)
Interés: 4
Dramaturgia: 5
Dirección: 5
Interpretación: 6
Escenografía: 5
Producción: 4
Programa de mano: 7
Documentación a los medios: 7

Teatro Español – Sala Margarita Xirgú
LA ESPUMA DE LOS DÍAS /3D/
Sobre el texto de Boris Vian en versión y dirección de María Velasco
DEL 21 DE NOVIEMBRE AL 22 DE DICIEMBRE DE 2019

Reparto:
Miguel Ángel Altet – Colin
Fabián Gómez – Chick
Lola Jiménez -Cloe
Natalie Pinot -Alise

Ficha artística:
Coreografía Lola Jiménez
Diseño de iluminación Antoine Forgeron
Diseño de Espacio Marcos Carazo
Diseño de sonido y mezclas Adolfo García.
Diseño de vestuario Daniel Voltta (con la colaboración de la compañía)
Audiovisuales José Francisco Castro
Fotografía Ilde Sandrin
Producción Ejecutiva Ana Carrera
Una coproducción del Teatro Español y María Velasco en colaboración con la Comunidad de Madrid.

ENTRADAS 18 €
Aviso al espectador: Esta función contiene escenas con desnudos integrales.
Martes 3 y domingo 15 de diciembre: función accesible con sobretitulado y audiodescripción.
Encuentro con el público 5 diciembre.

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído