Hacienda admite el desastre: la recaudación se hunde un 30% y pierde 10.341 millones en 2 meses

‘Ruinas Sánchez’: con los 72.000 millones del rescate europeo no tenemos ni para empezar

En abril de 2020, el Impuesto de Sociedades cayó un 66,9%, el IRPF lo hizo en un 16,4% y el IVA en un 18,3%

'Ruinas Sánchez': con los 72.000 millones del rescate europeo no tenemos ni para empezar
Pedro Sánchez (PSOE) y la economía de España. PD

Es un cóctel letal para la economía española. La mezcla de coronavirus e ineptitud gubernamental nos garantizan unhaq ruina sin precedentes.

Los efectos son ya evidentes, pero los ERTEs masivos, el sesteo del confinamiento, la llegada de las vacaciones estivales y la propaganda constante de los medios y tertulianos de la Brunete Pedrete hacen que buena parte de la población española no sea todavía plenamente consciente.

Lo será este otoño, que se presenta pavoroso. Tras el anuncio de Francia, que se apresta a cerrar su frontera con Cataluña alarmada por la ineptitud de las autoridades independentistas ante el coronavirus, llega la imposición de una cuarentena en Gran Bretaña a todos los viajeros que lleguen de España y eso es la puntilla para un sector que, en tiempos normales emplea a casi 3 millones de personas y representa el 15% de nuestro PIB.

Pedro Sánchez ha vuelto de Bruselas eufórico, aunque las ayudas traigan aparejado un largo listado de condiciones, que si el líder del PSOE ni sus socios de Podemos van a digerir con facilidad.

Los 72.000 millones logrados tras durísimas negociaciones son un balón de oxígeno para una economía maltrecha como la española. Ya venía renqueando antes de las crisis sanitaria, pero la pandemia le ha dado el tiro de gracia.

Esos 72.000 millones de euros -que van a permitir sin duda que se forren empresas y amigos de los que están en elm poder con proyectos tan inútiles como variopintos- se antojan pocos para el destrozo de nuestras cuentas públicas.

Como revela Carlos Cuesta en OKdiario este 26 de julio den 2020, los informes de Hacienda admiten ya el fuerte impacto de la crisis del coronavirus en la recaudación de los grandes impuestos nacionales: los ingresos por el IRPF, Sociedades, IVA e Impuestos Especiales se han hundido un 30%.

El resultado es una pérdida de 10.341 millones en sólo dos meses -abril y mayo-, porque en marzo conseguimos salvar los muebles.

Según las bases de datos de la Agencia Tributaria, en abril la recaudación fue de 18.942 millones de euros, frente a los 26.448 millones que se recaudaron en el mismo mes de 2019. Una caída de un 28,4% por ciento de la recaudación.

En mayo, las cosas han ido un poco peor y la recaudación, respecto al mismo periodo del año anterior, cayó un 31,8%. El agujero en esos dos meses es de 10.341 millones de euros menos.

Lo malo es que el final del estado de alarma -aunque evidentemente han mejorado las cosas- no ha venido aparejado del repunte económico esperado, de forma que ese agujero de 10.341 millones va a crecer y mucho.

No ayuda el hecho de que los rebrotes estén limitando la recuperación de muchos negocios, especialmente en el sector del turismo. Eso sin tener en cuenta el deterioro de la recaudación fiscal en las distintas Comunidades Autónomas, que ha caído en porcentajes similares al de la recaudación nacional.

Si le añadimos el multimillonario coste que para las arcas públicas están teniendo los ERTE, los 72.000 millones que han desatado la euforia del presidente del Gobierno, van a durar menos que un caramelo a la puerta de un colegio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído