El agresor le quitó el arma de fuego a la agente de Policía herida, por lo que tuvo que ser neutralizado

Nuevo ataque yihadista en Francia: apuñalan a una agente de Policía cerca de Nantes

Ndiaga Diey, conocido por ser un radical islamista, murió tras un tiroteo con otros policías

Nuevo ataque yihadista en Francia: apuñalan a una agente de Policía cerca de Nantes
Ndiaga Diey PD

Francia sufre un nuevo ataque islámico.

Ndiaga Diey apuñaló a una policía municipal en la ciudad francesa de La Chapelle-sur-Erdre (cerca de Nantes). Posteriormente, fue abatido tras de haberse dado a la fuga con el arma de servicio de la víctima.

Según fuentes policiales, Dieye salió de prisión hace unos meses tras cumplir varios años por múltiples delitos de derecho común. Fue diagnosticado con esquizofrenia y también habría sido “radicalizado” en el Islam durante su estancia en la cárcel, hasta el punto de que su nombre figuraba en el expediente de informes para la prevención de la radicalización islamista.

La víctima inicial es una agente de 40 años con más de 15 años de servicio que recibió varias puñaladas en los brazos y en las piernas por el individuo que, según la investigación preliminar, había entrado en la comisaría, situada en la localidad de La Chapelle sur Erdre, a tres kilómetros al norte de Nantes, para quejarse por un problema con su vehículo.

La oficial se encuentra ingresada en el hospital universitario de Nantes y, a pesar de la gravedad de las heridas, su vida está fuera de peligro, según las fuentes del medio Ouest-France. El ministro del Interior, Gérald Darmanin, anunció en Twitter que los gendarmes habían “neutralizado al individuo sospechoso de la agresión”.

El ataque a la agente municipal tuvo lugar sobre las diez de la mañana, cuando el autor entró en la comisaría para quejarse por un problema con su vehículo y le asestó varias puñaladas en sus miembros inferiores.

El agresor, del que todavía se desconocen sus motivaciones, huyó del lugar en coche pero se cree que prosiguió su huida a pie después de que los agentes localizaran su vehículo “accidentado”, un Volkswagen Golf. La Policía francesa lanzó una operación a gran escala que involucró a más de 200 gendarmes, dos helicópteros y tres unidades caninas en busca del sospechoso.

“Me niego a que las agresiones contra los policías se vuelvan algo habitual. Hay que combatir esta barbarie y no acostumbrarse nunca, absolutamente nunca”, dijo en Twitter la política Marine Le Pen, la primera política en reaccionar a lo sucedido.

Los policías franceses denuncian sentirse desprotegidos ante los recientes ataques contra ellos y el pasado 19 de mayo se manifestaron para reclamar más medios y más mano firme de la Justicia en las condenas a sus agresores.

El propio Darmanin acudió a esa protesta multitudinaria en París en señal de apoyo que, según los organizadores, reunió a unas 35.000 personas y contó también con la participación de Le Pen y de otros políticos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído