JUSTICIA POPULAR Y AMIGOS DE LO AJENO

Desnudan, amarran a un poste y apalean a los desventurados cuatreros atrapados con las manos en la masa

Espoleados por el polémico lema “Chapa tu choro [Atrapa tu ladrón] y déjalo paralítico” -una campaña lanzada en agosto por iniciativa de una exfujimorista, que se ha vuelto viral en Facebook-, muchos peruanos han encontrado la excusa para tomarse la justicia por su mano, como ocurre en otras zonas del continente.

El pasado fin de semana dos menores fueron desnudados y golpeados brutalmente por una turba en Los Ángeles, Huachipa, cerca de Lima Este.

El 72% de los peruanos está de acuerdo con una práctica sin cifras oficiales de víctimas.

En esta grabación, lo que se ve a a un grupo de vecinos, cansados de los constantes robos, que desnudaron y castigaron a dos delincuentes que habían robado vacas y ovejas.

UN CONTINENTE DE LINCHAMIENTOS

Los linchamientos en América Latina, definidos como el acto de golpear en muchedumbre (muchas veces hasta la muerte) a un criminal sin un debido proceso judicial, ha venido en aumento durante los últimos años en América Latina.

En México, por ejemplo, el año pasado los linchamientos llegaron a un tope histórico, 174, cuando en 2017 se registraron apenas 60, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, quienes registraron un aumento del 190%.

El incremento de los linchamientos no es lo única cifra que ha aumentado en el territorio: México cerró el año pasado con 333.369 asesinatos. Es la cifra más alta que ha alcanzado el país desde que abrió este registro, en 1997.

O Bolivia, uno de los países donde históricamente ha habido más linchamientos en el continente, junto con Guatemala y últimamente Venezuela.

El país que lidera la región, y el mundo, en esta problemática es Brasil. Según el sociólogo José de Souza Martins, que ha investigado este fenómeno violento en su país durante 20 años, en los últimos 60 años un millón de brasileños han participado en linchamientos.

El aumento de los linchamientos en el caso de México va de la mano con la crisis de seguridad rampante en el país. Así lo demuestra el informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos CNDH, donde los linchamientos se generan en contra de quienes cometen robos, secuestros y abusos sexuales.

En lo que va de 2019, de 107 homicidios que han sucedido en México, 67 han sido linchamientos, una cifra que parece ser un aviso del inminente aumento de los linchamientos que también habrá este año en el país, si la gestión de Amlo no logra aplacar pronto la inminente crisis de seguridad, disminuir los índices de violencia y volver más eficaces los aparatos de justicia.

Esto último es uno de los puntos claves en esta problemática que afecta a la región.

Sin la confianza necesaria de la ciudadanía en las instituciones estatales, la justicia por mano propia y la violencia que este acto implica solo va a ir en aumento. “Los linchamientos, en su gran mayoría, buscan como fin último expresado por sus protagonistas directos la atención y solución al problema de la inseguridad ciudadana”, explica el informe, “aunque en realidad constituyan actos de desprecio y descalificación hacia las autoridades”.

Hacia las autoridades y su ineficacia reflejada en cifras de impunidad. En 2017, un Índice Global de Impunidad publicado por la Universidad de las Américas de Puebla, reflejó cifras dicientes: de los 13 países con mayor impunidad en el mundo, nueve son latinoamericanos, liderados por México, que obtuvo 69.21 puntos.

Argentina fue uno de los países latinoamericanos mejor posicionados en el ranking con 58,87 puntos, un record que apenas si es menor por 10 puntos del de México, lo cual sugiere que el panorama general de impunidad en el continente es crítico.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído