La Hora de la Verdad

Miguel Ángel Malavia

La cuadratura del círculo: carcacatólicos laicistas

Hay veces en que una persona, creyéndose fielmente adosada a una idea o principio, no tiene conciencia de que, en determinados casos, es partidaria de la contraria. Eso suele significar que la incoherencia, en esos casos, subyace a lo que realmente dicen defender “siempre y en todas las circunstancias”.

Un claro ejemplo se está viviendo con el tema de los crucifijos y la propuesta aprobada en el Congreso para que éste inste al Gobierno a que sean retirados “de la escuela”, en genérico, sin precisar si en ese debate entran también la concertada y la privada. Han sido muchísimas las voces, entre las que incluyo con fuerza la mía, que califican esta acción de “agresión laicista”, considerando que va más allá de la aconfesionalidad que dicta nuestra Constitución para vulnerar el principio fijado en ésta por el que se establece la necesaria cooperación del Estado, en lo que beneficie a la sociedad en su conjunto, con las confesiones religiosas, haciéndose mención especial a la católica.

Dicho esto, sorprende el análisis de muchos carcacatólicos reconocidos acerca del debate, coincidente en las fechas, que implica la prohibición, tras un referéndum popular, de que en Suiza se puedan levantar más minaretes para llamar a la oración en las mezquitas. Aquellos, que se rasgan la camisa ante el laicismo que combate los símbolos cristianos, han aplaudido con entusiasmo el que se persiga un símbolo islámico.

Lo curioso es que, auto-apoyados en la creencia de que argumentan en coherencia con sus principios y valores católicos, van radicalmente en contra de lo que dice la propia Iglesia católica: la prohibición de los minaretes, como la de los crucifijos, lesiona gravemente la libertad religiosa. Es así como, inmersos en la paranoia de criticar y alabar, a la vez, medidas que van en la línea de relegar la fe a la esfera de lo privado, caen en el pozo del descrédito. Así, muchos carcacatólicos, seguros de ser furibundos críticos del laicismo, se apoyan en el mismo laicismo para tratar de conseguir que “Europa vuelva a ser cristiana”. Y lo explican sin ruborizarse, omitiendo la opinión de los obispos y el Papa, que han sido rotundos en este tema.

Sí, el círculo puede ser cuadrado.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

Autor

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Lo más leído