GASTRONOMÍA

Así es el restaurante Michelin más barato del mundo, donde comes por 16 euros con todo incluido

La cadena Tim Ho Wan tiene ya tres de sus locales de Hong Kong en la reputada y carísima guía gastronómica

Así es el restaurante Michelin más barato del mundo, donde comes por 16 euros con todo incluido
Restaurante RS

El término guía Michelín hace referencia a una serie de guías turísticas publicadas anualmente por la editora francesa Michelin Éditions du Voyage y sus filiales en otros territorios para más de una docena de países.

Parece una broma, pero es cierto. Para comer en un restaurante con estrella Michelin, por lo general hace falta gastarse una pasta por porciones diminutas en platos enormes de nombres impronunciables, preferentemente en francés. Pero también hay excepciones que confirman la regla, como Tim Ho Wan de Hong Kong, que lleva a gala ser el restaurante Michelin más barato del mundo, según recoge Pablo M. Díez en ABC.

Fundado en 2009 en el popular distrito de Mongkok, su primer local era una estrecha tetería con una veintena de asientos. Poco más que un «agujero en la pared», pero donde pronto se corrió la voz de que se servía el mejor «dim sum» de la ciudad. Especialidad de la rica cocina cantonesa, el «dim sum» se compone de pequeños platos en cestas de bambú que se sirven desde por la mañana hasta primera hora de la tarde acompañados de té. Entre ellos destacan los «dumplings» de gambas, los bollitos hervidos rellenos de carne, los «shao mai» de cerdo y marisco y los famosos rollitos de primavera, ya sea fritos o al vapor.

Con esta fórmula tan sencilla como infalible, al frente de Tim Ho Wan están dos chefs que se han propuesto ofrecer el «dim sum» de mejor calidad y con productos más frescos a precios razonables. Uno es Mak Kwai-pui, que empezó a los 15 años en una familia del sector de la restauración y atesora cuatro décadas de experiencia plagadas de éxitos. El más destacado, su paso como cocinero jefe del Hotel Four Seasons de Hong Kong, cuyo equipo consiguió que el restaurante Lung King Heen fuera el primero con tres estrellas Michelin de la ciudad. Junto a él, el chef Leung Fai-keung alcanzó el logro de recibir su primera estrella Michelin solo diez meses después de abrir su humilde local de barrio.

Gracias a la fama mundial que les dio tal reconocimiento, se trasladaron a otro local mayor y se han expandido no solo por Hong Kong, sino también por una decena de países. De Australia a Estados Unidos pasando por Japón y Singapur, la marca Tim Ho Wan cuenta ya con 39 restaurantes. Tres de sus locales en Hong Kong figuran entre los 227 restaurantes que recoge la guía Michelin en la antigua colonia británica, una de las capitales gastronómicas de Asia.

Uno de ellos está en el centro comercial Olympian City del distrito de Kowloon, al que se trasladó la primera tiendecita de Mongkok. Allí estuvimos el sábado, evitándonos las largas colas por la costumbre española de cenar tarde y aparecer poco antes de las nueve de la noche, hora del cierre. Aunque mayor y más refinado que el original, sigue siendo un local sin pretensiones y con la cocina abierta al público. Por entre 16 y 30 dólares de Hong Kong (entre 2 y 3 euros), se puede disfrutar de sus especialidades, como el bollito horneado de cerdo a la barbacoa, las albóndigas de ternera con piel de tofu, las costillas de cerdo con salsa de judías negras, los rollitos hervidos con carne y marisco, las espesas sopas cantonesas y, para los más osados, las patas de gallina hervidas. Con jarra de té incluida, todo por 139 dólares de Hong Kong (16 euros), una ganga para un restaurante con estrella Michelin.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido