Mónica Gastronómica

Mónica Gutiérrez-Aller García

IZTAC  FESTEJA el DÍA de MUERTOS con SABOR A MÉXICO

IZTAC es el restaurante de auténtica cocina mexicana más puntero de la capital  y, como buen mexicano, celebra que la muerte es parte de la vida y debemos festejarla para honrar a los que se fueron. Como bien decía Mario Benedetti, “Después de todo, la muerte sólo es síntoma de que hubo vida”.

En el Día de Muertos la Gastronomía Mexicana juega un papel muy importante, no en vano ambas han sido declaradas por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por lo que IZTAC conmemora esta festividad tan significativa en México con un menú degustación especialmente diseñado Juan Matías, -chef ejecutivo del restaurante-, que se podrá degustar los próximos días 30 y 31 de octubre en servicio de cena(también en su cálida terraza climatizada, con suelo radiante y chimenea).

La creencia popular prehispánica dice que las almas de los seres queridos que se  fueron regresan durante el Día de Muertos, por ello, se les recibe con su comida y bebida favorita. Y así proceden en IZTAC, honrando el alma de todos los muertos y de los amantes que dan nombre al restaurante: Una historia de amor ambientada en el esplendor del Imperio Azteca que relata la tragedia de Iztaccíhuatl y Popocatépetl en la que la joven y bella Iztaccíhuatl muere de tristeza tras creer, erróneamente, que su prometido había fallecido en la batalla.

Una receta que nunca falta en cada cena es el delicioso pan de muerto con el que finaliza el Menú Degustación que se ofrecerá únicamente en las cenas delos días 30 y 31 de octubre al precio de 55 euros (bebidas no incluidas) y que se compone de los siguientes platillos:

Caldo de Milpa

Fondo de ave, hongos, chile poblano, flor de calabaza y granos de maíz; perfumado con epazote

Tetela de Maíz rellena de queso Oaxaca y hoja Santa

Antojito típico mexicano a base de masa de maíz rellena de queso de la región de Oaxaca, perfumado con hoja santa de sabor anisado, salsa de tomatillo verde y queso fresco.

Dobladita de Pipián Blanco rellena de pato

Tortilla de maíz rellena de pato desmechado en salsa de sésamo blanco y guarnición de alcaparras, aceitunas verdes y piparra. ¡El favorito de Diego Rivera!

Tamalito de gambas y flor de calabacín veracruzano

Masa de maíz rellena de gambón y flor de calabacín envuelta en hoja de Totomoxtle, cocido al vapor, servido con queso fresco y chiltomate.

Pulpo en Manchamantel oaxaqueño

Pata de pulpo a las brasas, en mole de sabor afrutado acompañado de frutas rostizadas.

Entomatado de PorkBelly

Barriga de cerdo confitada a baja temperatura con la piel crujiente, en salsa de tomatillo verde, chipotle y piloncillo, con guarnición de puré boniato y calabacín bola a la brasa.

Pan de Muerto con chocolate

Dulce de calabaza en tacha

IZTAC abrió sus puertas en el mismo espacio en el que en 1959 se inauguró México Lindo con el fin de continuar con el linaje, cultura y tradición del que fue primer restaurante mexicano de Madrid.

El interiorismo, firmado por el estudio de arquitectura Free Hand, es una extensión más de la tradición que profesa su carta. Un lugar lleno de luz en el que sentirte como en casa donde se une la elegancia minimalista con materiales como la madera que aporta sensación de calidez.

Los lienzos realizados por el artista Gabriel Moreno se integran perfectamente al diseño del restaurante y narran la maravillosa leyenda de Popo e Iztac, los dos grandes volcanes que se admiran desde la Ciudad de México y que -cuenta la leyenda- fueron protagonistas de una historia de amor tan apasionante como este menú con el que IZTAC propone festejar y honrar a los seres queridos que se fueron.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

M. Gutiérrez-Aller

Mónica Gutiérrez-Aller, apasionada por la gastronomía, por la buena mesa, por el disfrute de los aromas, sabores y colores de los platos

Recibe nuestras noticias en tu correo

M. Gutiérrez-Aller

Mónica Gutiérrez-Aller, mónica gastronómica bien podría llamarse mónica gastroMÓNIca, y con ese juego de palabras es fácil adivinar mi pasión por la gastronomía, por la buena mesa, por el disfrute de los aromas, sabores y colores de los platos.
Soy de esas personas que se sientan a la mesa para estar feliz, para compartir charla y mantel, para aprovechar los instantes que nos da la vida y simplemente dejarse llevar por las recetas elaboradas por los cocineros, pasteleros, guisanderas y chefs con todo su cariño

Lo más leído