Francia depositó 200.000 euros de fianza para que los ayatolás liberarán a la joven detenida en Irán

Francia depositó 200.000 euros de fianza para que los ayatolás liberarán a la joven detenida en Irán

El ministro francés de Exteriores Bernard Kouchner confirmó este lunes que Francia pagó una fianza de «alrededor de 200.000 euros» por la liberación condicional de Clotilde Reiss, la francesa procesada en Irán por las protestas postelectorales en ese país.

El sistema vigente en Irán para lograr una liberación condicional consiste en pagar una fianza que «teóricamente se nos va a reembolsar» porque, en este caso, «ella es inocente y eso se va a reconocer», explicó el ministro en declaraciones a la cadena de televisión LCI.

El hecho de que se pague una fianza, subrayó, no quiere decir que sea culpable.

Kouchner dijo que desconoce cuándo las autoridades judiciales iraníes pronunciarán su veredicto final, aunque insistió en que el fallo «reconocerá su inocencia».

El jefe de la diplomacia francesa recordó que «no se ha emitido el veredicto. Se puede esperar, se debe esperar, un veredicto que reconozca su inocencia —no sé cuándo— y su regreso a Francia, que nosotros deseamos vivamente, como dijo ayer [por este domingo] el presidente de la república»

La cantidad de la fianza desvelada por el ministro francés coincide prácticamente con la que previamente había anunciado el fiscal general de Teherán, Said Mortazavi.

Según la agencia de noticias local Fars, el fiscal confirmó que Clotilde Reiss fue puesta en libertad bajo fianza tras hacer efectiva una fianza de tres mil millones de riales iraníes (unos 215.000 euros) y precisó que la joven «no tiene permiso para salir de Irán».

La detención de Reiss ha suscitado una importante movilización diplomática por parte de Francia. París ha reconocido este lunes que las negociaciones para su liberación habían tenido lugar en contactos directos entre el presidente Sarkozy y su homólogo sirio, Bachar al-Assad.

El Eliseo ya subrayó el papel de Siria en la liberación el pasado 11 de agosto de Nazak Afshar, una franco-iraní empleada en la embajada gala en Teherán.

Detenida desde el 1 de julio

Clotilde Reiss, de 24 años, fue liberada este domingo de la prisión iraní de Evin y trasladada a la embajada francesa de Teherán donde espera a que se dicte sentencia sobre las acusaciones que pesan en su contra.

La joven ejercía de lectora en la Universidad de Isfahan, en el centro del país hasta que el pasado 1 de julio fue detenida en el aeropuerto internacional de Teherán cuando se disponía a abandonar Irán.

Un mes después, en el juicio masivo que se celebra contra un centenar de personas acusadas de provocar disturbios tras las elecciones presidenciales del pasado 12 de junio, fue acusada de participar en los mismos y de informar a la embajada francesa.

Durante la vista, Reiss admitió lo que denominó «un error» y solicitó perdón al pueblo iraní, además de clemencia a la corte revolucionaria que la juzga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído