Castilla siempre pierde

Una vez más, como casi siempre después de treinta años, los partidos que defienden una solución política para Castilla han sido desechados por los electores. La representación castellanista en los comicios que atañen más de cerca a los ciudadanos ha sido mínima, agravando la situación política, económica y social de una región

Nieve negra

Nacido entre el Cerrato y Tierra de Campos soy un enamorado de la montaña. Los horizontes quebrados entre Palencia y Cantabria siempre me han atraído mucho. Aguilar y Cervera, pero especialmente La Pernía, me han gustado siempre y en esas tierras de leyendas medievales he pasado grandes jornadas. La espadaña de Cantamuda me ha acogido

Mi programa municipal

Puesto que este año 2015 se presenta de vértigo en cuestiones políticas creo que es mejor ir adelantando camino. Como por otra parte también en el terreno personal será un año muy especial me urjo a mí mismo a consumir etapas a toda prisa. Aunque todavía falta tiempo, he aquí un pequeño catálogo de sugerencias a los posibles candidatos

1346

Otra vez. Ha vuelto a suceder. También este año Palencia ha perdido habitantes. 1346. Otra vez, sí. Se repite año tras año. Se llama agotamiento. Dejadez, impotencia. Olvido. No les importamos nada. Las autoridades carecen de conocimientos y capacidad para parar esta permanente sangría. Pero cobran como empresarios de éxito. ¿Cuánto

A la rica reforma constitucional

Parece que de vez en cuando, cual río Guadiana de la conveniencia, renace la intención socialista de reformar la constitución. Esta vez es para contentar a los nacionalistas catalanes. Contentar a los descontentos se ha buscado desde el principio de la ley de leyes. Es más, si la Constitución se hizo como es, recuerden los lectores con

Un tiro en la nuca de Pablo Iglesias

A veces me entra la duda de si los políticos que nos malgobiernan son verdaderamente España, pues de ella salen, o son como tantas veces se denuncia un grupo aparte. ¿Por qué las reglas que valen para los demás no valen para ellos? Verán, Paredes de Nava es el centenario pueblo donde nacieron Jorge Manrique y Pedro y Alonso Berruguete.

Visca Catalunya lliure

Cuesta creer que haya otro país en el que el pueblo no defienda su integridad, su constitución y su bandera. Siempre he creído que era cosa del franquismo, que durante cuarenta años se llenaron tanto la boca de “España, España” que nos ha provocado una sensación de plenitud tal que nos hace encoger de hombros ante cualquier cosa

Santa María es una emoción

El largo verano se ha perdido bruscamente detrás de la primera esquina de noviembre y el cielo se oscurece con rabia. Una cortina de grises sombríos amenazan desde el cielo con dejarse caer furibundos sobre el pueblo. La iglesia de Santa María quiere competir con los cerros y se pone de puntillas para atrapar las nubes y obligarlas a admirar

Repoblar España

Abrumados como estamos por la crisis económica de nunca acabar no nos damos cuenta de que otras crisis, igual de peligrosas pero más enmascaradas, nos van a comer por los pies. Los graves problemas de natalidad y repoblación son en realidad dos caras de la misma moneda, la llamamos progreso y modernidad. Por algún motivo nos hemos creído

Es la fiesta nacional, imbécil

Soy crítico con España. Muy crítico. Hay cosas que no me gustan y me parecen impropias de un país evolucionado, justo y moderno. La crisis, por ejemplo. Las tarjetas negras, ésas que imbécilmente nos hemos empeñado en llamar “black” de políticos de derechas, izquierdas y centrocuentistas. Las cuentas en Suiza, los eres falsos,

Covalagua es una emoción

A mi derecha el páramo está desnudo, solitario, yermo. Solo rocas desgastadas por siglos de agua lo adoquinan desigualmente. Tropeles de nubes lo envuelven y lo protegen, envolviéndolo en serenidad. A mi izquierda, cubierta de densa vegetación, la ladera se precipita velozmente en busca ansiosa del valle. Orondas gotas de agua caen plácidamente,

Castilla miserable

Lo de Cataluña no hay quien lo pare y su independencia empieza a ser un futuro deseable… también fuera de Cataluña. La inacción del gobierno actual, que durante años ha dejado a los catalanistas educar a los ciudadanos a través de la prensa subvencionada y de las teles públicas, solo es comparable a la tonta ingenuidad del otro presidente,

Paráfrasis con «P» de Palencia

El ayuntamiento ha multado con 2.500€ a los parásitos que destruyeron por placer las “P” que unos cuantos artistas habían preparado para pregonar San Antolín. Sospecho las manos en la cabeza y las abultadas exclamaciones del pelotón de palurdos que creen que el buenismo ilimitado sirve para algo. Me temo que pregonarán y protestarán

San Martín de Frómista, sitiado

He contemplado con absoluta desolación el desastre que alguien ha autorizado en San Martín de Frómista, monumento nacional desde 1894 y Bien de Interés cultural desde 1982, una joya que embebe a miles de visitantes al año al pie del Camino de Santiago, un monumento tan importante que es imposible saber la cantidad de dinero que ha empleado

Tormenta en la meseta

Llueven gotas pesadas como blasfemias, la ciudad se vuelve gris y se difumina en planos espesos. Súbitamente las avenidas se vacían y la grisura se adueña de ellas. Las aceras se vuelven más anchas y parecen un gigantesco decorado esperando a los actores de una película coral. Al principio la ciudad se alegra y acepta con ilusión que

La camiseta del Real Madrid

Yo siempre fui del Madrid mientras el fútbol me interesó. En mi infancia me gustaba su inmaculado blanco sobre otras camisas a rayas. No me gustaban las camisas a rayas. El blanco es el color de la limpieza, de la honorabilidad y de la brillantez. El blanco es el color de la camiseta del Real Madrid. Siempre. Siempre hasta que se cruzó

Valdivia es una emoción

Corre el domingo sereno y sopla entre riscos buscando reposo de primavera. Una nube observa desde lo alto cómo la montaña se viste de silencio y paz, sólo la retorcida carretera nos trae de vez en cuando noticia de que el mundo existe, bullicioso y arrogante. En Revilla de Pomar Palencia se pone de puntillas para alcanzar el rabioso azul

La Ojeda, esa emoción

Nubes como cantos grises, oscuros y negros cubren los cielos. Llueve intensa primavera y la Ojeda no ofrece refugio ante el olor exuberante a lilas en floración. La Ojeda, que es la mejor publicidad de la primavera palentina, empieza suave y sugerente, quizá temerosa del paseante, para terminar brava y orgullosa a las puertas de Cervera

Adolfo Suárez, mi nota discordante.

Dice mi suegra que “líbrenos Dios de la hora de los elogios”. Cuando empiezo a escribir en la fría tarde dominical va a intervenir Alfonso Guerra en esa batalla de elogios hacia Adolfo Suárez en que se ha convertido la programación de las televisiones españolas. No sé qué dirá el antiguo vicepresidente del gobierno pero cabe suponer

Tajo de agua en Castilla

Sobre el tajo de agua que hiende la meseta y divide la tierra queda todavía el surco que trazó la última barcaza. Se acaba el día y la bonanza se refleja en el agua, se prolonga hasta la agonía de la tarde y se pierde detrás de la recta interminable, donde el horizonte marca la caída del sol. Apenas ha tocado tierras de Cerrato y ya

Escena de nieve en Castilla

Cae la nieve con paciente lentitud, con el aplomo de quien se sabe triunfador. Nieva sin prisa durante las primeras horas y borra las figuras del parque. El cielo es gris y contagia de color a pinos y abetos que evocan una borrosa amenaza sobre la madrugada mohína. Es difícil reconocer las formas que otros amaneceres aún más oscuros se

La hija de Carles Puyol (II)

Cada uno pone a sus hijos el nombre que le da la gana, no el nombre que le apetezca al vecino del sexto. Seguro que a usted le parece obvio salvo si tiene una enfermedad mental o si su degeneración ideológica le lleva al radicalismo. El pobre Carles Puyol ha tenido la mala idea de llamar Manuela a su hija. Y le han llovido bofetadas nacionalistas

Gamonal, quieren perroflautar España

Todavía no tengo claro si la victoria de Gamonal es de todos los vecinos o sólo de los más brutos del barrio, no sé qué ha pesado más en la voluntad del alcalde. Para que nadie se llame a engaño y antes de dedicarme el habitual compendio de insultos ruego echen un vistazo a mi opinión al respecto en este artículo anterior. Gamonal

Vieja calle mayor

Las columnas de los soportales, hieráticas y firmes, alineadas a lo largo de toda la calle, saludan marcialmente un sábado tan soleado que parece impropio de enero. Palencia popular fluye por la calle mayor en busca de su razón de ser. El sol, que ha llegado inesperadamente, ocupa de peatones perezosos toda la calzada, ciudadanos ociosos

Gamonal, hasta aquí llegó la riada de 2014

El pueblo castellano tiene fama de sumiso; la emigración, antes con Franco, ahora en Democracia, parece ser su destino natural sin que nadie levante la cabeza. Sumisos y callados mientras las provincias se despueblan y pierden servicios, los castellanos han aceptado la configuración de un Estado que les expolia en beneficio de regiones periféricas.

El beso se hace conjuro

Enero soliviantado se cubre de nubes de malos propósitos. Se agolpan a empellones, echando a las demás para hacerse sitio, disputando cada metro de horizonte por llegar las primeras. Desde arriba Palencia parece pequeña e indefensa, un borroso espacio de luz a medio camino entre Cerrato y Tierra de Campos. Por la noche la vida se refugia

Tijeras de hielo

Caen tijeras de hielo sobre la meseta y las calles se vacían. A lo lejos una ventana titila y de ella sale una débil luz que disputa inútilmente contra la niebla. Henchida y satisfecha, la niebla colma todos los espacios de la ciudad queriendo apropiarse de ella. Se abraza a las pilastras de los soportales y quiere ser parte de los edificios

Publicidad ¿institucional?

Cuando uno se pone a escribir ha de saber cuándo callar, siempre es mucho más lo que se ignora que lo que se sabe. Yo, de leyes, por ejemplo. Este pobrecillo escribidor sabe lo que está bien o mal, lo que le gusta o lo que no le gusta… pero no siempre sé lo que es legal o no, que es otra cosa. Así que en ese terreno, como en tantos

El «Salón» de Palencia, sinsentido

Leo con sumo interés el reportaje de Carlos Hugo Sanz sobre la década que se va a cumplir de la última y lamentable reforma de "El Salón". Puede que seamos diez años más viejos pero también diez años más experimentados y más sabios. Diez años dan para mucho y mi opinión al respecto sigue sin cambiar. Hay cosas en el manejo de una

Despilfarro poligonal

Hieráticas farolas, tan espigadas como inservibles, son parte del esqueleto del polígono. Caras calles asfaltadas, alcantarillas, aceras, vallas, desagües y un vasto aparcamiento son también elementos de ese inútil organismo inerte que el ayuntamiento vendió a sus ciudadanos como la quintaesencia del desarrollo. El futuro del lugar,

No me pongan la rayita

Es bonito que en la sociedad se instale un debate público y se confronten posiciones con respeto y claridad. Dejarlo todo al debate de los partidos es dejar que la ideología influya en un debate que le es ajeno, un debate cuyas decisones deben ser propias del sentido común, sin partidos ni banderías. Que el ciudadano común opine y actúe

El pasado doce de octubre en Barcelona

Leo asombrado que varios miles de barceloneses se manifestaron por la unidad de España. Si dejamos momentáneamente de lado dónde se ha producido la manifestación el hecho en sí ya es sorprendente. Que alguien, con la que está cayendo, se manifieste a favor de la unidad de España es para tirar cohetes. Que a los españoles nos trae al

Sólo soy un burgués que se avergüenza de los suyos

A ningún político británico se le habría jamás ocurrido dividir a Inglaterra para contentar a escoceses o galeses. Ni para satisfacer a los barones de su propio partido. En España un señor de Cebreros dividió a Castilla, separando a Rioja o Cantabria de sus orígenes castellanos. Con ello contentó a los señoritos de su extinta UCD

Las bicicletas son para Palencia

El ayuntamiento se dispone a regular la circulación de bicicletas por la ciudad, dado el aumento que ha sufrido su presencia en las calles. No pretendo ser imparcial, soy ciclista urbano: al trabajo, a la compra o a otros quehaceres suelo desplazarme, si me es posible, en bicicleta. Como conductor o peatón he sufrido también los disparates

Fiesta en Castilla

Ha habido fiesta. Aún desprende vapor la carpa, aún se escuchan las últimas coplas. La cerveza de la tierra, que ahora Castilla hace cerveza, ha corrido generosa pero discretamente. En la plaza del ayuntamiento cuelgan banderas y gallardetes, en las cuerdas que la cruzan quedan despistadas, resistiéndose a irse, fusas y semifusas. Como

Catalanismo franquista

Los excesos son siempre malos. Si uno se pasa de frenada puede llegar a hacer el ridículo, qué le vamos a hacer. Es cuestión de moderarse, modularse y modelarse para no caer en lo grotesco. Ser nacionalista es bueno, es natural, todos tendemos a defender la tierra que nos vio nacer, aquello que nos es más propio, luchamos contra aquellos

Castilla en Frómista

Ahora que vivimos tiempos convulsos en los que otras regiones nos dominan y aprueban o niegan con sus votos los presupuestos de todos; ahora que en vez de una Castilla que impulse España tenemos cinco castillitas que no molesten a los nacionalistas rencorosos; ahora que todos manejamos palabras como software, twitear, share o bluetooh; ahora

A los diputados socialistas castellanos

Una de las mayores lacras de España, que arrastramos pesadamente y determina y condena nuestro futuro, es el reparto autonómico de que España acordaron UCD y el PSOE para sacar adelante la actual constitución. Nunca se pensó en el bien colectivo, en el bien de España, en la igualdad o en la justicia, sino en satisfacer las demandas de

A un aula vacía

Sólo hace un puñado de días que el aula se quedó vacía. Hierática, estática y un tanto enfática, espera revestida de solemnidad que pase el verano. Desvitalizada, carente del ajetreo que días atrás ofrecía parece un objeto de museo, un espécimen al que analizar bajo el microscopio para averiguar por dónde deambulará el problemático

El concierto vasco, privilegio medieval

Claro que el concierto vasco es una injusticia, me permito por una vez estar de acuerdo con Pere Navarro. Y el convenio navarro… igualito. Privilegios medievales en el siglo XXI. Por muy constitucional que sea, si no somos todos iguales ante la ley… la ley es injusta, aunque sea la mismísima y sacrosanta constitución. ¿Alguien puede

Pedro de Hoyos

Escribir me permite disfrutar más y mejor de la vida, conocerme mejor y esforzarme en entender el mundo y a sus habitantes... porque ya os digo que de eso me gusta escribir: de la vida y de los que la viven.

Lo más leído