El líder del PSOE carga contra la hostelería ignorando a que el Instituto Carlos III asigna a los bares sólo el 2,6% de contagios

Sánchez contra Madrid: el socialista quiere cerrar los bares para fastidiar a Ayuso

El Ministerio de Sanidad da marcha atrás y negociará de nuevo las restricciones con las comunidades autónomas

Sánchez contra Madrid: el socialista quiere cerrar los bares para fastidiar a Ayuso
Pedro Sánchez (PSOE) e Isabel Díaz Ayuso (PP). PD

El telón de fondo es la humillante derrota que el centroderecha, encabezado por Isabel Díaz Ayuso propinó el pasado 4-M a toda la izquierda madrileña.

Y dado por perdido Madrid, incluso de cara a próximas elecciones generales, todos los movimientos de Pedro Sánchez y sus aliados se centran en erosionar a la popular Ayuso, para evitar que el modelo se extienda al conjunto de España.

Y a cualquier precio, incluido el de arruinar a los negocios de hosteleria que han sobrevivido a las draconianas restricciones impuestas por el Gobierno PSOE-Podemos durante la pandemia de coronavirus.

La obsesión de Sánchez con bares y restaurantes roza lo patológico: el Ministerio de Sanidad sigue su particular cruzada contra estos establecimientos y eleva las restricciones en una nueva vuelta de tuerca que no obedece a razones sanitarias, porque, como revela Carlos Cuesta en OKdiario este 8 de junio de 2021, según el último informe elaborado por el Instituto público Carlos III, dependiente del propio ministerio, en este tipo de locales se produce sólo el 2,6% de los contagios totales.

De modo que las razones son de otra índole, políticas muy posiblemente, tal vez porque no soporte que de forma mayoritaria los hosteleros hayan salido en apoyo de la presidenta madrileña y ahora pretenda vengarse.

Según los datos del Instituto Público Carlos III, en los domicilios se producen el 41,2% de los contagios; el 5,4% tienen lugar en los centros de trabajo y sólo el 2,6% se generan en bares y restaurantes, porcentaje que está por debajo, incluso, del que se registra en los centros sociosanitarios (3,2%).

De modo que no hay motivo sanitario alguno para asfixiar a este tipo de establecimientos, salvo que el argumento sea el antes expuesto: que Sánchez haya decidido hacerles pagar muy caro su apoyo a Ayuso y sus críticas crecientes al Gobierno socialcomunista.

En definitiva, les ha convertido en los grandes culpables de su derrota en Madrid y, en consecuencia, ha decidido incrementarles el castigo: sólo así puede entenderse su obsesión por hundir definitivamente un sector que ha sufrido como pocos la pandemia y que no ha recibido apenas ayudas.

Lo del «escudo social» no iba por la hostelería, a la que el Gobierno Sánchez quiere terminar de hundir.

Y lo hace con saña, criminalizándoles de manera grosera. Ahora que empezaban a ver la luz, viene Sánchez y se saca de la manga un plan de restricciones que no viene avalado científicamente y que sólo es la constatación de que este hombre es implacable con quien no le baila el agua.

Puro sectarismo.

Te puede interesar

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído