EL FUTURO VICEPRESIDENTE

La confesión de Pablo Iglesias que trata de ocultar a toda costa Sánchez para poder seguir en Moncloa

La confesión de Pablo Iglesias que trata de ocultar a toda costa Sánchez para poder seguir en Moncloa
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el día del 'pacto del abrazo'.

Como conocen gran parte de los lectores de Periodista Digital, corría el mes de agosto año 2014 cuando Mariló Montero, ejercía de presentadora del magazine ‘La Mañana’ de TVE, y en la cadena pública se atrevía con una valiente definición del líder de Podemos, Pablo Iglesias: «es un hombre oscuro, no es el estandarte del 15M ni el prototipo del macho ibérico. El macho ibérico defiende y protege a la mujer, yo no me veo para nada defendida por su discurso».

La presentadora de TVE pasaba entonces a estar en el centro de la diana de los principales dirigentes de la formación morada por sus declaraciones pero también por presentar el matinal de la televisión pública de Mariano Rajoy, además de ser la entonces esposa de Carlos Herrera, y trascendía públicamente un mensaje privado de Iglesias en un chat de Telegram en la que mostraba su cara más violenta.

En una conversación con el cofundador e ideólogo de Podemos, el ‘profesor’ Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias mostraba su verdadero yo:

“No me gustan los niños, ni la familia, ni pasear por el parque, ni vestir bien, ni que me paren las viejas ni que franquistas asquerosos me digan ole tus cojones, y con la política me pasa lo mismo que con el sexo de mayorías… No me la pone dura… (sic)”.

Una afirmación que Monedero celebraba:

“Díselo a la mariló. Después, claro, de llamarla Marilú. Y hacer un chiste sobre las galletas (sic)”.

Momento en el que llegaba la afirmación más conocida y criticada de Pablo Iglesias:

“La azotaría hasta que sangrase… Esa es la cara B de lo nacional popular”, decía un convencido Iglesias en una conversación que desde que se filtraba y viese la luz solo publicaban algunos medios de comunicación, peso al violento, machista y escandaloso contenido de la conversación.

Pero lo que se ha ocultado hasta ahora de esta vergonzosa charla entre el líder de Podemos y su ideólogo es todavía más escandaloso y muestra un perfil de quien, en virtud del pacto entre Pedro Sánchez y la formación morada puede ser el próximo vicepresidente del Gobierno…

“[Soy] un marxista algo perverso convertido en psicópata”.

Una confesión, un perfil político que se realiza el propio Pablo Iglesias, que se había ocultado a la opinión pública y que ahora comienza poco a poco a difundirse gracias a las redes sociales. Algo que, tal y como aseguran a Periodista Digital fuentes cercanas al PSOE, pone de los nervios a La Moncloa (Iván Redondo y al propio Sánchez), empeñada ahora en vender la “moderación” de Iglesias y del resto de dirigentes y ‘ministrables’ de Podemos.

Pero afirmaciones como las de su líder quedan retratadas para siempre y son de las que, efectivamente, quitan el sueño.

VER ‘EL QUILOMBO’ – PRESENTADO POR LUIS BALCARCE

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído