EN EL QUINTO ANIVERSARIO

Indignación en Casa Real: Pablo Motos rescata al Rey Felipe del ridículo tras la grave pifia de TVE

Indignación en Casa Real: Pablo Motos rescata al Rey Felipe del ridículo tras la grave pifia de TVE
El incómodo momento del Rey Felipe, que amaga levantarse.

El Rey Felipe VI celebraba este martes 18 de junio la cifra redonda de cinco años de reinado. En la Casa Real habían diseñado a conciencia la agenda de ese día y programaban que los Reyes, acompañados de sus hijas, celebrasen tan señalada fecha con “gente del pueblo”, esto es haciendo entrega de las medallas de la Orden del Mérito Civil.

El solemne Salón de Columnas del Palacio Real acogía así ese quinto aniversario a un buen número de anónimos que, por distintos méritos, recibían esa distinción civil de manos del Rey y el acto contaba con la presentación de la periodista de TVE, Elena Ochoa y, por sorpresa, del presentador estrella de Antena 3, Pablo Motos.

El acto transcurría con la normalidad protocolaria de estos eventos cuando una pifia de la de TVE iba a alterar el transcurso del mismo. Una vez leída la relación de galardonados, Ochoa anunciaba que “sus Majestades los Reyes y Sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infantas doña Sofía… van a ocupar su lugar de honor…”.

En ese instante, Pablo Motos interrumpía el acto y explicaba

«Aquí llega la anécdota: nos faltan dos premiados».

Momento en el que el Rey Felipe ‘abortaba’ a medias su acción de levantarse y regresaba a su asiento.

Tras unos segundos de incertidumbre, la propia presentadora de Televisión Española (con cara de ‘tierra trágame’) no tenía más remedio que reconocer el error y pedir disculpas:

“Mis disculpas, me he precipitado. Ahora sí, que Sus Majestades ocupen el lugar de honor».

La cosa hubiese quedado solo en una mera anécdota si no fuese porque la prensa radical catalana, al servicio del golpismo y financiada con dinero público a espuertas por parte de la Generalitat, ha aprovechado el incidente para destacar que el Rey Felipe se quedó “plantado y con cara de bobo”.

Así que la grave pifia de Ochoa ha sentado muy mal en la Zarzuela pero no por el hecho sino por los daños colaterales generados. Que no vuelva a ocurrir algo así.

 

Te puede interesar

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido