Laurentino Ceña denuncia que no se dejase al número 1 de la Benemérita en Madrid ofrecer explicaciones al ser cesado de manera unilteral

El ex DAO de la Guardia Civil desmonta en una carta el burdo cese de Pérez de los Cobos a manos de Marlaska

El ex DAO de la Guardia Civil desmonta en una carta el burdo cese de Pérez de los Cobos a manos de Marlaska
Laurentino Ceña, Diego Pérez de los Cobos y Fernando Grande-Marlaska.

Cada día que pasa se le pone más cuesta arriba a Fernando Grande-Marlaska defender la tesis de que el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos fue por razones de pérdida de confianza y que se hizo acorde a los mecanismos previstos.

El último en desmontarle el invento ha sido el dimisionario teniente general Laurentino Ceña, antiguo Director de Apoyo Operativo (DAO) de la Guardia Civil,quien dio lectura, ante los altos mandos del Cuerpo, poco después de dimitir, a la carta en la que justificaba su decisión.

Tal y como cuenta este 4 de junio de 2020 el rotativo La Razón, el argumento esgrimido por Ceña para presentar su renuncia al cargo estribaba en la decisión unilateral del ministro del Interior de deponer de su puesto a Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid, sin darle audiencia; es decir, sin ofrecerle la oportunidad para que, ejerciendo el derecho de defensa, pudiera replicar a los argumentos que se esgrimían para su destitución.

El ya ex DAO explicaba que cuando se producen situaciones de cese como el sufrido por Pérez de los Cobos, el procedimiento a seguir es escuchar las razones que pueda alegar el cargo a destituir y, posteriormente, determinar si ha habido malas prácticas que justifiquen esa decisión o, por contra, si esa persona debe seguir al frente de su puesto de responsabilidad.

Sin embargo, Ceña asegura que en este caso se ha hecho todo al revés y la comunicación del cese se hizo sin que Pérez de los Cobos tuviera la ocasión de defenderse de las acusaciones que pudieran habérsele imputado.

En definitiva, la pérdida de confianza y una remodelación del staff de la Benemérita se ha convertido, gracias a la difusión de un oficio de la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, en una destitución política marcada por el autoritarismo en la que, además, se reconoce que se le requirió información sobre unos hechos que están siendo investigados por un juzgado de Madrid en relación con la autorización de la manifestación feminista del 8-M y que fue el foco principal de contagios y a buen seguro de fallecimientos por mor del coronavirus.

Ante esta circunstancia, el teniente general Ceña, como número 1 en el escalafón militar de la Guardia Civil, decidió presentar la dimisión con carácter irrevocable y así se lo comunicó a los altos mandos de la Guardia Civil, muchos de los cuales asistieron a la sesión por videoconferencia.

MALESTAR DENTRO DE LOS ALTOS MANDOS DE LA GUARDIA CIVIL

Según uno de los asistenteS, el ambiente general era el de que se había truncado de una manera brusca la carrera profesional de un guardia civil con más de 40 años de servicio como Diego Pérez de los Cobos, al que, además, se le ha puesto en el centro del objetivo como un militar que incumple con sus obligaciones, cuando la realidad es justamente la contraria.

La certificación del ambiente enrarecido que se respira en la Benemérita es el hecho de que varios mandos del Cuerpo se han negado a ocupar el puesto vacante de Pérez de los Cobos en muestra de solidaridad por lo que consideran una destitución injusta.

El gesto de Ceña de presentar la dimisión en solidaridad con Pérez de los Cobos para enfatizar su desacuerdo por el método utilizado para cesarle, ha sido muy bien valorado dentro de la Benemérita, donde se considera que ha seguido la principal divisa del Cuerpo, que es el honor.

Los acontecimientos posteriores, entre ellos la difusión del citado oficio de la directora general del Instituto Armado, no han hecho otra cosa que darle la razón. Ceña se adelantó a unos acontecimientos que, conforme pasan los días, se complican más y que colocan al ministro del Interior y a la máxima representante de la Benemérita en una situación insostenible.  Tanto es así que la mayoría de las asociaciones de la Guardia Civil han exigido el cese de ambos.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído