Irene Montero ya se llevó un ‘bastonazo’ legal por acusar de “acoso” a una concejal de VOX en Galapagar

Por qué Podemos quiere transformar los escraches al chalet de Pablo Iglesias en «acoso»

El partido de extrema izquierda quiere ‘castigar’ a todo quien proteste cerca del lujoso chalet con la prisión o elevadas multas

Por qué Podemos quiere transformar los escraches al chalet de Pablo Iglesias en "acoso"
Irene Montero y Pablo Iglesias en su chalet PD

Podemos está anheloso por transformar los ‘escraches’ al lujoso chalet de Pablo Iglesias en “acoso”.

Tras dos meses de manifestaciones contra el vicepresidente segundo en las inmediaciones de su lujosa propiedad en Galapagar, desde Podemos están moviendo ficha para utilizar a la Justicia para acabar con el ‘jarabe democrático’.

El partido de Pablo Iglesias necesita que los ‘escraches’ al chalet sean tipificados como “acoso”.

¿El motivo?, convertir una protesta y ejercicio de la libertad de expresión (como son las manifestaciones pacíficas) en un delito que es castigado con una pena de prisión de entre 3 meses y dos años o una multa de 6 a 24 meses.

Una estrategia que ‘estreno’, aunque sin éxito, Irene Montero a través de su denuncia por acoso a la concejal de VOX en Galapagar, Cristina Gómez Carvajal.

La ministra de Igualdad la demandó por acoso, debido a que participó en las caceroladas a las puertas del lujoso chalet de Galapagar. Tras una sesión judicial el pasado 10 de julio, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 dictó el sobreseimiento provisional del caso.

La Justicia no dio la razón a Montero, quien afirmó que Gómez Carvajal cometió un supuestos delitos “coacciones” y “acoso diario en su domicilio y redes sociales” por acudir a las manifestaciones diarias realizadas frente a la lujosa vivienda de Iglesias y Montero.

La juez, que escuchó los alegatos de Montero a través de videoconferencia, consideró que la Edil de VOX estaba haciendo ejercicio de su libertad de expresión y de su derecho a la protesta pacífica.

A pesar del revés judicial sufrido por la pareja de Pablo Iglesias, desde Podemos siguen presionando a través de las redes sociales e, incluso, del panfleto de Dina Bousselham ‘La última hora’.

Campaña online

En las últimas horas, Podemos activó sus mecanismos para vincular en las redes sociales y en la prensa el concepto de “acoso” con las protestas realizadas en Galapagar.

Ángela Rodríguez Pam, secretaria de Derechos LGTBI en Podemos y asesora de Irene Montero, desveló en redes la estrategia del partido morado.

“La diferencia entre escrache y acoso es el dolo, la intención de hacer daño. Así está tipificado en nuestro CP. Todo mi apoyo a Irene Montero, Pablo Iglesias y su familia. Confío en que se haga justicia”

El mensaje también fue difundido por el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

“Más de dos meses de acoso diario, gritos e insultos a una familia con tres niños pequeños. Además de repugnante, muy peligroso para la democracia. ¿Imagináis qué dirían las tertulias si le hicieran esto DURANTE DOS MESES a la familia de Casado o Abascal?”, precisó en las redes.

El diputado de Podemos por Murcia y Secretario en la Mesa del Congreso, Javier Sánchez Serna, no faltó a la campaña para tipificar como “acoso” los ‘escraches’ a Iglesias.

“La extrema derecha lleva meses alentando el acoso contra los dirigentes de las fuerzas progresistas. Buscan instalar el miedo para frenar las transformaciones democráticas. O se corta la impunidad con la que actúan o las consecuencias serán mucho peores”.

Todo sumado a la publicación del panfleto de Podemos señalando a Miguel Frontera como el “organizador de las concentraciones de acoso a la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero”. Es decir, acusándole directamente de un delito, pese a que no cuenta con sentencia en su contra por un delito de «acoso».

Matonismo comunista

Justamente Frontera fue detenido después de que Enrique Santiago mostró sus dotes de ‘matonismo’ el 12 de julio.

El exsecretario General del Partido Comunista (PCE) salió del chalet de Pablo Iglesias para encararse y amenazar a los manifestantes que “celebraban” los resultados autonómicos del 12J, donde Podemos quedó fuertemente ‘golpeado’ tras desplomarse en Galicia y País Vasco.

En las imágenes, difundidas a través de las redes sociales, se puede ver cómo Santiago se encara con los ciudadanos. Ante sus protestas, señala a uno y le reconoce que “a ti ya te tengo identificado”. Justamente se trata de Frontera.

Sin mascarilla y escoltado por la Guardia Civil, el comunista se encara, señala y acusa a los agentes a los manifestantes que le gritan “fuera comunista” o “Viva España”.

Incluso, uno de los vecinos le recuerda que “a mí, no me señales. A día de hoy puedo grabar a quien yo quiera”. En este sentido, da a entender que aún no se aplican leyes del tipo autoritario como las que han respaldado Santiago y Pablo Iglesias en países como Venezuela, Bolivia o Nicaragua.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído