La Guardia Civil también mostró su rechazo a las subidas salariales pactadas

El mísero ‘premio’ del Gobierno al Ejército tras sacarles las castañas del fuego con el COVID: 24 euros al mes

Las asociaciones de militares advierten que el aumento está lejos de los 100 euros de subida lineal que habían reclamado como inicio de una futura equiparación con Policía Nacional y Guardia Civil

El mísero 'premio' del Gobierno al Ejército tras sacarles las castañas del fuego con el COVID: 24 euros al mes
Pedro Sánchez y el Ejército PD

El Gobierno de Pedro Sánchez entregó un mísero ‘premio’ al Ejército, pese a que fue una de las instituciones que le sacó las ‘castañas del fuego’ en la lucha contra el COVID-19.

Las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas consideraron «decepcionante» la subida salarial incluida en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021.

El PSOE-Podemos decidió ‘recompensar’ la labor del ejército con apenas 24,4 euros al mes en las nóminas de los soldados o marineros.

El malestar de las Fuerzas Armadas llega después de que la subsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce, presentase este jueves 5 de noviembre en el Congreso de los Diputados las cuentas públicas de su Ministerio para el próximo año.

A pesar de que la socialista buscó presumir del incremento de 175 millones de euros en gastos de personal, la cifra se queda en nada cuando se traslada hasta las nóminas de los hombres y mujeres que arriesgan su vida por la seguridad de España.

Es importante recordar que el aumento de sueldos se materializará con las modificaciones en el complemento de empleo del personal de Tropa y Marinería, así como con la mejora del componente singular del complemento específico.

Sin embargo, las asociaciones de militares han advertido de que esos cambios solo supondrán en realidad un aumento de retribuciones de 24,4 euros al mes, lejos de los 100 euros de subida lineal que habían reclamado como inicio de una futura equiparación con Policía Nacional y Guardia Civil.

«Subir 24,4 euros a un soldado o marinero es una tomadura de pelo y está muy alejado de los 100 euros exigidos por las asociaciones profesionales», denunciaron desde la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (Asfaspro) y Asociación Unificada de Militares Españoles.

Unas quejas a las que se sumó la Asociación de Tropa Y Marinería Española (ATME), desde donde tildan de «decepcionante» la propuesta de Defensa, por lo que optaron por trasladar sus propuestas a la oposición para que las presenten como enmiendas durante la tramitación de los Presupuestos.

Una ofensa a las Fuerzas Armadas

«Las asociaciones habíamos planteado una adecuación salarial conforme a los tiempos de crisis que estamos comenzando a padecer, de forma leal y responsable, pero nos encontramos que estos presupuestos dejan de nuevo de lado a los hombres y mujeres militares, que comienzan a sentirse heridos en su dignidad por los que tienen que velar por sus derechos», indican las asociaciones de militares.

ATME insiste en que el proyecto no cumple con las «expectativas» generadas y recuerda que los militares ya salieron a la calle a manifestarse hace escasos meses en defensa de unas retribuciones dignas.

«Los militares, en especial la tropa y marinería, no pueden estar esperando sine die, tanto en tiempos de crisis como de bonanza, que las bonitas y vacías frases de agradecimiento se transformen en hechos. Estamos hartos de buenos gestos y palmaditas en la espalda para luego ser olvidados o, en el mejor de los casos, premiados con una medalla honorífica que ni dará de comer a nuestras familias, ni pagará el alquiler de nuestras casas o los estudios de nuestros hijos», precisó.

La protesta de la Guardia Civil

Los guardias civiles se echaron a la calle para protestar contra la ‘enchufada’ de Fernando Grande-Marlaska, la socialista María Gámez.

A través de una manifestación, los agentes de la Benemérita muestran a la directora de la Guardia Civil su rechazo al nuevo borrador de la política de sueldos.

Un documento que perjudican a los guardia civiles de menor cargo y se promueven pagos ‘low cost’ por los servicios extraordinarios.

Los guardias civiles denuncian que una parte considerable de su salario terminará, con el sistema impulsado por María Gámez, en el bolsillo de sus superiores.

Con la aplicación del tercer tramo de equiparación salarial, esta remesa debía alcanzar casi 50 euros mensuales (supone alrededor del 10% del total del acuerdo) para cada uno de los agentes. Sin embargo, la dirección, no obstante, sugiere otro modelo de reparto y redistribuir esa partida en “otros conceptos”.

Los agentes denuncian la situación, al ver que se trata de un modelo que beneficiará a los mandos, mientras que ellos perderán parte de los beneficios alcanzados con el acuerdo de mejoras retributivas.

Además, las bases de la Benemérita aseguran que María Gámez les había prometido un reconocimiento por los servicios extraordinarios similar al de los policías nacionales: el abono de un plus por trabajar en festividades o fechas señaladas.

Sin embargo, la propuesta de la directora (80 euros por cada uno de estos servicios) está lejos de satisfacer las pretensiones de los agentes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído