no termina el escándalo de la pancarta de verano

«Racistas»: Así acusa una de las modelos del cartel chapuza de Igualdad al ministerio de Montero

La británica Nyome Nicholas-Williams ha tildado de “racista” al ministerio de Irene Montero por no disculparse ni con ella ni con Sian Green-Lord

"Racistas": Así acusa una de las modelos del cartel chapuza de Igualdad al ministerio de Montero

La chapuza interminable.

Cuanto más se abunda en el famoso cartel de la campaña de Igualdad, ‘El verano es nuestro’, más despropósitos van quedando al descubierto.

Una de las modelos afectadas, la británica, Nyome Nicholas-Williams, ha señalado de “racista” al ministerio de Irene Montero por no disculparse ni con ella ni con Sian Green-Lord, otra modelo de raza negra con una pierna protésica.

La crítica de la joven, que tiene más de 80 mil seguidores en Instagram, señala que a la modelo de raza blanca que también aparece en la propaganda, Juliet Fitzpatrick, sí le pidieron disculpas.

Por su parte, Fitzpatrick emitió un comunicado en sus redes sociales donde indica que ha perdido «el control sobre la forma en que me identifico. Luché mucho para que me amputaran el seno restante porque no quería vivir mi vida con un pecho grande únicamente. Esa fue mi elección y respeto la elección de cada persona y lo que quiera con su cuerpo, incluso vivir con un solo pecho».

Además, indica que contactó con el organismo que comisionó el cartel. «Contacté a la artista y al Instituto de las Mujeres para pedir una rectificación y para expresar mi enfado y decepción. Recibí una disculpa del Instituto, pero no me llegó nada directamente de la artista. Hasta ahora, Nyome, Sian y Ami no han recibido ninguna disculpa. Qué irónico que la artista haya elegido las imágenes de tres activistas apasionados y defensores de la positividad y el empoderamiento del cuerpo. No nos vamos a quedar calladas con esto».

Chapuza histórica

Continua el escándalo de la pancarta de los 5.000 euros del Ministerio de Igualdad. Además de usar sin permiso la imagen de varias de las modelos, se les alterarló a través de un programa de edición.

A una de las modelos se les añadió una pierna en lugar de su prótesis o un pecho a otra modelo que a la que se le había practicado una doble mastectomía.

Empezó la cosa a torcerse cuando una primera modelo se quejó públicamente de que se emplease su imagen sin que ella hubiese dado el consentimiento.

A esa denuncia se le unió una segunda que, aparte de también poner verde a las responsables de Igualdad por ‘tomar prestada’ sin su permiso una imagen de ella, encima también le pintó la cara a las podemitas por haber retocado su imagen y calzarle una pierna en lugar de la prótesis que ella usa.

Otro de los aspectos que generan escándalo es que no se entiende bajo ningún prisma que se hayan aflojado prácticamente 5.000 euros a la artista encargada del diseño gráfico cuando ella misma, en su web Arte Mapache, lo oferta en 70 euros, pero con un descuento de 10 euros.

Está claro que Gisela Escat halló un chollo como jamás hubiese podido imaginar al ser contratada por el Ministerio de Igualdad para la confección artística de esa campaña.

Eso sí, de manera repentina, casi como por arte de magia, la web de Arte Mapache ha desaparecido de Internet. De hecho, al teclear su dirección, www.artemapacheartist.com, aparece que el dominio ya no existe.

La ‘profesionalidad’ de Escat queda perfectamente retratada cuando ella misma reconoce que la tipografía usada para el cartel tenía unos derechos y que ella, alegremente, no los había abonado

Sin embargo, el escándalo no termina porque falta por determinar a cuánto ascenderán los costes de las posibles indemnizaciones que el ministerio de Irene Montero deberá pagar a las afectadas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído