Las miradas están puestas sobre la decisión que tome la exministra de Justicia de Pedro Sánchez sobre el futuro de los fiscales Ignacio Stampa y Miguel Serrano

El ‘affaire’ de Dolores Delgado y Baltasar Garzón mancilla los nombramientos de los fiscales de Anticorrupción

El exjuez es el defensor jurídico en el ‘Caso Villarejo’, donde podrán nombrarse fiscales afines a sus intereses por intermediación de su ‘novia’

El 'affaire' de Dolores Delgado y Baltasar Garzón mancilla los nombramientos de los fiscales de Anticorrupción
Dolores Delgado y Baltasar Garzón PD

El ‘affaire’ entre Dolores Delgado y Baltasar Garzón genera incertidumbre y preocupación dentro del Poder Judicial.

Así lo demuestra la reunión del Consejo Fiscal, que se celebra este martes 27 de octubre de 2020, para informar sobre la provisión de 18 plazas en la cúpula fiscal, entre ellas un total de nueve en la Fiscalía Anticorrupción.

La Fiscal General del Estado, ‘novia’ del exjuez, tendrá que decidir qué destino tomarán las carreras de Ignacio Stampa y Miguel Serrano, los dos miembros del Ministerio Público a cargo de la investigación del caso Villarejo cuyo puesto fijo en Anticorrupción se dirimirá a lo largo de la jornada.

Es importante recordar que exjuez es el defensor jurídico en el ‘Caso Villarejo’, por lo que se podrá ver beneficiado por los nombramientos de los fiscales de Anticorrupción que anuncie Dolores Delgado.

Ignacio Stampa y Miguel Serrano no son titulares de una plaza fija del departamento dirigido por Alejandro Luzón, por lo que la reunión del Consejo Fiscal puede suponerles la seguridad de que podrán seguir investigando las actividades presuntamente irregulares del comisario jubilado en prisión José Manuel Villarejo.

En el caso de no ser elegidos, deberían abandonar Anticorrupción una vez concluya la comisión de servicios para la que fueron nombrados. En este sentido, tendrían que volver a la Fiscalía de Madrid, donde tienen plaza asignada.

Otro aspecto fundamental para entender la preocupación del Poder Judicial ante el ‘affaire’ de Dolores Delgado y Baltasar Garzón es que las decisión será tomada finalmente por la exministra de Justicia de Pedro Sánchez, ya que las valoraciones de los vocales del Consejo Fiscal no son vinculantes.

Dado que la propia Delgado salió a colación de algunas conversaciones grabadas por el propio Villarejo que obran en el sumario de ‘Tándem’, fuentes fiscales opinan que ésta debería abstenerse en el Consejo de cualquier decisión que pueda afectar a los fiscales del caso, así como comprometer la separación de poderes o beneficiar a su ‘novio’.

Detenciones sospechosas

El 27 de octubre, se conoció que José Manuel Villarejo habría ofrecido, desde prisión, material confidencial que tendrían un impacto directo en las causas de corrupción Gürtel y de la familia Pujol y aquella que investigó la celebración del referéndum secesionista del 1-O en Cataluña.

La presunta venta de la información llevó a la detención de cuatro personas este viernes 23 de octubre. Se trata de la mujer del policía, Gemma Alcalá, (que ya está imputada en la causa Tándem), así como el abogado Alfonso Pazos, de 60 años, y su actual pareja. 

Horas después, el juez Manuel García-Castellón dejó en libertad a la mujer de Villarejo tras retirarle el pasaporte e imponerle comparecencias quincenales. Sin embargo, envió a prisión a Alfonso Pazos.

Justamente son estas detenciones las que ‘ponen en la picota’ al Gobierno del PSOE-Podemos, pero más en concreto a la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, y a su ‘novio’, el exjuez Baltasar Garzón.

Resulta, al menos curioso, que una parte de los acusados que podrían verse perjudicados por las filtraciones de Villarejo tengan a Baltasar Garzón como defensor jurídico, quien mantiene una relación cercana e íntima con quien fue la ministra de Justicia y que ahora lidera la Fiscalía General del Estado.

Unas peligrosas ‘coincidencias’ que están generando una gran sospecha dentro del Poder Judicial, como confirman a Periodista Digital fuentes jurídicas.

Es importante recordar que, durante 2018, el comisario Enrique García Castaño designó a Baltasar Garzón como abogado defensor tres horas después de haber sido detenido por sus compañeros de Asuntos Internos, dentro de la llamada Operación Tándem.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído