A LOS PIJOS DE PODEMOS YA NO LES GUSTA EL 'JARABE DEMOCRÁTICO'

El vicepresidente Iglesias y la ministra Montero van al juez para meter 4 años en la cárcel al vecino del himno español

Maniobras de Interior, Fiscalía y Gobierno PSOE-Podemos para intentar dar un 'escarmiento' a Miguel Frontera, el vecino que hizo sonar el himno de España ante la mansión serrana de los marqueses de Galapagar

El vicepresidente Iglesias y la ministra Montero van al juez para meter 4 años en la cárcel al vecino del himno español
Miguel Frontera, Irene Montero y Pablo Iglesias. PD

Es evidente que el ‘jarabe democrático, que promovían no hace mucho Pablo Iglesias y sus compinches, ya no les gusta a los dirigentes de Podemos.

Para el ahora vicepresidente del Gobierno, los escraches eran una herramienta útil del pueblo para democratizar los debates.

“Interpelar a las élites”, decía, el mismo que ahora llama con frenesí al ministro Grande-Marlaska y le exige que mande más agentes de la Guardia Civil con material antidisturbios a sus mansión serrana, cada vez que los vecinos de Galapagar se acercan coreando cánticos en su contra.

Vaya por delante que el líder de Podemos, y su ‘señora’, miembro también de la cúpula del partido morado, han acumulado un sustancial patrimonio desde que ambos decidieron dar el salto a la política en 2014, cuando se presentaron a las elecciones europeas.

En la actualidad, ambos acumulan unos buen capital en cuentas corrientes y fondos, un total de ocho inmuebles (algunos de ellos compartidos al 50%), una moto y dos coches, que no necesitan utilizar porque tiran del parque móvil oficial que pagamos todos los contribuyentes.

Su principal deuda, compartida a medias, es la hipoteca que solicitaron en su día para comprar el chalet de Galapagar, en la sierra de Madrid, y cuyo saldo pendiente asciende a unos 400.000 euros.

Pues bien, Iglesias y su esposa ministra testificarán el próximo 9 de diciembre por videoconferencia para tratar de mandar a la cárcel a un ciudadano, Miguel Frontera Díaz, contra el que se querellaron hace unos meses por los presuntos delitos de acoso, coacción, descubrimiento y revelación de secretos, desobediencia a la autoridad, alteración del orden público y contra los recursos naturales y el medio ambiente.

La testifical de Iglesias y Montero es por el presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos, penado con uno a cuatro años de cárcel.

Según la pareja, el querellado se encaramó al muro de su propiedad para grabar un vídeo del interior con su teléfono móvil.

En el relato que hacen los abogados del vicepresidente también se destacan otras actuaciones por parte del querellado como llevar un equipo con megafonía para sus protestas, lo que supone un «impacto acústico sobre toda la zona del parque natural y la zona residencial de dudosa legalidad».

Miguel Frontera, según Iglesias y Montero, cometió el delito de «poner a volumen muy elevado el himno de España», lo que, en su opinión, «molesta a las aves del entorno del Parque Nacional de Guadarrama».

El abogado de la pareja asegura que «todas estas actuaciones alteran el orden público, con marcado carácter de gamberrismo, intromisión y de lesión a los derechos de la familia y del resto de sus vecinos, por lo que no pueden ser confundidas con el legítimo derecho de reunión, manifestación y expresión consagrados en nuestra Constitución».

«No cabe duda -añade- que del veraz relato de hechos que se realiza en esta querella no se puede desprender más que la conclusión de que nos encontramos ante un delito de coacciones con la intromisión y penetración en el entorno personal de la víctima…con manifiesta alevosía para realizar una grabación de vídeo, a través de su teléfono móvil, del interior de la casa, captando ilegítimamente imágenes del núcleo privado y reservado a la intimidad».

No cabe mayor hipocresía: el que patentó la frase de que los «escraches son el jarabe democrático de los de abajo», le pide cuatro años de cárcel a uno de los de abajo que osó protestar delante de su domicilio haciendo sonar el himno nacional. Como ahora Iglesias forma parte de «los de arriba» quiere meter en prisión a un ciudadano que hizo la mitad de la mitad de lo que hicieron los suyos cuando «pedían cuenta a las élites».

Ahora, la élite eres tú, Pablo Iglesias.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído