LUIS VENTOSO HACE LEÑA DEL ÁRBOL CAÍDO DE PABLO IGLESIAS EN SU TRIBUNA DEL ABC

Sánchez, mudo y feliz en su tumbona de Canarias ante el réquiem electoral que se avecina en Unidas Podemos

"Chaletazo de lujo, tarjetas de teléfono con fotos eróticas de colaboradoras oportunamente chamuscadas, financiación de aromas bolivarianos e iraníes, la caja B en los tribunales y un partido convertido en el cortijo de una pareja de supervivientes"

Sánchez, mudo y feliz en su tumbona de Canarias ante el réquiem electoral que se avecina en Unidas Podemos
Pablo Iglesias, con cara de funeral ante el horizonte judicial que le espera a Podemos y Sánchez, relajado, observando el talegazo que se está pegando su socio.

Luis Ventoso, en su tribuna de ABC de este 12 de agosto de 2020, es quien brinda la imagen.

El columnista del diario de Vocento recrea la imagen de un presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, repanchingado en su tumbona mientras se pone negro el futuro para los morados de Pablo Iglesias.

Ventoso recuerda cómo se inició Podemos (y también Ciudadanos) y en qué se ha transformado esa formación que venía a regenerar la vida pública española:

Por supuesto. Estoy plenamente convencido de la existencia de los unicornios azules, el Yeti, el agua magnetizada que cura todos los males, los marcianos de Roswell y la Santa Compaña ¡Hasta me creo los datos del doctor Simón! Así que cuando en 2014 surgieron los dos partidos adalides de la «Nueva Política», Podemos y Ciudadanos, di por descontado que estábamos ante el advenimiento de un nuevo tipo de dirigentes, más puros que el hielo profundo del glaciar islandés Vatnajökull y tan anti-corrompibles como una lámina de platino. Las corruptelas –ciertas– del PSOE y PP quedarían superadas, merced a unos jóvenes políticos tan angélicos que casi habría que amarrarlos con un cabo a sus escaños para que no levitasen por el techo del Congreso.

Sobre Iglesias vaticina que sus aspiraciones son las de conservar sus propias prebendas y, a lo sumo, los de su pareja, Irene Montero:

Pero solo seis años después observo boquiabierto que la Nueva Política ya está tan oxidada como la Vieja Política. El Gran Regenerador y varias veces inminente presidente del Gobierno, Riverita, se encuentra prejubilado tras recibir un tarascada electoral por hacer demasiado el veleta. En cuanto a Pablete, ahora Don Pablo, ya ha incurrido en todos los vicios de La Casta, uno tras otro. Su único horizonte es intentar conservar la berlina oficial para él y su mujer todo lo que se pueda, porque el horizonte electoral de Podemos empieza a sonar a réquiem.

Entre a fondo en lo sucedido el 11 de agosto de 2020, cuando a Unidas Podemos un juez decidió iniciar el proceso para empapelar a varios de sus cargos:

Cloaquilla habemus, Don Pablo. Podemos, flagelo de corruptos, ha sido imputado como partido por presunta «malversación» y «administración desleal». El juez también investiga al tesorero, la gerente y el secretario de comunicación, que se encargaba de las campañas electorales y es asesor íntimo de Querido Líder. Ya tenemos nuestra «caja B», Don Pablo. Ya somos casta pura. En cambio lo que no tenemos es congruencia alguna con lo que predicábamos en la oposición: «Ante la apertura de juicio oral, dimisión. Así de concreto». Se nos han olvidado también aquellas estupendas lecciones magistrales que le arreábamos al viejo Mariano cuando aseguraba que no conocía de primera mano los chanchullos del PP: «Si usted no sabía nada, entonces es que es un perfecto incompetente».

El periodista de ABC se muestra estupefacto por el silencio de los grandes líderes de Unidas Podemos, a excepción del siempre locuaz Echenique:

Echenique, que ha ajusticiado dialécticamente a media clase política ante el más mínimo indicio de sombra, defendía ayer súbitamente la presunción de inocencia. Entrañable. Irene, la justiciera de Galapagar, enmudecía en Twitter (su última entrada fue para explicar que «necesitamos una salida de la crisis con perspectiva de género»; de los pufos del partido familiar, cero). Silencio también en las redes de Tito Garzón, el ministro de Consumo, que el lunes encadenaba tuits febriles denunciando a la monarquía.

Chaletazo de lujo, tarjetas de teléfono con fotos eróticas de colaboradoras oportunamente chamuscadas, financiación de aromas bolivarianos e iraníes, la caja B en los tribunales y un partido convertido en el cortijo de una pareja de supervivientes. No está mal para quienes venían a regenerar la vida pública).

Y la postdata con la que concluye el texto tiene su guasa:

(PD: Y Sánchez, mudo y feliz en su tumbona de Canarias. Si Podemos baja, el PSOE sube).

Depresión en la soviética RTVE: así informan sobre la imputación de Podemos y los altos cargos de Iglesias por la 'caja B'

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído