A vueltas con el lenguaje

Por Carlos de Bustamante

( La pareja. Acuarela de Manuel Macías Cañizares en Facebook) (*)

No sería tan osado este rezongón empedernido como para dar lecciones a nadie sobre filología hispánica cuando es aprendiz de todo y maestro de nada. Sin embargo y roto el fuego por mi amigo de siempre y compañero de ahora den este blog Javier Pardo de Santayana contribuyo con mi granito de arena a denunciar o mejor comentar cómo de forma lenta pero continua se tergiversan las normas más elementales de nuestro riquísimo idioma español, fundamentado en el castellano.

No llegaré nunca a la altura de mi caro amigo en “Atención españoles: al gobierno no le gusta la lengua de Cervantes” publicado recientemente. Pero eso, lo del granito de arena… No creo que se me tome como plagio si les digo, que también me referiré a ciertos “modos y modas” abanderados por nuestro actual gobierno sociata. Dicho ya ampliamente el error machaconamente utilizado con el mal empleo de la expresión “género” en vez de “sexo”, daré un paso más en parecida línea de la obsesiva manía principalmente (que no única) sociata, de una mal entendida y peor ejecutada defensa de la mujer. La que “de por sé”, tiene tal categoría, que no necesita defensa.

Creo que fue Perogrullo quien dijo que la humanidad que puebla nuestro planeta azul, está compuesta ineludiblemente por hombres y mujeres. Ineludiblemente, pues, por seres humanos de diferente sexo; diferencia establecida por quien pudo, sin la que sería imposible la procreación natural. Una procreación que, prodigiosa y por supuesto bellísimamente, se da también en animales y plantas (flora y fauna).

Pues miren ustedes por cuanto parece que Perogrullo no se expresó con suficiente claridad. Al menos es lo que se deduce por cómo se expresan los sociata de turno; ésos que, desde las altas y bajas instancias creen obligado especificar por separado lo referente a expresiones que en nuestro idioma abarcan indistintamente ambos sexos.
A falta de doctorado en filología, (sí una de mis hijas), acudo a la RAE, de donde copio textualmente:

-“Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas.

Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: `Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto´.

`La mención explícita del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto´: El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad. `La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas. Por tanto, deben evitarse estas repeticiones, que generan dificultades sintácticas y de concordancia, y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos´.

El uso genérico del masculino se basa en su condición de término no marcado en la oposición masculino/femenino. `Por ello, es incorrecto emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto´. Así, `los alumnos´ es la única forma correcta de referirse a un grupo mixto, aunque el número de alumnas sea superior al de alumnos varones”.

Sé, en fin, que como con la expresión `violencia de género´ tal vez no se le haga ni pajolero (¿) caso; pero como con lo dogmático cristiano: “Roma locuta causa finita”. “RAE dixit, causa finita”.


(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c2.staticflickr.com/2/1815/30061411768_2df7a16511_b.jpg

Recibe nuestras noticias en tu correo

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído