“Luz de Verano”, en el Patio Herreriano

Por José María Arévalo

( Demoiselle meteorita. 1975. Acrílico de Chema Cobo, Tarifa 1952.) (*)

Además de “Retorno de la pintura” que viaja en el tiempo hasta la pintura de los años 80, y que ya hemos comentado, el vallisoletano Museo Patio Herreriano ofrece este verano, con obras de la colección del Museo formada por fondos de la Asociación Colectivo Arte Contemporáneo y de la Colección de la Fundación Gas Natural, “Luz de Verano”, ofrece, hasta el 9 de septiembre, “Luz de Verano”, que recoge 48 obras seleccionadas buscando las sensaciones que el verano provoca en más de treinta artistas, entre ellos Díaz Caneja, Pancho Cossío, Vázquez Díaz, Angel Ferrant o Navarro Baldeweg.

( Puerta amarilla. 1986. Óleo de Manolo Quejido, Sevilla 1986) (*)

La selección de creaciones es mayoritariamente de corte impresionista, y el montaje, con un trasfondo y estudio profundo, sigue un orden cronológico; desde las obras más antiguas (cercanas a los años 70), en la sala 7, hasta las más nuevas (de 2011), en la sala 6, ambas en la tercera planta del museo. El empleo del verano como fuerte inspiración no nos sorprende si hablamos de pintura impresionista, pero también en el arte del siglo XX y XXI podemos encontrar esa atracción. La materialización de esa evocación del calor, la calma y los recuerdos de la niñez se centra fundamentalmente en el empleo de colores cálidos y de una luz potente que impregna de luminosidad toda la obra. Las temáticas se vuelven más lúdicas, calmadas, en las que la naturaleza exuberante y el paisaje cobran un especial protagonismo.


( Deux bateaux. 1938. Pancho Cossío, S. Diego de Baños, Cuba, 1894. Alicante, 1970) (*)

Por tratarse de los fondos del museo, muchas de las obras ya las habíamos visto en muestras anteriores, y así por ejemplo en otra exposición de similar envergadura, a principios de año, “El Cubismo a partir de la obra de Barradas”, que comentamos en estas págimas el 27.02.18 con el título “El Cubismo y sus derivaciones”, el Patio Herreriano ofreció hasta el 1 de abril, los cuadros que ahora volvemos a ver en “Luz de Verano”, “Ventana de su estudio” de Daniel Vázquez Díaz, “Paisaje” de 1980, de Juan Manuel Díaz Caneja, y “El baño de María de Padilla” de Daniel Vázquez Díaz.


( El gran sueño. 2006. Acuarela y acrílico de Miki Leal, Sevilla 1974) (*)

Además de los citados, figuran en la exposición obras de Carlos Alcolea, José Manuel Ballester, Chema Cobo, Jiri Georg Dokoupil, Equipo Realidad, Luis Fernández, Roberto, Fernández Balbuena, Mathias Goeritz, María Gómez, Eugenio F. Granell, Miki Leal, Joan Massanet, Manuel H. Mompo, Andrés Nagel, José Miguél Pereñíguez, Manolo Quejido, Joan Rabascall, Gerardo Rueda, Joan Sandlinas, Santiago Serrano, Montserrat Soto, Joaquim Sunyer, Gustavo Torner Xavier Valls, Xesüs Vázquez, y Hernando Viñes.

( El mirador, 1980. Óleo de José Manuel Broto, Zaragoza 1949) (*)

‘Luz de verano’ recoge la visión de “la placidez, la alegría y la tranquilidad de la época estival que, antes, supieron captar los impresionistas en el siglo XIX”, comentó en la inauguración de la muestra, el 10 de julio, la concejala de Cultura y Turismo, Ana María Redondo.

La influencia de la subida del mercurio, los días interminables y la luminosidad se deja sentir en títulos como ‘Helado’, ‘Toldos de playa’, ‘Isla’ o ‘Paleta tropical’. La selección de obras es puramente temática, como explicó Beatriz Pastrana, responsable de la Colección Arte Contemporáneo; y la disposición, cronológica. Así, “pese a que el tema pueda parecer liviano”, Pastrana ha destacado su valor como “recorrido artístico desde principios del siglo XX y hasta la actualidad a través de 31 autores”, entre ellos los Premios Nacionales de Artes Plásticas Carlos Alcolea, Juan Manuel Díaz Caneja, Manuel H. Mompó y Juan Navarro Baldeweg.

( El placer del baño. 1943. Óleo de Eugenio F, Granell, La Coruña 1912. Madrid 2001) (*)

Desde la influencia del neoimpresionismo en la obra de Joaquim Sunyer, el cubismo de Daniel Vázquez Díaz y la evolución hacia el surrealismo de Óscar Domínguez, la exposición avanza por “los ensamblajes con los que experimenta Ángel Ferrant, la abstracción de Serrano, el regreso a la figuración” que defiende el Equipo Realidad en los años 70 y desemboca en las tendencias consolidadas en el último medio siglo: “la ampliación de formatos en casi todas las obras o las esculturas que salen de su plano, como ejemplifica el ‘Camarero egipcio en Marbella’ de Andrés Nagel”. En los años 80, la irrupción de una paleta vibrante capturó un verano eterno en piezas como ‘La casa’ de Juan Navarro Baldeweg, ‘Toldos de playa’ de Mompó o la enorme ‘Puerta amarilla’ de Manolo Quejido.

( Fenêtre aux pinceaux. 1975. Xavier Valls, Horta, Barcelona 1923- Barcelona 2006) (*)

Los albores del siglo XXI se encuentran representados por ‘El gran sueño’ de Miki Leal, el ‘Helado’ de José Miguel Pereñíguez o el sugerente ‘Reflejo al atardecer’ pintado por Ballester; todas, obras de la última década, reflejo de una generación “de trayectoria plenamente asentada pese a su juventud”.

Pastrana ha calificado la muestra de versátil ya que da pie a todo tipo de montajes, desde teóricos a otros más libres y livianos, con un trasfondo y estudio «siempre importantes y rigurosos» por parte de los artistas y un empleo de colores cálidos y luz potente que impregnan las salas de luminosidad.

( Mi paleta tropical. 1972. Óleo de Equipo Realidad -Ballester, Cardells.) (*)

Las 48 obras que se exponen «deben examinarse de forma cronológica» en la sala Seis, con las vanguardias entre la década de los 20 hasta los 70, y Siete, con la figuración de Equipo Realidad y los formatos más grandes y esculturas que salen de plano en el día de hoy, para poder apreciar la incidencia del verano en la pintura o la escultura, ha añadido.

Artistas actuales como Miki Leal o Montserrat Soto presentan sus creaciones junto a otros que hicieron carrera en el siglo XX como Andrés Nagel o Juan Navarro Baldeweg, con «Camarero egipcio en Marbella» y «La casa», respectivamente, a las que hizo referencia la coordinadora durante la inauguración.

( Mujer en la playa. 1946. Óleo de Juan Manuel Díaz Caneja, Palencia 1905-1988) (*)

Aunque el verano es un motivo fundamentalmente impresionista, ya que los artistas salen al exterior para captar «la placidez, luz y alegría» del periodo estival, los 31 españoles de esta muestra emplean todo tipo de técnicas de la pintura y la escultura, siempre dentro de la filosofía y esencia del museo, aclaró la coordinadora.


( Paisaje.. 1980. Óleo de Juan Manuel Díaz Caneja, Palencia 1905-1988) (*)


( Ventana de su estudio. 1917. Óleo de Daniel Vázquez Díaz, Nerva, Huelva 1882-Madrid 1969) (*)


(*) Para ver las fotos que ilustran este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/1/934/29765963228_4ff3236669_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/850/43634938701_3682034cbe_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/843/29765962448_f9880943c5_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/941/29765962148_e952a37c3b_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/839/29765961778_f91f4e8138_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/924/29765961458_fcc06b53c8_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/860/29765960858_99597d2ea9_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/844/43634937951_e1c3c40f62_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/932/29765960388_6a05122ce5_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/840/29765959788_16c92041db_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/862/43634937401_dcc0a04c44_b.jpg

Recibe nuestras noticias en tu correo

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído