Los lunes, revista de prensa y red

“Autonomía tutelada”, de Antonio Burgos, y “Hay que ‘tabarnizar’ la ideología de género”, de Nicolás de Cárdenas

( Viñeta de Tomás Serrano en El Español el pasado día 2) (*)

AUTONOMÍA TUTELADA

Artículo de Antonio Burgos publicado en ABC de Sevilla el pasado día 2

A ver si antes de que Juan Manuel Moreno Bonilla, vulgo Juanma, sea investido con un cargo de Libro Guinness de los Récords, cual primer presidente no socialista de la Junta de Andalucía, nos aprendemos la cantidad de nombres nuevos que han saltado a la arena del redondel. Me pongo lo que quieran a que todavía no se ha aprendido usted el nombre de la nueva presidenta del Parlamento Andaluz, la ciudadana de Ciudadanos doña Marta Bosquet. Que ha hecho unas declaraciones que me han dado mucho que pensar: «Yo soy presidenta por la elección de la mayoría de los diputados que han sido a su vez elegidos por los andaluces en las elecciones. No voy a entrar a valorar estas cuestiones. Pero tampoco considero legitimada a quien haya manifestado lo del «Pacto de la Vergüenza», la presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz. Hay que recordar que estamos hablando de un Gobierno central del PSOE con un presidente, Pedro Sánchez, que lo es no porque haya ganado unas elecciones, sino por recibir el apoyo de fuerzas no constitucionalistas que no creen en España y pretenden romperla.»

Y tanto. Como lo que no ha dicho la señora Bosquet de su propio partido, al que en estas semanas le ha faltado papel de fumar para cogerse las presuntas relaciones y pactos con Vox. Bueno, ha dicho Ciudadanos sobre Vox lo que toda la izquierda: que cómo con tal de desalojar al PSOE del poder andaluz se va a pactar con un partido que dicen ellos inconstitucional, racista, xenófobo, machista y qué sé yo cuántos embustes más. Esos insultos a Vox y a sus 400.000 votantes andaluces los quisiera yo ver contra Sánchez. Sánchez sí que ha hecho el «Pacto de la Vergüenza» con todos los partidos inconstitucionales de España, de las Vascongadas a Cataluña y tiro porque me toca hartarme de dar paseos en el Falcon y estar encantado en La Moncloa. La señora Bosquet no está donde está, presidiendo el Parlamento, por el «Pacto de la Vergüenza». El que está en La Moncloa por el «Pacto de la Vergüenza» tras la moción de censura para echar a Rajoy es Sánchez: es presidente gracias a los que quieren destruir España, su Monarquía, su Constitución y el propio sistema, como los separatistas catalanes, los filoetarras vascongados y los comunistas de diseño de Podemos. Eso sí que es una vergüenza, mantenerse en el poder dando todo lo que quiere a esa gentuza… con nuestro dinero.

Y hablando de vergüenza y de pactos. A mí, como andaluz que dio la cara por la autonomía cuando te la podían partir por pedirla, me ha dado vergüenza la forma en que se han formalizado los pactos de desalojo del PSOE de su poder casi perpetuo y los primeros pasos del desmontaje del entramado de su Régimen Andaluz. En la negociación de los pactos, la autonomía andaluza no ha existido. La han hecho unos señores barandas llegados de Madrid. Critican a Vox porque quiere suprimir las autonomías, pero de hecho durante la negociación de los pactos, los propios partidos criticantes han practicado esa renuncia a la autonomía andaluza y devuelto competencias al poder central. La andaluza ha sido durante la negociación de los pactos una autonomía tutelada e incluso suplantada por las centrales de los partidos. Parece como si en Madrid no se fiaran de Los Dos Juanes de las Dos Emes, de Juanma Moreno y de Juan Marín, e incluso de una persona tan sensata como el Juez Serrano. Han tenido que venir desde Madrid los hombres de negro de Pablo Casado por el PP, y los de Albert Rivera por Ciudadanos, y Ortega Smith por Vox. La voz cantante no la ha llevado Andalucía, sino el centralismo que creímos haber derrotado en el 28-F. Y eso sí que es de vergüenza, y no lo que dice Susana: que siga habiendo un Madrid político que nos considera a los andaluces menores de edad que necesitamos tutela. Pero tela de tutela.

Artículo en: http://www.antonioburgos.com/abc/2019/01/re010219.html

HAY QUE ‘TABARNIZAR’ LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO

Artículo de Nicolás de Cárdenas publicado en Actuall el pasado día 27 de diciembre

El gran éxito de Tabarnia ha sido la ridiculización del delirio secesionista-golpista en Cataluña. Por eso se revela tan necesario ‘tabarnizar’ la ideología de género, ponerla frente a sus propias contradicciones y disparates.

Es de sentido común. El problema es que la Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género es, por sectaria e ideológica, de todo menos justa y ajustada a ningún parámetro racional.

Se ha vuelto a demostrar esta semana en un caso muy revelador relacionado con la ideología de género. Según lo despachado por las agencias de noticias, se habría producido una agresión mutua entre un hombre y una mujer.

La que el hombre haya podido ejercer sobre la mujer, lo desconocemos. La que ha ejercido ella parece ser una puñalada, por la que el varón precisó atención de urgencia, una ambulancia con soporte vital básico y traslado al ambulatorio para ser atendido.
Sin la ideologia de género, los hechos nos dicen que dos personas adultas se han agredido mutuamente. Algo ciertamente preocupante de por sí. Condenable. Reprochable.

Sin embargo, la malhadada norma que establece la presunción de culpabilidad sobre el varón, la anulación de su presunción de inocencia y que es discriminatoria en la medida en que no trata igual desde un punto de vista legal según el sexo del agresor (¡discriminación por sexo!), pone todo patas arriba.

Lo suyo sería que una intervención policial determinara qué procede con cada uno, según los indicios policiales en primera instancia y las pruebas judiciales en segunda.
Sin embargo, el hombre apuñalado ha sido detenido como presunto autor de un delito de violencia de género; y quien parece ser la apuñaladora queda en libertad bajo investigación por un presunto delito de lesiones.

Huelga decir que si ha habido agresión por uno y otro lado, ambos deben ser castigados. Y que si alguna de las acciones violentas han sido en defensa propia, el juez ha de tenerlo en cuenta a la hora de juzgarlo.

Pero no cabe en cabeza amueblada con un mínimo raciocinio esa disparatada desigualdad de trato al varón por ser varón y a la mujer por ser mujer. Es ridículo desde un punto de vista legal y de la más mínima lógica.

Esta es precisamente, no nos cansaremos de repetirlo, la vía por la que probablemente se inicie el desmontaje de estas leyes de privilegio e ideológicas: por reducción al absurdo. Son su propia mentira e histrionismo las que abrirán los ojo a aquellos que no lo han hecho ya por experiencia propia o de personas cercanas.

El gran éxito de Tabarnia ha sido la ridiculización del delirio secesionista-golpista en Cataluña. Por eso se revela tan necesario ‘tabarnizar’ la ideología de género, ponerla frente a sus propias contradicciones y disparates.

Imaginen por un momento el cortocircuito legal que supondría que el hombre se declarara mujer y la mujer se identificara como hombre antes del juicio… Entonces ¿cómo se aplicarían las leyes? ¿Quedaría él-ella en libertad y ella-él en prisión por violencia de género?

Artículo en: https://www.actuall.com/familia/hay-que-tabarnizar-la-ideologia-de-genero/


(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c2.staticflickr.com/8/7883/31635315277_383501648e_b.jpg

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido