El Rezongón. Si es así…también soy ultra

Por Carlos de Bustamante

( Canal de Castilla en Tafisa. Acuarela de J. M. Arévalo) (*)

Porque algunos confunden salvo sea la parte con las Témporas, rezongo puntualizando:

-Si ser provida es ser ultra… también soy ultra.
-Si ser de derechas de toda la vida, es ser ultra… también soy ultra.
-Si ser de mi profesión y católico practicante, es ser ultra…también soy ultra.
-Si amar a España es ser ultra…también soy ultra.
-Si venerar y besar con unción la Bandera de España, es ser ultra… también soy ultra.
-Si por no aceptar entre mis más firmes creencias la mal llamada ideología de género, es ser ultra…también soy ultra.
-Si me rebelo reglamentariamente contra la inmoralidad de las FF.AA. que se derivan por la imposición de esta ideología en escuelas, colegios e instituciones militares o civiles, es ser ultra… también soy ultra.
-Si rezongo pacífica pero enérgicamente por la libertad religiosa, es ser ultra… también soy ultra.
-Si sin ser antinada, no comulgo con el comunismo marxista, ateo, profanador e iconoclasta por el odio, es ser ultra… también soy ultra.

-Si manifiesto de palabra, por escrito en los medios, tertulias etc., pacíficamente claro, que son los padres y no el Estado quien decida cómo educar a sus hijos, es ser ultra… también soy ultra.
-Si por tanto exijo cortésmente la libertad de enseñanza, es ser ultra… también soy ultra.
-Si manifiesto libremente mis ideas y convicciones, es ser ultra… también soy ultra.
-Si soy partidario de la educación diferenciada, “porque me da la gana”, es ser ultra… también soy ultra.
-Si manifiesto con libertad de expresión no ser en absoluto partidario de la proposición de ley en el Congreso del partido comunista y afines, es ser ultra… también soy ultra.
-Si me opongo frontal y reglamentariamente a la eutanasia disfrazada arteramente con el nombre de “muerte digna”, es ser ultra… también soy ultra.
-Si creo un disparate el eslogan “nosotras parimos, nosotras decidimos” y así lo manifiesto libremente donde crea y quiera, es ser ultra… también soy ultra.
-Si manifiesto con respeto desacuerdo con el ideario del `colectivo´ LGTBI es ser ultra… también soy ultra.
-Si no admito en mi vocabulario la expresión `género´ referida al sexo, es ser ultra… también soy ultra.
-Si por juramento a Dios y promesa a España diera incluso la vida por la inviolable unidad de España, es ser ultra… también soy totalmente ultra.
-Si hoy y ahora tengo por lema `Dios Patria y Rey, es ser ultra… también soy ultra.
-Si se tilda de machista y ultra, mostrar `siempre´ respeto, deferencia y delicadeza con la mujer por el hecho de serlo, es ser ultra… también soy ultra.

Consciente de que haya podido producir a mis amigos, probables únicos lectores un mortal aburrimiento con tan machacona insistencia, añadan, si les pete, lo mucho que falta por decir y rezongar. Pero por favor, sin renunciar a la más honrosa dignidad, no seamos cerrilmente ultras.

Si Dios es servido, otro día más. Nos vemos…


(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c2.staticflickr.com/8/7829/31808560677_32bb48f80b_b.jpg

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido