La Justicia tumba una moción laicista del Ayuntamiento de Valladolid

Por José María Arévalo

( Abogados Cristianos: El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nos ha dado la razón y ha tumbado la moción laicista de la izquierda en Valladolid) (*)

Acabo de recibir –cuando escribo este artículo- en mi correo electrónico un mensaje de Abogados Cristianos que me da esta noticia y me voy a la nube para ver lo que sale en prensa. No la veo en El Norte –todavía puede salir- pero sí en diariodevalladolid.es, y de la prensa nacional solo en público.es, y en ambos casos me parece es correcto el tratamiento informativo. Aunque estamos en plena campaña electoral –o precisamente por ello- este varapalo a la izquierda no creo sea objeto de mucha difusión. Pero en Valladolid el tema es más importante, pues resulta bien conocida la postura del alcalde Puente de dar una de cal y otra de arena para no perder votos.

Y así, con la noticia veo se adjuntan fotos de Puente presidiendo la procesión de la Virgen de San Lorenzo en su última fiesta, y del Crucificado que sigue presidiendo el salón de plenos del Ayuntamiento de Valladolid –incluimos ambas ilustrando este artículo-. Aunque en una de aquellas informaciones se da por favorable a Puente que el crucifijo no se haya retirado todavía. Quizá por considerarlo de valor artístico, digo yo. Vamos a ver la sentencia que echa abajo la moción presentada por el partido político “Sí Se Puede” (vinculado a Podemos en un primer momento) para “el impulso de la libertad de conciencia y el carácter laico” del consistorio pucelano, y aprobada en el pleno del Ayuntamiento de Valladolid, con los votos socialistas, el pasado 10 de septiembre de 2018.

La moción proponía que “en los espacios de titularidad pública que dependan del Ayuntamiento no exista simbología religiosa, salvo aquella que signifique un bien patrimonial e histórico especialmente contrastado, que será convenientemente protegido y conservado o cuando forme parte de los elementos estructurales o artísticos de la edificación”. A su vez, el otro artículo anulado planteaba que desde el Ayuntamiento no se promovieran “ritos o celebraciones religiosas de ningún tipo, excepto aquellos que constituyan un patrimonio cultural o artístico de interés reconocido…”

Con esta sentencia, de fecha 3 de abril, el juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Valladolid da la razón a la Asociación de Abogados Cristianos y protege la libertad religiosa, anulando lo fundamental de la propuesta de Sí Se Puede Valladolid para eliminar la simbología religiosa en la ciudad pucelana. Vamos a verlo con la información más amplia, que es un artículo de Ana Fuentes en Actuall, acompañado de una foto del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, recibiendo la medalla de la Confradía del Descendimiento.

“El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Valladolid ha anulado parcialmente los contenidos de la moción aprobada por el Ayuntamiento de la ciudad pucelana que estipulaban la retirada de casi cualquier simbología religiosa de los espacios públicos. El pasado 10 de septiembre de 2018 se aprobó en el pleno del Ayuntamiento de Valladolid una moción presentada por el partido político “Sí Se Puede” (vinculado a Podemos en un primer momento) para “el impulso de la libertad de conciencia y el carácter laico” del consistorio pucelano.

( Crucifijo en el salón de plenos del Ayuntamiento de Valladolid. Foto en ABC) (*)

La Asociación Española de Abogados Cristianos interpuso un recurso al entender qye dicha moción vulneraba la libertad religiosa del artículo 16 de la Constitución Española, el derecho a la intimidad del artículo 18 y la libertad de expresión recogida en el artículo 20 de la Carta Magna.

El Juzgado estima que “la invocada laicidad del Ayuntamineto de Valladolid no justifica que pueda excluir la simbología religiosa o cualquier otra manifestación de carácter religioso de los espacios públicos de ella dependientes por el mero hecho de serlo, ya que ello vulnera el derecho fundamental a la libertad religiosa del artículo 16 CE y de la libertad de expresión del artívulo 20 CE; salvo, claro está, que vulneren principios democráticos de conviviencia o los derechos y libertades fundamentales”.

Polonia Castellanos: “Es muy grave que un ayuntamiento apruebe mociones que van en contra de la Constitución y vulneran los derechos fundamentales de sus ciudadanos”
De esta manera, acuerda declarar nulos dos apartados de la moción por considerarlos “contrarios a derecho” razonando su decisión en que se produce una “vulneración de los derechos fundamentales” antes citados.

Los apartados de la moción anulados pretendían por un lado, que “en los espacios de titularidad pública que dependan de este Ayuntamiento no existirá simbología religiosa, salvo aquella que signifique un bien patrimonial e histórico especialmente contrastado, que será convenientemente protegido y conservado, o cuando formen parte de los elementos estructurales o artísticos de la edificación”.

Por otro lado, también se ha declarado nulo el apartado que determinaba que “no se promoverán, por parte de este Ayuntamiento, ritos ni celebraciones religiosas de ningún tipo, excepto aquellos que constituyan un patrimonio cultural o artístico de interés reconocido, siendo todos los actos organizados por el Ayuntamiento de Valladolid exclusivamente de carácter civil”.

La presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, asegura que “esta sentencia sienta un precedente para todos los Ayuntamientos que estaban empezando a quitar símbolos católicos de muchos espacios públicos y deja claro que hacerlo va en contra de la propia Constitución”.

Castellanos ha ido más allá, a exigir responsabilidades políticas, al considerar que “es muy grave que un ayuntamiento apruebe mociones que van en contra de la Constitución y vulneran los derechos fundamentales de sus ciudadanos”.

La jurista insiste en que “la justicia ha dejado claro que lo que este alcalde [Oscar puente] pretendía, a propuesta de grupos radicales de izquierda, suponía incumplir la Constitución y vulnerar los derechos fundamentales de todo el colectivo católico”.

( Polonia Castellanos. Presidenta de Abogados Cristianos) (*)

En 20 minutos también se da la noticia y añade: “La presidenta del colectivo recurrente, Polonia Castellanos, en declaraciones recogidas por Europa Press, reconoce que el recurso iba todavía más allá si bien se felicita de que el tribunal, a pocos días de iniciarse la Semana Santa, ha estimado los puntos «más importantes» para su asociación y exige responsabilidades de carácter político tanto al alcalde socialista, Óscar Puente, como a los «grupos radicales» que apoyaron la moción. Y es que, como así ha advertido la letrada, «lo ocurrido es gravísimo porque supone la vulneración de derechos fundamentales, que es igual o incluso más grave que un caso de corrupción. Está muy bien ser ambicioso, pero lo que más preocupa es que se pueda pactar con los más radicales con el único objetivo de conservar el poder. La política debería ser servicio y no la consecución del poder, incluso vulnerando derechos fundamentales».

Aunque el fallo es recurrible, Polonia Castellanos considera «absurdo» que el Ayuntamiento emprenda esta vía tras recordar la numerosa y reciente jurisprudencia tanto del Tribunal Supremo como del Constitucional e incluso del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, «jurisprudencia que el Consistorio conocía, lo que supone dictar una moción a sabiendas de su ilegalidad». Pero además, la presidenta de Abogados Cristianos ha aprovechado para lanzar una advertencia a todos aquellos ayuntamientos que están promoviendo mociones similares, entre los que ha citado los de Gijón, Oviedo, Chiclana, Castrillón, Padrón, Ponferrada, Sagunto, Santiago de Compostela, Valencia, San Feliú de Llobregat, Avilés, Mieres, Noreña o Palomares del Río, a cuyos alcaldes y grupos políticos amenaza con no sólo acudir a la vía de lo contencioso-administrativo sino también con la vía penal para «pedir su inhabilitación».

Y es interesante recordar como se gestó la moción que apoyó Puente. El ABC titulaba entonces, el 14/09/2018: “Puente se suma a la ofensiva laicista para eliminar los símbolos religiosos de Valladolid. El alcalde apoya una moción que hará posible retirar el crucifijo del salón de plenos del Ayuntamiento”. Era un artículo de Montse Serrador, para la que “La procesión va por dentro. El Ayuntamiento de Valladolid que preside el socialista Óscar Puente, podrá eliminar el crucifijo situado en lo alto del salón de plenos del consistorio vallisoletano. Esa será una de las posibles consecuencias tras la aprobación este lunes en el pleno de la moción para el «Impulso de la Libertad de Conciencia y el Carácter Laico del Ayuntamiento» presentada por Sí se Puede —la marca blanca de Podemos—, que contó con el apoyo del Grupo Socialista y de su socio de Gobierno, Valladolid Toma la Palabra (IU).

Se trata de una iniciativa que incorpora una serie de medidas como que en los espacios de titularidad municipal «no exista simbología religiosa, salvo aquella que signifique un bien patrimonial e histórico especialmente contrastado, que será convenientemente protegido y conservado o cuando forme parte de los elementos estructurales o artísticos de la edificación». Supone, en la práctica, que cualquier imagen de Cristo o de la Virgen que se encuentre en un espacio municipal pueda ser retirada del mismo. La iniciativa recoge, además, que se elaborará un protocolo para la organización de actos «in memoriam» de carácter civil promovidos por las autoridades públicas derivados de catástrofes, homenajes, fallecimientos de personalidades, atentados… Otro de los puntos de la moción se refiere a la adopción de medidas para que las tomas de posesión o promesas de cargo se hagan únicamente ante un ejemplar de la Constitución. Además, se propone reclamar la titularidad de las propiedades inmatriculadas de las instituciones religiosas que «pudieran ser consideradas patrimonio de la ciudad», a partir del censo que esta elaborando el Ministerio de Justicia”.

( Puente, en la procesión de la Virgen de San Lorenzo, el 8 de septiembre pasado. Foto de Ical en ABC) (*)

“La iniciativa –continuaba ABC- generó un acalorado debate entre los diferentes grupos municipales en el que el portavoz socialista, Pedro Herrero, defendió la «sana laicidad» frente la «injerencia de la intervención de la Iglesia en la vida pública» . Desde el PP, Jesús Enríquez denunció que se trata de una moción «liberticida» y acusó a Óscar Puente de ser la «contradicción personificada», después de que el pasado sábado, «recorriera las calles bajo palio, quitando protagonismo hasta a la Patrona y hoy vota a favor de robarle los bienes a la Iglesia y de condenar a la reclusión la práctica religiosa».

La moción ha encontrado ya respuesta en la Asociación Española de Abogados Cristianos que la recurrirá por «poner en peligro la libertad religiosa». Además, ha lanzado una campaña online contra la citada iniciativa laicista que en sólo 72 horas ha recabado 11.000 firmas”.

Para concluir recojo algo de lo que el correo de Abogados Cristianos, de 8 de abril, me manda: “¡Victoria contra el laicismo de la izquierda! El Ayuntamiento de Valladolid aprobó una moción laicista para restringir la libertad religiosa. Lo recurrimos y ahora la Justicia lo ha declarado ilegal por vulnerar los derechos fundamentales. Pero todavía hay 19 municipios que mantienen en vigor mociones laicistas contra la libertad religiosa.

Firma esta petición dirigida a esos 19 municipios exigiéndoles que deroguen las mociones laicistas que la Justicia ha declarado ilegales por vulnerar los derechos fundamentales:

Ayuntamientos laicistas: Retiren sus mociones laicistas rechazadas por la Justicia (firma)

¡La Justicia nos ha vuelto a dar la razón! El Ayuntamiento de Valladolid aprobó en septiembre una moción laicista que prohibía la simbología religiosa en espacios públicos. Obviamente, desde Abogados Cristianos lo recurrimos por la vía contencioso-administrativa. Era una clara restricción del derecho fundamental a la libertad religiosa. Y ahora el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nos ha dado la razón y ha tumbado esta moción laicista de la izquierda en Valladolid.

¡Qué alegría a pocos días del comienzo de la Semana Santa! Sin duda, una gran noticia. Pero la situación es más grave de lo que parece. Otros 19 municipios españoles mantienen en vigor mociones similares que restringen la libertad religiosa de los cristianos. Y esto no puede quedar así: ni tú ni yo podemos permitir que un ayuntamiento mantenga una moción que la Justicia ha sentenciado que vulnera derechos protegidos por la Constitución (libertad religiosa y libertad de expresión). Por favor, firma esta petición dirigida a los 19 municipios con mociones laicistas y exígeles que las deroguen por ser ilegales y vulnerar derechos constitucionales.”

Después de firmarla y copiar el link para este artículo, intento ver qué es lo que he firmado, pero no lo encuentro. En realidad repite el mensaje a mí, y solo titula: “Destinatario: 19 ayuntamientos laicistas de España. Retiren sus mociones laicistas rechazadas por la Justicia”. E incluye una foto del alcalde de Oviedo con el Arzobispo de la misma ciudad y un pié añadiendo que “Oviedo es uno de los municipios que apoyan las mociones laicistas”. Pero sigo bajando por la página y aparece la carta:

“A: Alcaldes de Alcázar de San Juan, Avilés, Cacabelos, Castrillón, Chiclana, Gijón, Langreo, Mieres, Noreña, Oviedo, Padrón, Palomares del Río, Ponferrada, Rivas Vaciamadrid, Sagunto, San Feliu de Llobregat, Santiago de Compostela, Valencia y Xeraco.

Estimados Sres.,

Su ayuntamiento mantiene vigente una mal llamada “moción de aconfesionalidad”, puesto que en realidad es una moción laicista radical que buscar restringir la libertad de los ciudadanos.

En aras de la separación Iglesia-Estado, aprobaron esta moción extremista para acabar con los símbolos religiosos en espacios públicos, prohibir la presencia de cargos públicos en actos religiosos, etc.

Sin embargo, estas mociones son ILEGALES porque vulneran derechos constitucionales. Y así lo ha sentenciado el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Valladolid en un proceso de Abogados Cristianos contra la moción laicista de dicha localidad.

Ahora mismo usted está manteniendo en vigor una moción que, según Justicia, “vulnera el derecho fundamental a la libertad religiosa y a la libertad de expresión”. Esto no puede continuar así.

Por eso le pido que derogue inmediatamente esta moción extremista que restringe los derechos fundamentales de sus ciudadanos.

Atentamente,”

Vamos a ver en qué queda todo esto, pero parece va en la buena dirección.


(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://live.staticflickr.com/7844/33687851788_f7fbdea31f_b.jpg
http://live.staticflickr.com/7838/40598704513_56a0c3d90c_o.png
http://live.staticflickr.com/7847/46840926344_1a18f3041a_o.jpg
http://live.staticflickr.com/7915/40598704433_ae5edaf166_o.png

Recibe nuestras noticias en tu correo

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído