Por Félix Torres. Introducción de Carlos de Bustamante

(Pedro Castillo en su toma de posesión de la presidencia de Perú)

Con frecuencia proverbialmente prolífica, recibo con asombrosa asiduidad LAS COSAS DE DON EUFEMIO que mi caro amigo Félix Torres tiene a bien enviarme con periodicidad increíble. Por calidad y chispa versificada de sátiras mordaces enviaría todas a nuestro blog.  Pero entonces, ¿qué escribiría este vetusto foramontano?  Aprovecho momentos   de baja inspiración para que mis amigos disfruten con `las cosas de don Eufemio´. Con las que les dejo y ya medirán si valen   o no la pena.

Don Eufemio, ago. 21: “ Desde aquel nefasto día en que lo peor de cada casa sentó en la poltrona monclovita al más grande de los mentirosos conocidos y por conocer se cumple hoy el número trescientos noventa y tres de mis puyas repartidas más, verdad es, a siniestro que a diestro; puyas versadas, en verso, en las que bajo el título de EL RETABLO… he tratado de poner de manifiesto la incongruencia, falsedad, traiciones, salidas de pata de banco y más de una gilipollez (v. DRAE) de nuestra nunca bien ni suficientemente exaltada casta dirigente.

Si el número a que he hecho referencia es claramente abultado no lo es menos el de veces que el gobierno de su “fraudez” ha puesto en situación comprometida a la máxima autoridad de la Nación programándole comparecencias y situaciones dignas de mejor causa.

Y ha sido la última de éstas la asistencia de SM. a la toma de posesión de la Presidencia de la Nación hermana de “un tal Castillo”, de castellanísimo apellido, en la que bajo la anuencia, si no aplauso, de la progresía mundial -SS. incluido, ¡faltaría más!- el tipo se  despachó con un “programa” de gobierno al más puro y rancio estilo comunista con ya ministros in pectore nostálgicos de luminosos senderos que `pa qué las bullas´, una serie de avisos a navegantes que preludian tiempos de gloria para el Perú; y que, respirando por la herida, desahogó toda la inquina de sus frustraciones con una versión no veraz, infantiloide y manipulada de la Historia de su país que, desde luego, desconoce.

“Uno de los momentos más polémicos del discurso de investidura del presidente comunista fue cuando insultó […] al Rey Felipe VI. Aquel miércoles 28 de julio, día que Perú celebraba su bicentenario, Castillo dijo en el Congreso que no gobernaría desde la Casa de Pizarro, en referencia al Palacio de Gobierno de Lima, lugar donde usualmente los gobernantes viven y trabajan. Explicó que debemos romper con los símbolos coloniales para acabar con las ataduras de la dominación que se han mantenido vigentes por tantos años”.

Frente al rey Felipe VI, Castillo también ha señalado (sic) que, durante cuatro milenios y medio, nuestros antepasados encontraron maneras de resolver sus problemas y de convivir en armonía con la rica naturaleza que la providencia les ofrecía. Y esto fue así hasta que llegaron los hombres de Castilla, que con la ayuda de múltiples felipillos y aprovechando un momento de caos y desunión, lograron conquistar al estado que hasta ese momento dominaba gran parte de los Andes centrales”, he podido leer en los digitales; ya les digo, todo un tratado de Historia. Empezando porque los artífices que conquistaron aquel paraíso de armonía y providencia no eran de Castilla sino de Extremadura; y “Felipillo” era peruano…

De la prensa de agosto de 2021 PEDRO CASTILLO INSULTA GRAVEMENTE A ESPAÑA Y AL REY FELIPE VI DURANTE SU INVESTIDURA El nuevo presidente comunista asegura que Perú convivía en armonía hasta que llegaron los hombres de Castilla.

SENDEROS

(Soneto)

 

Por qué hemos de aguantar que un elemento,

un fullero, tramposo; que un sujeto

que al poder – un mindundi analfabeto-

se encarama con trampas, más de ciento.

Un se dice demócrata, esperpento;

que un tipo de libelo y de panfleto

nos insulte, de traca su careto,

y con todos, al Rey, claro su intento.

Gigantesco, se toca de un sombrero

porque guarde una idea, la que tiene

pues con ésa le sobra, la prevista:

el mentir, estafar; y en el sendero,

forrarse si no hay alguien que lo frene,

¡al uso del perfecto comunista!”.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído