Atenciones y cuidados durante la lactancia materna

Atenciones y cuidados durante la lactancia materna

La lactancia materna ofrece diversos beneficios tanto para la madre como para el bebé tras el parto. Tras el nacimiento de tu hijo o hija, comienza una etapa maravillosa, aunque a veces parezca difícil de recorrer. 

Siempre que sea posible, tanto matrona como ginecólogo te recomendará dar leche materna puesto que los beneficios son muy diversos. En el caso del bebé, satisface sus necesidades nutricionales al completo durante los seis primeros meses, lo que supone también un ahorro en el bolsillo de los padres. Además, la leche materna le aporta anticuerpos para protegerle de enfermedades, es más fácil y rápida de digerir y está siempre a la temperatura adecuada. Por último, consigue establecer un gran vínculo afectivo entre madre e hijo

Recuerda que el calostro, la leche que se crea tras el parto del bebé, es rica en nutrientes y tiene efectos muy beneficiosos para el bebé como estimular el sistema inmunitario para combatir infecciones

Respecto a la madre, la lactancia materna también supone grandes beneficios. En su caso, la succión del bebé consigue que el útero se contraiga y vuelva antes a su tamaño original. Lo mismo sucede con tu peso, la lactancia ayuda a recuperar tu peso anterior al embarazo, siempre y cuando se combine con una dieta equilibrada. Finalmente, te sentirás más tranquila y relajada ya que se produce oxitocina y, según varios estudios, dar el pecho tras el embarazo reduce las posibilidades de tener cáncer de mama y ovario y te protege contra la osteoporosis

Pese a conocer todos estos beneficios de la lactancia materna, para que esta sea satisfactoria hay que tener en cuenta varios puntos. Lo primero hay que ofrecer el pecho a demanda, es decir, sin horarios y comenzar con el último pecho de la toma anterior si se dio con ambos, si solo tomó de uno, se comenzará con el otro. 

Uno de los mayores problemas que tienen las madres que dan el pecho son las heridas o grietas en el pezón. Para asegurarse de que el bebé se sujeta y succiona correctamente, deberá tener la boca bien abierta para coger el pezón y la areola, su cara deberá estar mirando al pecho y su cuerpo estará contra el vientre de la mamá. Es muy importante para que esto funcione correctamente que se eviten chupetes y tetinas las primeras semanas hasta que la lactancia esté bien establecida. Además, uno de los consejos de las matronas y médicos de cabecera para que tus pezones no sufran tanto es aplicar leche materna antes y después de las tomas y, por supuesto, cambiar los discos absorbentes si se humedecen para evitar infecciones por hongos o bacterias. 

Una de las claves para que la lactancia materna se pueda llevar a cabo es el método piel con piel tras dar a luz a tu bebé. Esto favorecerá una buena lactancia y será un momento especial que pueden realizar tanto el padre como la madre. 

Autor

ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones. Ofrecen cursos de formación ágiles y dinámicos impartidos por los expertos médicos más cualificados en esta disciplina. El objetivo primordial de El Primer Minuto es salvar vidas.

Lo más leído