Anamasteyoga

¿Tienes el síndrome de las piernas inquietas? Con estas posturas de yoga aliviarás sus síntomas

¿Tienes el síndrome de las piernas inquietas? Con estas posturas de yoga aliviarás sus síntomas
Piernas inquietas YT

Palabras que sanan el alma:«La paz mundial debe desarrollarse a partir de la paz interior. La paz no es solo la mera ausencia de violencia. La paz es, creo, la manifestación de la compasión humana» Dalai Lama

La combinación de posturas de yoga practicadas en completa inmovilidad, durante un tiempo prolongado, realizadas desde la relajación y en pleno estado de concentración, producen la estimulación parasimpática del Sistema Nervioso Autónomo. La realización de la asana tiene un efecto sobre el cerebro al producir un impulso neuronal hacia el Sistema Nervioso Central y Autónomo.

El eje hipotálamo hipofisario es el gran centro regulador de todas las glándulas de secreción interna del organismo; estimulado éste se reducen los niveles de estrés, aumenta el funcionamiento del sistema autoinmune, se favorece la circulación sanguínea y se regula el correcto funcionamiento metabólico, entre otros. El impulso neuronal recibido estimula también la acetilcolina (hormona neurotransmisora) que produce un incremento en el tono muscular y estimula a su vez la liberación de noradrenalina o dopamina. El trastorno en el funcionamiento regulador de la dopamina es una de las posibles causas que originan el SPI, un incremento en la liberación de dopamina nos lleva a determinar qué resulta beneficioso para el alivio sintomático del trastorno, según dp.

El Saludo al Sol o «Surya Namaskar» es una de las secuencias de yoga más utilizadas entre los practicantes de esta disciplina. Su popularidad se debe a que es un ejercicio muy completo, a los grandes beneficios que aporta a nuestro organismo así como a su sencillez; y por esto es lo primero que se enseña en el yoga para principiantes.

Son 12 las posturas de yoga del Saludo al Sol, las cuales reproducen un total de 7 asanas o posturas de yoga diferentes.

1- Namaskar
Empiezas en la postura de montaña. El primer paso debe ser situarse de pie, con los pies juntos y el cuerpo relajado. Lleva a cabo la inspiración y al espirar, junta las palmas de las manos a la altura del pecho mientras presionas suavemente tus pulgares contra el esternón.

2- Urdhva hastasana
Seguidamente, inhala al estirar los brazos hacia arriba. A su vez, mantén la espalda extendida con las caderas hacia adelante. Recuerda que las palmas de las manos deben estar juntas.

3- Uttanasana
Exhala mientras te inclinas hacia adelante, pon la cabeza sobre las rodillas y estira las manos hacia el suelo junto a tus pies. Trata de situar tus manos tan abajo como tu cuerpo te lo permita.

4- Ashwa sanchalanasana
A la vez que inhalas, debes llevar la pierna izquierda hacia atrás y apoyar el empeine en el suelo. No olvides llevar la cabeza hacia arriba y la espalda recta. Las manos deben mantenerse en el suelo en esta postura.

5- Chaturanga
Para realizar el quinto paso, debes aguantar la respiración y llevar la segunda pierna hacia atrás con el brazo extendido. Tiene que acabar junto a la que ya estaba atrasada. No olvides que la columna vertebral y las piernas deben formar una línea recta. Antes de continuar con el siguiente paso, respira, mantén el abdomen firme y retén el aire 2 segundos.

6- Chaturanga dandasana
Exhala doblando los codos y las rodillas hacia abajo. Debes mirar hacia el suelo y deslizar el cuerpo hacia delante mientras apoyas ligeramente el pecho en el suelo.

7- Bhujangasana
Inhala mientras levantas el pecho. Tu espalda debería arquearse hacia atrás mientras mantienes los brazos extendidos. Este paso consiste en mantener los hombros bajados, arquear suavemente la espalda, llevar la cabeza hacia arriba y relajar las piernas estiradas en el suelo.

8- Adho mukha svanasana
Exhala y lleva el cuerpo hacia atrás. Así, deberías quedar con las palmas de las manos y las plantas de los pies apoyadas en el suelo. Tu cuerpo tendría que formar una especie de triángulo.

Aguanta en esta postura varios segundos, y continúa con la siguiente.

9- Ashwa sanchalanasana
Inhala y lleva la pierna izquierda hacia adelante, relajando tu espalda. Se trata de la misma postura descrita en el punto cuatro.

10- Uttanasana
Exhala mientras llevas tu pierna derecha hacia adelante y te levantas del suelo. Al igual que en la posición 3, las rodillas deben estar ligeramente dobladas y la cabeza situada entre ambas. Estira tus brazos mientras intentas apoyar las manos en el suelo.

11- Urdhva hastasana
Debes inhalar juntando las manos hacia adelante y estirando los brazos hacia arriba, dejándolos por encima de la cabeza. Seguidamente, dobla suavemente la espalda hacia atrás, acabando en una posición ligeramente arqueada. Esta postura es la misma que la del paso dos.

12.-Namaskar
Por último, lleva a cabo la exhalación llevando las manos unidas de nuevo al esternón y vuelve a la primer postura del ejercicio, con las palmas de las manos juntas en el pecho. De esta forma se cierra el ciclo del saludo al sol. Puedes repetir las doce posiciones tantas veces como necesites para sentir que la energía recorre tu cuerpo, según lm.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído