Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Obama y la sentencia del 11-M

El 11-M no fue obra de «Al Qaida». Está claro para cualquiera que leyera la sentencia del Tribunal Supremo. Pero algunos (los de la ideología de la «amenaza yihadista») siguen intentando prolongar la vida de la llamada «versión oficialista» del 11-M (fue un atentado de Al Qaeda como respuesta a la presencia de España en Iraq -y Afganistán-). Pero el intento cada vez es más difícil. Ya hasta el presidente Obama se desmarca.

El aniversario del 11-M fue ocasión para que los «expertos» (que, por cierto, trabajaban para el ministro Rubalcaba) volvieran a intentar resucitar la idea de que el 11-M fue obra de «Al Qaeda». Recordemos lo que decía Fernando Reinares:

la fijación del 11-M, tuvo lugar el 19 de octubre de 2003. Al día siguiente -ni uno antes, ni uno después- de que un canal qatarí de televisión emitiese un vídeo en el que Osama Bin Laden amenazaba a varios países occidentales, mencionando de manera expresa a España.

Para sortear el hecho, evidente, de que Al Qaeda no fue autora del 11-M, algunos lanzaron la teoría de las «franquicias» de Al Qaeda que, por una suerte de relación misteriosa, llevan a cabo los objetivos de Al Qaeda pero sin ningún apoyo de ésta después de haberle prestado «vasallaje». Las «pruebas» de esa relación no resisten, evidentemente, el más mínimo análisis contradictorio, pero la cuestión es que el cuento sigue.

Los defensores de la «versión oficialista» solían acudir al expediente de citar como similares (por autoría y objetivos) atentados como «Nueva York», «Londres», «Bali»… y, Madrid. Así se decía, claramente, después del atentado de Londres

Pero eso parece que se acabó.
El presidente Obama acaba de dar un importantísimo discurso donde ha expuesto su estrategia en Afganistán y Pakistán.
En dicho discurso Obama no menciona el 11-M entre los atentados de Al Qaeda.
Sus palabras, textuales, traducidas son:

Este (el del terrorismo de Al Qaeda) no es sólo un problema norteamericano. Lejos de ello. Es más bien un reto a la seguridad internacional de la más alta relevancia.
Los ataques terroristas en Londres y Bali estaban ligados a Al Qaeda y sus aliados de Pakistán, así como los ataques en el Norte de África y en el Oriente Medio, en Islamabad y en Kabul.

Obama no menciona ni el atentado del 11-M en Madrid… ni el de Bombay.

La pregunta que se plantea es:
¿Por qué el silencio de Obama sobre el 11-M?
Simplemente, puede que en USA hayan tomado nota de la sentencia del Tribunal Supremo español.

La declaración de Obama tiene un valor sumamente importante.
Puede que esto sea el comienzo para avanzar en el conocimiento de toda la verdad sobre el 11-M.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La revista de «Al Qaida» alimenta las dudas sobre la versión oficial del 11-M (16-VIII-2017)

Marruecos advierte a España de un nuevo 11-M (1-X-2014)

Wikileaks, el 11-M y el cambio de la política española sobre el Sahara Occidental (9-III-2014)

Operación Duna: nuevo ridículo de la ideología de la «amenaza yihadista» (25-IV-2012)

¿Por qué la SER vuelve al 11-M? (13-I-2010)

Obama y la sentencia del 11-M (28-III-2009)

Operación Tigris: otro engaño de la ideología de la «amenaza yihadista» (25-III-2009)

Mentiras sobre el «Cougar»: la manipulación de la violencia islamista (16-III-2009)

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído