Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Acuerdos de pesca y agrícola UE-Marrruecos: ¿Sabotea la UE las negociaciones Polisario-Marruecos?

Francia y España están haciendo que la UE no sea parte de la «solución» del conflicto del Sahara, sino parte del «problema». La política sobre el Sahara Occidental diseñada en París e importada por Moratinos y, parece, asumida por el equipo de Rajoy está basada en una cínica afirmación. Se dice que se apoya una solución al conflicto «negociada» por las dos partes en conflicto (Frente Polisario y Marruecos)… al mismo tiempo que los gobiernos francés y español impulsan, en el marco de la UE, una negociación ¡sólo con Marruecos! sobre un elemento clave del conflicto, como son los recursos del Sahara Occidental.

El problema lo ha suscitado el magnífico blog AGWANIT recientemente. Me permito reproducir íntegramente el comentario publicado en ese blog el 4 de febrero:

Acuerdos de pesca y agrícola UE-Marrruecos: Una puñalada a los esfuerzos de Cristopher Ross en la ONU. ¿Hay un sabotaje de la Unión Europea a las negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario?

La Unión Europea acaba de dar una puñalada a los esfuerzos de la ONU para encarrilar las negociaciones sobre el Sáhara Occidental entre Marruecos y el Frente Polisario.El Enviado Personal del Secretario General estaba realizando serios esfuerzos para que las partes pudieran aproximarse en algunas cuestiones que no afectasen al estatuto definitivo del territorio. Estaba previsto que la negociación incluyese temas como la protección de los Derechos Humanos o los recursos naturales sobre el territorio. Ahora, la Unión Europea pretende negociar unilateralmente con Marruecos un acuerdo de pesca y un acuerdo agrícola que afectan al territorio. Esto supone, establecer una «mesa alternativa» con una de las partes a las negociaciones llevadas por la ONU. La Unión Europea está cayendo en una grave contradicción o en el más absoluto cinismo; por un lado dice apoyar las negociaciones entre las dos partes en la ONU y por otro negocia unilateralmente con Rabat asuntos que afectan al territorio. Si se apoyase realmente las negociaciones, o bien se excluye el territorio de estos acuerdos hasta que las partes negocien una solución o se negocia teniendo en cuenta a las dos partes. De lo contrario, estamos no sólo ante un incumplimiento claro de la legalidad internacional sino ante una grave mentira y una complicidad por parte de las instituciones europeas para romper las negociaciones y por lo tanto ante un auténtico sabotaje a los esfuerzos de la ONU. El primer efecto ya lo acabamos de ver, a petición de Marruecos se pospone la reunión prevista en la ONU para el 11 de febrero supuestamente «por problemas de agenda».¿La Unión Europea apoya en el fondo que Marruecos se desmarque de las negociaciones contrariamente a lo que oficialmente afirma?¿El gobierno de España como uno de sus principales valedores estaría alentando este despropósito?
El Frente Polisario tiene que utilizar todo su arsenal diplomático y hacer valer sus derechos, quizás esta actitud sea una trampa para que sea el propio Polisario el que se desmarque de las mismas. Ni ésto, ni la vuelta a las armas sean quizás la solucion, es posible que sea lo que deseen Marruecos y Francia. El Frente Polisario e incluso Argelia deben pensar la mejor manera de darle una «patada en la espinilla» a Marruecos y a la Unión Europea.

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído