HOLANDA Y AUSTRIA SE UNEN A SUECIA Y DINAMARCA PARA PONER COTO A LOS DISPENDIOS DE LOS SOCIALCOMUNISTAS

Los países nórdicos ‘chafan’ a Sánchez: se niegan a dar dinero europeo a España sin garantías o condiciones

Los países nórdicos del club de los frugales (Holanda, Austria, Dinamarca y Suecia) se han atrincherado en su rechazo al plan de Von der Leyen

Los países nórdicos 'chafan' a Sánchez: se niegan a dar dinero europeo a España sin garantías o condiciones

Es necesario analizar en qué se gasta el dinero, cómo se distribuye y a qué condiciones se debe vincular la ayuda», ha insistido el canciller austriaco Sebastian Kurz, en su cuenta de Twitter al término de la videocumbre.

En esta exigencia, los países frugales de Europa chocan frontalmente con el líder del PSOE, que llegaba a la reunión defendiendo que la ayuda de la UE para España no tenga «condiciones exorbitantes«.

Claro y directo, el dinero de la Unión Europea no va a emplearse para pagar los caprichos de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

No andan ni desinformados ni desencaminados los presidentes nórdicos ni tampoco los de Austria y Holanda a la hora de dar la voz de alarma sobre las posibles intenciones del Gobierno socialcomunista de España sobre el posible destino a las ayudas comunitarias.

Amén, por supuesto, de que les parece excesiva la dotación de 750.000 millones de euros para el fondo de reconstrucción porque se malician de que países como el de Pedro Sánchez usarán ese dinero para otras prioridades distintas a las de impulsar la economía española.

A nadie se le escapa que países como Suecia o Dinamarca, donde tradicionalmente han mandado socialistas o socialdemocratas, no se fian del dilapidador Sánchez ni quieren dar dinero a fondo perdido a un gabinete que no controla el gasto y donde estan los de Unidas Podemos y esa gente como Alberto Garzón o Pablo Iglesias.

Encima es que el Ejecutivo monclovita se lo pone bastante fácil a quienes sospechan de que España está desesperada por poner la mano y obtener un dinero rápido y cuantioso para hacer frente a los anuncios propagandísticos emitidos durante el estado de alarma.

En Europa, sobre todo en naciones como las nórdicas, amén de Holanda y Austria, ya no digamos la seria Alemania, no están para veleidades con el dinero destinado a las ayudas para paliar los efectos por el coronavirus y la condición puesta para darle pasta a España es clara y meridiana.

Lo que desde las naciones llamadas «frugales» se quiere garantizar por encima de todo es que el fondo de reconstrucción no se puede convertir en una cuestión con durabilidad en el tiempo.

Suecia, Dinamarca, Austria y Holanda plantean que debe ser simplemente una solución temporal a la crisis del Covid-19 y que no suponga una unión de la deuda por la puerta de atrás.

Además, sabiendo de cómo se comportan gobiernos socialcomunistas como el español, se exige endurecer los controles y las condiciones a España a cambio de esas ayudas multimillonarias de la UE para la reconstrucción.

El canciller austriaco Sebastian Kurz lo dejó muy claro en la rueda de prensa y, aunque sin nombrarlos explícitamente, puso en la picota a España por su ingreso mínimo vital y a Italia por los cheques de viaje para revitalizar el turismo nacional:

Las ayudas de la Unión Europea solo debe desembolsarse si hay un claro compromiso de afrontar reformas económicas que hagan más competitivos a los países que reciban ese dinero. Lo que no puede hacerse bajo ningún concepto es destinar esas cantidades al ingreso mínimo vital o a los cheques de viaje

PEDRO SÁNCHEZ SALE ESCOPETADO E INDIGNA A LOS CORRESPONSALES EN BRUSELAS

Al que no le hizo gracia la postura de estos países fue a Pedro Sánchez.

Tanto fue el rebote del presidente del Gobierno de España que dejó plantados a los corresponsales en Bruselas. El enfado entre los periodistas que esperaban recoger las impresiones del mandatario de La Moncloa fue notable.

Y es que está claro que el dirigente del PSOE, después de más de tres meses lanzando sin oposición mediática sus mensajes a lo ‘Aló presidente’ a la nación no se atreve a un cuerpo a cuerpo mediático en el que no solo habrá preguntas, sino también repreguntas, algo a lo que no parece que esté muy acostumbrado.

Y menos, claro está, cuando se trata de ahondar en cuestiones que no le dejan en muy buen lugar o sacan a la luz derrotas como la sufrida en pleno corazón de Europa.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído