La Rioja Alta 904: el esplendor de un gran reserva con tempranillo de viñas viejas y barrica americana

La Rioja Alta 904: el esplendor de un gran reserva con tempranillo de viñas viejas y barrica americana

Para entender bien este estupendo vino debemos empezar hablando de su climatología. Tras unos meses iniciales de escasez hídrica, los viñedos de La Rioja Alta ubicados en las zonas altas de Rioja alcanzaron un equilibrado desarrollo vegetativo gracias a las reservas acumuladas. El final del ciclo se caracterizó por los días soleados y las noches frescas, un salto térmico que benefició a la maduración de la uva hasta la vendimia. Cabe subrayar el magnífico componente de color, la importante carga polifenólica y una destacada sanidad, resultando unos vinos muy adecuados para largas crianzas. Esta cosecha fue calificada oficialmente como ‘Excelente’.

Y entrando en su proceso de elaboración, cabe destacar que se usado tempranillo (89%) de viñedos más de 60 años situados en Briñas, Rodezno y Villalba y graciano (11%) del viñedo Montecillo, situado en el término de Fuenmayor. Las uvas se recolectaron en cajas y se trasladaron a bodega en camiones refrigerados para preservar su integridad. Tras un suave despalillado y estrujado, los mostos pasaron a los depósitos donde realizaron la fermentación alcohólica durante 17 días. A continuación, los lotes seleccionados completaron la fermentación maloláctica de forma natural en 75 días. En junio de 2012, los vinos elegidos pasaron a barricas de roble americano de fabricación propia de 4,5 años de edad, donde permanecieron cuatro años. Durante su crianza se trasegaron ocho veces por el método tradicional, de barrica a barrica. El coupage final se embotelló en noviembre de 2016.

En cuanto a su cata del La Rioja Alta 904, destaca de entrada su profundo color rojo cereza con borde granate intenso. En su intensa y compleja nariz dominan los aromas de frutas, confitura de moras, frambuesas rojas y de piel de naranja, que descubren notas especiadas y balsámicas de caja de tabaco, cedro, regaliz, clavo, chocolate mentolado y madera tostada gozando de una fina y elegante entrada en boca, por lo que resulta fresco y vivaz, con taninos pulidos y sedosos y un final amable y delicado. Muy largo retrogusto, con notas cítricas y balsámicas, así como una larga y compleja sensación final. Combina bien con los platos principales, y en especial con todo tipo de carnes y guisos y postres con cobertura de chocolate, siendo adecuado igualmente como copa de sobremesa. Su grado alcohólico es de 14,4 % y su PVP de 42 €.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído