Altún Villacardiel, la nueva propuesta de parcela de los hermanos Martínez Pangua en Bodegas Altún

Altún Villacardiel, la nueva propuesta de parcela de los hermanos Martínez Pangua en Bodegas Altún

Altún Villacardiel es el nuevo vino, 100% tempranillo, procedente de un viñedo familiar en Laguardia, a 630 metros de altitud, que se acaba de presentar y que destaca por la frescura y elegancia que aportan la altitud de la finca y los suelos arcillo-calcáreos donde crecen las viñas. Los hermanos Iker y Alberto Martínez Pangua lacaban así de lanzar al mercado la nueva propuesta de Bodegas Altún (Baños de Ebro, Rioja Alavesa), Altún Villacardiel, un vino tinto, 100% tempranillo, que refleja el compromiso de estos dos jóvenes viticultores con los terruños de la familia después de varios años trabajando en la segmentación, parcelación y conocimiento de los diferentes viñedos. Altún Villacardiel es un vino procedente de una finca ubicada en el municipio de Laguardia, a los pies de la Sierra de Cantabria, un viñedo en altitud, sobre suelos arcillo calcáreos y en el que las vides conviven rodeadas de un pequeño bosque de encinas, vegetación autóctona de la Sonsierra, como los propios viñedos que hincan su raíces durante incontables generaciones. «Villacardiel es un vino que se identifica con la tierra en la que ha nacido», explican los hermanos Martínez Pangua.

La altitud de la finca, 630 metros, la convierte en una de las más elevadas de la comarca, lo que, junto con el alto contenido en caliza de los suelos, marca el carácter de Altún Villarcardiel, un tempranillo fresco, afrutado y elegante con un muy buen trabajo de integración de la madera, que los hermanos Iker y Alberto presentan ahora en una edición de 14.000 botellas y a un precio de 16 euros: «Es un vino de marcado carácter atlántico, en el que intentamos reflejar la expresión pura del tempranillo en la zona». Altún Villacardiel es un Rioja del siglo XXI, que rebusca en las raíces históricas de la comarca de Rioja Alavesa. El vino está hecho para disfrutar hoy mismo de su consumo o para redescubrirlo más adelante: «El mercado cambia, cada vez más los consumidores piden vinos que se diferencien del resto por el entorno en el que surgen, que sean especiales por las particularidades de una parcela».

El vino es la nueva propuesta fruto del concienzudo trabajo de estudio y conocimiento de los viñedos familiares de Altún, con el que los jóvenes hermanos Martínez Pangua, exponente de la nueva generación de Rioja, continúan renovando el catálogo de la bodega familiar. Everest o la limitadísima colección de parcelarios Carralaguardia y Vistalegre son las anteriores propuestas de los hermanos Iker y Alberto, a la que ahora se suma Altún Villarcardiel, un vino más accesible aunque para disfrutar en toda su intensidad de la variedad tempranillo.

La familia Martínez Pangua cultiva cincuenta hectáreas en propiedad en Baños de Ebro, Laguardia, Elciego y San Vicente. Una amplia muestra de la Sonsierra, que le permite seleccionar la mejor materia prima para sus elaboraciones. Iker y Alberto son la tercera generación de viticultores y la segunda de bodegueros, después de que sus padres comenzaran a embotellar sus vinos con marca propia en la década de los ochenta del siglo pasado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído