La Parte de los Ángeles, los vinos más frescos de Terra Remota

La Parte de los Ángeles, los vinos más frescos de Terra Remota

Las  garnachas jóvenes de Terra Remota toman forma en la gama La Parte de los Ángeles, con la nueva añada 2019 de Ales Blanques y Ales Roses y el tinto Ales Negres 2017. Recapitulemos un poco par contar toda la historia. El caso es que hace sólo un par de años que salió al mercado la gama La Parte de los Ángeles de Terra Remota, con sus tres vinos jóvenes ‘Ales(Alas), blanco, rosado y tinto. Los tres son vinos elaborados con uvas de la variedad garnacha; los tres son vinos jóvenes, vinos donde la fruta cautiva el paladar y llena la boca de la agradable sensación de frescor y placer propio de los vinos francos, como si, directamente desde la tierra, las uvas pasaran directamente a la copa.

Por todo ello resultan muy apropiados para esta temporada veraniega, para disfrutar con la mejor compañía en terrazas urbanas, merenderos campestres o aperitivos de domingo con vistas al mar. La nueva añada 2019 del blanco y el rosado promete grandes momentos. Pese a los 7 meses de crianza sobre lías finas que dan carácter a Ales Blanques 2019, un bouquet de flores y frutas blancas domina la nariz y la boca de este blanco expresivo y afrutado.

Fruta y expresión son sensaciones compartidas también en Ales Roses 2019, que también tiene un leve paso por barrica para dar firmeza y tensión a un rosado que sin embargo es como una golosina, con deliciosas notas de fresas silvestres y frutas rojas que evocan su origen frutal.

El tercero en completar la gama es Ales Negres 2017, un tinto también de garnacha con 9 meses de crianza que combina el depósito de inoxidable y el roble francés, un tinto que mantiene todo el nervio de la juventud y que ofrece un derroche de frutillos negros y rojos: cerezas, grosellas negras, frambuesas, llenan la boca y convencen.

Los tres son vinos elaborados a partir de uvas vendimiadas a mano en fincas en conversión ecológica de la Terra Alta, y vinificadas ya en las instalaciones de la bodega de Marc y Emma Bournazeau en el Empordà, todo ello bajo la batuta técnica de Edith Soler -enóloga de la bodega.

En un suelo granítico de la D.O. Empordà, al pie de la sierra de la Albera, Marc y Emma Bournazeau fundaron Terra Remota en 1999. Una bodega integrada en el paisaje, obra de Pepe Cortés y Nacho Ferrer, acoge la actividad vinícola, en una explotación de 26 hectáreas de viñedo. Su filosofía de trabajo se basa en un respeto máximo a la naturaleza (la bodega tiene certificación de agricultor ecológico desde 2012), con el objetivo de calidad de producto a través de la perseverancia en el trabajo (simbolizada por su línea Camino).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído