Recomendaciones del chef

Solomillo a la pimienta: La receta más jugosa

Si eres un gourmet de la carne, esta receta ideal para ti. El solomillo, es una de las piezas más sabrosas y tiernas del vacuno y porcino. Con esta receta desearás repetir el plato.

La carne del solomillo es tan jugosa y que puede presentarse solo cocinada a la plancha o parrilla, acompañado de una salsa.

Este corte es el que se extiende entre las costillas y el lomo y, tiene a la vez varias partes: la zona central o tournedo es la mejor para presentar a la plancha o parrilla, la punta o filet mignon es la ideal para picar y elaborar en forma de hamburguesas o steak tartar; por último, el extremo grande o chateaubriand (que da también nombre a un plato) es la parte ideal para elaborar asado en el horno, aunque también se preparar a la parrilla o salteado.

Esta carne es una verdadera delicia. Sin embargo, debido a sus características es fácil arruinar este manjar durante su preparación, si no tienes en cuenta ciertas consideraciones sobre este selecto corte de especial calidad.

Despiece del solomillo

Los filetes de solomillo se pueden obtener de dos maneras. La primera consiste, simplemente, en pedir los cortes al carnicero. La segunda es encargar un solomillo entero y realizar la operación por cuenta propia.

La carne se aprovecha mejor de esta última forma, pero es necesario disponer de un buen cuchillo afilado y no tener muchos escrúpulos a la hora de separar las telillas y el cordón, así como para limpiar la pieza.

Principales partes en las que se divide el vacuno para su utilización en la cocina:

Está en la parte baja del lomo y es la pieza suprema de la ternera, vaca,  buey o porcino. Las mejores maneras de prepararla son las más sencillas, como asada o a la plancha. De esta pieza son conocidos los cortes “tournedó” y “chateaubriand”.

Para continuar con la tradición francesa, se puede decir que el solomillo consta de varias partes: a la punta se le llama ‘filet mignon’, tiene forma cónica y es delgada. El ‘chateubriand‘ es una parte gruesa y compacta. El turnedó y los medallones componen la parte cónica intermedia. Por último está el bistec, el corte del extremo más grueso.

Consejos

El solomillo, aunque es un plato completo puede acompañarse de un puré de patatas, verduras al vapor, patatas fritas o una buena ensaladas.

Para conseguir una carne muy poco hecha, también conocida como punto rojo o punto inglés, sella cada pieza de carne por el exterior a fuego fuerte, dejándola cruda por el centro.

Si la prefieres un poco más hecha, también tienes que sellar la carne por fuera poniendo la plancha a temperatura muy alta un poco más de tiempo. Retírala cuando veas que el centro está rojo, pero no totalmente crudo (frío). Así se conservan todos los jugos de la propia carne.

Ingredientes

  • 1 Solomillo de 500g
  • 100ml de coñac, ron, whisky o vino blanco
  • 250g de crema de leche
  • Pimienta negra o verde.
  • Sal
  • Aceite de oliva

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído