La receta de la abuela

Paella de Mariscos: ¡La mejor receta para el día de la Madre!

Este tesoro gastronómico es, sin duda, uno de los platillos más emblemático y sobresaliente de la tradición culinaria española. Aquí te decimos su receta tradicional para que te puedas lucir a tope, en el día más especial de todas las madres de España

Paella de Mariscos: ¡La mejor receta para el día de la Madre!

Según algunos datos, la paella nació en las regiones rurales valencianas, concretamente en el marjal de la Albufera, entre los siglos XV y XVI.

Fue la propia necesidad de los campesinos y pastores de encontrar una comida sencilla, preparada con ingredientes locales, la que dio origen al plato más internacional de la cocina española.

En este sentido, la primera receta de paella valenciana (en el pasado, arroz a la valenciana), aparece en un manuscrito del siglo XVIII.

El labriego cocinaba el arroz en una sartén y añadía los ingredientes que obtenía del lugar: anguila, rata de marjal (un pequeño roedor), pollo, conejo, verduras de las ricas huertas.

Aunque no existen registros oficiales que demuestren que la paella de marisco surgió al mismo tiempo que la paella valenciana (o paella de campo), la riqueza del mar Mediterráneo permitió a los pescadores aprovechar los ingredientes que dieron lugar a esta exquisita alternativa.

Es lógico pensar que ellos mismos introdujeron esta variante con los restos de sus jornadas de pesca (morralla, peces pequeños y moluscos). Al tratarse de un plato de carácter popular, a la paella se le añadían los productos que en el momento de su elaboración se tenían a mano.

La creencia más arraigada es que la paella de marisco surgió al reemplazar algunos ingredientes de la paella valenciana por carne o mariscos, incluso ambos al mismo tiempo.

Desde su origen, esta sabrosa receta ha evolucionado para convertirse en toda una tradición semana tras semana y de forma especial los domingos y días festivos.

Lo que no sabías sobre la paella

Tradicionalmente, este platillo se comía con una cuchara de madera directamente del recipiente, esto debido a que los cubiertos de otros materiales eran propios de clases más altas.

Este plato, se colocaba directamente en medio de la mesa y se comía directamente de él. Este momento se le considera como todo un ‘acontecimiento social’.

Existen más de mil variedades de arroz, sin embargo, el más utilizado para la paella es el arroz redondo o Senia, una variedad de grano medio.

Un estudio publicado en la Escuela de Arroces y Paella de Valencia determinó que “la paella es el plato español más buscado en internet” a nivel local.

No obstante, mundialmente se sitúa en el cuarto nivel de búsquedas, detrás de la pizza, el sushi y el risotto.

Los caracoles forman parte de la receta original, aunque hoy en día su uso no es frecuente.

Los habitantes de Valencia tienen como tradición dominical comer paella en reuniones familiares. Esta tradición se ha extendido en muchos lugares, no solo españoles sino también a nivel mundial.

INGREDIENTES PARA 5/6 PERSONAS:

Paella de 55 cms de diámetro:

  • Arroz tipo bomba, 80 gr por persona (un vasito de vino aproximadamente).
  • Fumet de pescado o de marisco casero. Suele añadirse el doble de cantidad que de arroz, así que si para 6 personas utilizamos 480 gr de arroz, de caldo serán prácticamente 1 litro, y si lo prefieres un poquito meloso, mejor que sea 1,2 litros. Si no dispones de caldo casero, siempre puedes utilizar una pastilla de caldo concentrado o incluso simplemente agua, no aporta tanto sabor pero el arroz te quedará rico igualmente.
  • 8 gambas.
  • 8 mejillones.
  • 1 sepia de tamaño medio.
  • 200 gr de almejas.
  • Un poquito de azafrán o colorante alimentario.
  • Para el sofrito (con estas cantidades prepararás el sofrito y tendrás para 2 arroces, así que usarás solo la mitad y la otra mitad puedes congelarla para otra ocasión y así ahorrar muchísimo tiempo):1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 400 gr de tomate licuado, o el equivalente que serían 2 tomates. Deberías pelarlos, despepitarlos y rallarlos o picarlos muy finitos.
  • 1 cucharada sopera de carne de pimiento choricero.
  • 1 hoja de laurel.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.

 

Preparación, paso a paso:

Empezamos preparando las verduras para el sofrito.

Lava los pimientos y quítales el pedúnculo, pela la cebolla y los ajos, y pícalo todo muy finito.

Para ello, hemos utilizado nuestra picadora manual, con la que conseguimos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin llorar! También puedes hacerlo con un cuchillo. Así entra el pimiento rojo en la Chop Chop…

Pon la paellera de hierro a fuego medio con aceite de oliva, suficiente para que el fondo quede cubierto, y cuando esté caliente, incorpora las verduras y un poco de sal. Deja que se cocine todo junto unos 15 o 20 minutos, hasta que empiecen a dorarse ligeramente. Remueve de vez en cuando.

Mientras, vamos a preparar el marisco. Lava las gambas y déjalas escurrir, y limpia bien los mejillones con ayuda de un cuchillo por su parte externa. Lava la sepia, escúrrela y córtala en trozos, incluidas las patas.

Pon las almejas en un recipiente con agua y un poco de sal, así conseguirás que se abran un poquito y expulsen la arena que puedan tener antes de echarlas en el arroz.

Añade a la sartén el tomate y la carne de pimiento choricero, revuélvelo todo junto y deja que se cocine 3 minutos más. Recuerda que este sofrito sirve para 2 arroces, así que retira la mitad a un recipiente con tapadera, y cuando se enfríe ya puedes taparlo y congelarlo para otra ocasión (ahorrarás muchísimo tiempo al preparar tu siguiente paella). Agregamos el tomate y la carne de pimiento choricero a las verduras

Ya está listo el sofrito de verduras para la paella

Pon el fumet o el agua a calentar en un cazo aparte, para que esté casi hirviendo en el momento de utilizarlo.

Añade los trozos de sepia a la paellera con el sofrito y revuélvelo todo 5 minutos.

Cocinamos la sepia con el sofrito

Incorpora el arroz y revuélvelo unos 2 minutos para que el arroz se empape de los sabores antes de añadir el caldo.

Añadimos el arroz

Vierte el caldo en la paellera, y también el azafrán o colorante alimentario, la hoja de laurel y las almejas. Remueve ligeramente la paellera para que quede todo bien repartido.

Vertemos el fumet y las almejas

Cuando empiece a hervir, coloca en la superficie los mejillones y las gambas, baja el fuego el mínimo y deja que se cocine unos 18-20 minutos, aunque también puedes mirar las indicaciones del arroz que estés utilizando. Y recuerda, ya no se remueve, si acaso puedes mover un poco la paellera al principio cogiéndola de las asas, pero nada más.

Cocinamos la paella hasta que esté lista

Dejar un arroz en el punto exacto es complicado pero no imposible.

Aquí va el truco que debes tener en cuenta: si al cabo de unos 18-20 minutos pruebas el arroz y ves que está prácticamente listo pero queda todavía mucho caldo, sube la temperatura del fuego para que se evapore el líquido rápidamente.

Si por el contrario ya no queda líquido y el arroz sigue un poco crudo, no tienes más remedio que añadir agua (o más caldo si dispones de él), y siempre añadirlo caliente o casi hirviendo. Para hacerlo en plan exprés, siempre puedes calentarlo en el microondas un minuto y listo (me refiero al caldo o agua extra que necesitas, claro).

Deja que repose 5 o 10 minutos, mejor cubierto con un paño de cocina o papel de aluminio y siempre en la propia paellera, para que mantenga el calor.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído