Mónica Gastronómica

Mónica Gutiérrez-Aller García

3 Propuestas para Saborear el Pollo Asado más Gourmet: LIMBO, LAS BRASAS DEL MENTIDERO Y ROOSTIQ

3 Propuestas para Saborear el Pollo Asado más Gourmet: LIMBO, LAS BRASAS DEL MENTIDERO Y ROOSTIQ

¿Cómo puede ser que un producto tan aparentemente humilde y sencillo resulte tan sabroso? Vas a empezar a salivar desde ya imaginando ese pollo doradito y que huele tan bien dando vueltas lentamente sobre las brasas de estos tres restaurantes especializados en parrilla y en pollo asado (entre otras –deliciosas- cosas…):

1.- LIMBO: SABORES ARTESANOS A LA BRASA

 

El pollo a la brasa, -asado al carbón-, es el protagonista principal de la carta diseñada por el chef Javier Brichetto, un cocinero dinámico e inquieto que convierte este (aparente) modesto plato en un delicioso bocado en compañía de sus tomatitos con perejil y aceite de ajo, también asados. Un plato imprescindible en Limbo.

 

Al plato estrella se unen otras atractivas sugerencias: hamburguesa de ternera a la brasa con queso fundido, tomate, lechuga, chimichurri y pan de pueblo, bocadillo de brisket (un corte de ternera) con tomate asado y salsa criolla, y costilla de cerdo levemente ahumada con salsa BBQ Jack Daniels. Cuatro guarniciones potencian el sabor de cada receta y cuatro postres rematan esta suculenta propuesta.

Varios son los factores que hacen de Asador Limbo un concepto hasta ahora inexistente en la capital. Quizá lo más sorprendente sea el ingenioso diseño del horno que ocupa un lugar central del local, fabricado por un artesano a partir de las ideas de este rompedor chef argentino. También la ubicación en la planta baja de Bastardo Hostel, la decoración industrial de altísimos techos, enormes ventanales y una isla con tiradores de cerveza.

Buen rollo, ambiente desenfadado, un espacio fresco y dinámico, y un equipo de sala joven y con ganas de hacerte feliz hacen de  este proyecto un local muy diferente a lo que te puedas esperar del que sales con ganas de repetir.

Acceder a la web de Limbo

2.- LAS BRASAS DEL MENTIDERO: EL CACAREO A LA PARRILLA

Portugal inspira  la cocina de Las Brasas del Mentidero, el proyecto más nuevo de Lara Alonso del Cid y Borja Anabitarte, propietarios del exitoso Grupo Mentidero: un matrimonio de emprendedores llenos de talento e ideas suculentas.

A modo de churrasquería portuguesa, la zona norte de Madrid huele a encina gracias a una impresionante parrilla de carbón de 4 metros en cuyas brasas se tuestan lentamente los deliciosos franguinhos (un pequeño pollo de corral típico del país luso de sabores concentrados y textura suave). Al Piri Piri resulta exquisito con ese gusto picante y gustoso; con ajo y limón es otra opción.

Asia y Latinoamérica se fusionan deliciosamente en platos como los huevos rotos con atún picante sobre cama de patatas paja, las croquetas de ají de gallina o totopos con carrillera pibil. Los amantes de los postres portugueses están de enhorabuena  con el melhor bolo do mundo o los famosos pastéis de Belem.

Un espacio espectacular lleno de luz, color y aromas portugueses que nos trasladan al campo y al ambiente más rústico de nuestro país vecino: gallos, vajillas, aperos de labranza y una selección de vinos de Portugal.

Acceder a la web de Las Brasas del Mentidero

3.- ROOSTIQ: AMOR A FUEGO VIVO

El fuego da forma a la oferta gastronómica de Roostiq, un restaurante de finca ubicado en el corazón de Chueca al que cada día llegan los pollos de corral, hortalizas y cerdos de bellota de su dehesa en Palazuelos (Ávila) que se elaboran a fuego en tres variantes de su cocina vista: Fuego de leña en su horno napolitano, (un horno de obra construido ladrillo a ladrillo con materiales traídos expresamente desde Italia) en el que se cocinan pizzas artesanas, arroces y pescados. En este horno se dora el ya famoso pollo Roostiq, sellando el exterior y conservando en el interior todos sus jugos.

Fuego a carbón en su parrilla, para las carnes (picanha, chuletón de vaca, hamburguesa de buey. Y fuego directo salteando el producto a la llama, como las acelgas salteadas.

Roostiq arriesga y acierta con los torreznos al champagne, que se presentan bajo el sobrenombre de “bella y bestia”. El apartado dulce de la carta apuesta por los postres caseros, como el bizcocho de queso y chocolate con avellanas, la tarta de manzana o el brownie de chocolate.

El ambiente cool y cosmopolita de Chueca acoge un local en el que la cocina vista es la gran protagonista, junto a su filosofía de respeto al producto de finca y pasión por la cocina a fuego del restaurante. Un recorrido que va de los tonos azules de la barra a los rojos y calderas, siempre acompañados de las maderas naturales de la sala.

Acceder a la web de Roostiq

 

Autor

M. Gutiérrez-Aller

Mónica Gutiérrez-Aller, apasionada por la gastronomía, por la buena mesa, por el disfrute de los aromas, sabores y colores de los platos

Recibe nuestras noticias en tu correo

M. Gutiérrez-Aller

Mónica Gutiérrez-Aller, mónica gastronómica bien podría llamarse mónica gastroMÓNIca, y con ese juego de palabras es fácil adivinar mi pasión por la gastronomía, por la buena mesa, por el disfrute de los aromas, sabores y colores de los platos.
Soy de esas personas que se sientan a la mesa para estar feliz, para compartir charla y mantel, para aprovechar los instantes que nos da la vida y simplemente dejarse llevar por las recetas elaboradas por los cocineros, pasteleros, guisanderas y chefs con todo su cariño

Lo más leído