Mónica Gastronómica

Mónica Gutiérrez-Aller García

POPA, GASTRONOMÍA  a TODA VELA

En una zona un tanto huérfana en lo que a hostelería se refiere (el triángulo formado por la avenida de Pío XII, Costa Rica y la M-30), POPA se consolida como el restaurante abanderado en satisfacer las exigencias gastronómicas del público del Barrio Nueva España. Ubicado  en los bajos del Edificio Proa, con sus espaciosos comedores homenajea un área dedicada a la reunión social desde hace más de 300 años, no olvidemos la zona está repleta de embajadas, consulados y ministerios.

Cocina imaginativa, visual, olfativa, con sentimiento y experiencias cosmopolitas en las ciudades de Sevilla y Estambul que el reconocido cocinero Willy Moya traslada a la propuesta gastronómica de POPA, plasmando su concepto en dos cartas: una más informal para la zona de barra, -en la que chacinas, quesos, conservas y trikinis son los protagonistas-, y una más gastronómica para sala y la terraza interior, que pronto se acondicionará al frío.

La carta del restaurante se divide en cuatro capítulos entre los que destacan Sevilla y Estambul, que recogen sus platos preferidos de ambas etapas. Mientras que en el primero la ensaladilla de pulpo, el salpicón de marisco, el tomate aliñado con piquillos o unas papas aliñadas con ventresca, en el segundo se advierten el atrevimiento de la fusión y toques más contemporáneos: vieira kimchi, taco oriental de steak tartare y huevo de codorniz, falsa pizza de atún marinado en lima y café y ceviche de corvina con leche de tigre son algunos de los platos que lo integran.

Contempla también un compendio de entrantes que revelan el gusto del cocinero por la tradición culinaria más popular y por los productos de primera muy desnudos; algunos ejemplos son su particular versión de la Gilda (que elabora en tempura), paté ibérico al oloroso con escabeche o una magnífica tabla de paleta ibérica asada a la plancha. De la mar vienen los chipirones a la plancha, las gambas al ajillo, las almejas y las coquinas, los pescados del día preparados a la plancha, sin florituras, o en fritura andaluza; y de la tierra, se ofrecen carrillada ibérica al oloroso, presa de paletilla ibérica moruna, costilla de vaca a baja temperatura y lomo de vaca madurada.

Además, ha diseñado una fórmula de menú flexible que confeccionará a gusto del cliente, en función de sus apetencias y del producto disponible en el mercado ese día. La intuición del madrileño, -psicólogo de formación-, a la hora de entender al público, se traduce en el menú que lleva por nombre “Lo que diga Willy” una fórmula pensada para aquellos que no tienen claro qué pedir, pero sí cuánto gastar, la mente lo bastante abierta y el paladar lo suficientemente educado como para ponerse en manos del chef.

El apartado dulce no tiene nada de secundario para Moya, quien además de cocinero es pastelero formado en Le Cordon Bleu de París. Su paso por la prestigiosa institución, así como su gusto por el dulce, lo han influido desde siempre a la hora de ejecutar los postres y de construir los menús en torno a estos. Opciones muy interesantes como la torrija tibia con helado de leche merengada, el hojaldre Saint Honoré o el postre de chocolate, calabaza, helado de avellana y aceite.

Acceder a la web de Popa

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

M. Gutiérrez-Aller

Mónica Gutiérrez-Aller, apasionada por la gastronomía, por la buena mesa, por el disfrute de los aromas, sabores y colores de los platos

Recibe nuestras noticias en tu correo

M. Gutiérrez-Aller

Mónica Gutiérrez-Aller, mónica gastronómica bien podría llamarse mónica gastroMÓNIca, y con ese juego de palabras es fácil adivinar mi pasión por la gastronomía, por la buena mesa, por el disfrute de los aromas, sabores y colores de los platos.
Soy de esas personas que se sientan a la mesa para estar feliz, para compartir charla y mantel, para aprovechar los instantes que nos da la vida y simplemente dejarse llevar por las recetas elaboradas por los cocineros, pasteleros, guisanderas y chefs con todo su cariño

Lo más leído